Go to Top
  • No hay productos en el carrito.

ACEPTARNOS

Cuando hablamos de ACEPTARNOS, regularmente pensamos en los demás y en el famoso “ES QUE”…. ellos, eso, ustedes, la situación y ponemos como problema a todo lo que nos rodea antes que a nosotros mismos.

¿Porque nos sucede esto? ¿Porque es más fácil culpar a los demás, en vez de buscar el problema en nosotros?

El primer paso para lograr fluir con la energía de abundancia de la naturaleza es aceptar cada momento, cada instante, cada persona, cada situación, cada circunstancia y cada evento tal como ocurran.

Es decir, cada instante estaremos conscientes que cada momento es tal como debe ser, porque el universo entero es tal como debe ser, y cada uno de nosotros y nuestro entorno forma parte de ese universo.

Este momento, el que estamos experimentando en este instante, es la consecuencia y desenlace de todos los momentos que hemos experimentado anteriormente.

La manera más sencilla de lograr ese nivel de aceptación es comenzar por aceptarnos a nosotros mismos primero, tal como somos. Al reconocernos como seres únicos y asumirnos con nuestras virtudes y defectos, nos resultará muy sencillo aceptar a otras personas y las situaciones que se nos presentan, tal como son.

Si nos resistimos al momento presente, en realidad nos estamos resistiendo al universo entero.

7a

Sin embargo podemos tomar la decisión de fluir con el universo entero, al fluir con el momento presente. Eso nos coloca en la ventajosa posición de aceptar el momento presente total y completamente. De aceptar la vida tal como es, no como desearíamos que fuera.

Es importante comprender bien este detalle. Podemos desear que las cosas sean diferentes en el futuro, pero en este instante las aceptamos tal como son.

Recordemos también que cuando reaccionamos ante una persona o situación, en realidad reaccionamos ante lo que sentimos hacia esa persona o situación, pero nuestros sentimientos no son ni esa persona, ni esa situación.

Al reconocer y comprender esto completamente, nos alistamos para asumir la responsabilidad por cómo nos sentimos, y la oportunidad de cambiarlo.

Al ser capaces de aceptar las cosas tal como son, somos también capaces de asumir responsabilidad por nuestra situación actual, y todos los eventos que se presentan en nuestra vida.

, , , , ,