Go to Top
  • No hay productos en el carrito.

Anemia: Desvalorización y ambiente familiar tóxico

La anemia es el resultado de una concentración baja de hemoglobina en la sangre. La hemoglobina es la molécula que se encuentra en el interior de los glóbulos rojos de la sangre y sirve para transportar y distribuir el oxígeno desde los pulmones por todo el organismo.

Una anemia leve o moderada puede ser asintomática; pero cuando es severa o aguda los tejidos y órganos de la persona no reciben suficiente oxígeno y aparecen síntomas como cansancio, debilidad (astenia), agotamiento, intolerancia al esfuerzo y sensación de falta de aire (disnea) con la consiguiente aceleración de la respiración. También pueden presentarse síntomas cardiovasculares como palpitaciones y taquicardia que, con el tiempo, pueden causar lesiones e insuficiencia cardíaca debido a que el corazón se ve forzado a realizar un mayor trabajo de bombeo para distribuir por todo el organismo sangre rica en oxígeno. En otros casos, la anemia conlleva cambios de carácter como irritabilidad, desinterés, tristeza y abatimiento.

Otros síntomas comunes de la anemia son mareos, zumbidos en los oídos, dolores de cabeza, palidez de la piel y de las mucosas, dolor en el pecho, y manos y pies fríos.

Para la medicina clásica, la causa catalogada como más frecuente en la aparición de la anemia es la deficiencia de hierro en la sangre ya sea por ingesta insuficiente de este mineral en la alimentación o por pérdidas excesivas debido a la existencia de hemorragias. Esta anemia, denominada ferropénica, es muy frecuente en las mujeres en edad fértil por las pérdidas periódicas de sangre durante la menstruación que puede dar lugar a episodios deanemia aguda.

Según la medicina clásica occidental, la anemia también puede ser el resultado de otros problemas subyacentes como:

.- Trastornos en la producción de los eritrocitos.
.- Hipotiroidismo (deficiencia de hierro y de eritropoyetina).
.- Hipertiroidismo (aumento del plasma).
.- Deficiencias alimentarias.
.- Procesos inflamatorios crónicos (bacterias o parásitos)
.- Fallos renales crónicos, como la disminución de la producción de eritropoyetina en el riñón.
.- Consumo prolongado de fármacos que generan una reacción autoinmune de los linfocitos T.
.- Defecto en la síntesis de ácidos nucleicos.
.- Déficit de ácido fólico
.- Déficit de vitamina B12.
.- Defecto en la síntesis de las globinas.
.- Enfermedades renales y hepáticas.
.- Toma de medicamentos interfieren en la síntesis de ADN o inhiben la producción de ácido gástrico.
.- Alcoholismo crónico.
.- Celiaquía.
.- Úlcera estomacal o intestinal.
.- Aumento de la destrucción de los hematíes.
.- Alteraciones de la hemoglobina.
.- Inmunológicos (transfusiones).
.- Hiperesplenismo (el bazo aumenta de tamaño y destruye glóbulos rojos).

Descodificación Biológica de la Anemia

La BioDescodificación – BioNeuroEmoción de la anemia supone ir más allá de la mera observación de las manifestaciones físicas. Implica profundizar en las causas inconscientes que hay detrás y en su sentido biológico.

Como sabemos, desde un punto de vista biológico la sangre simboliza la alegría de vivir y representa también a la familia, al clan, los lazos familiares.

La persona anémica ha perdido precisamente esa alegría de vivir y se encuentra envuelta en sentimientos de desvalorización en sus relaciones y con respecto a lo que hace (especialmente en el clan). Con esos condicionantes, las personas anémicas muy frecuentemente se ven invadidas por el desánimo, la debilidad y la inseguridad.

La anemia expresa, como vemos, una desvalorización de la persona especialmente con respecto a miembros de la familia o situaciones y conflictos surgidos en el clan. Muchas veces se observan casos de consanguineidad en las relaciones o casos de incesto, ya sea real o, sobre todo, simbólico. Por ejemplo: matrimonios o parejas en las que los cónyuges son dobles entre sí (normalmente por fecha de concepción y/o nacimiento).

En los casos de anemia ferropénica entran en juego tanto el calcio, que representa la función paterna, como el magnesio, que representa la función materna. Suele tratarse de casos en los que tanto el hombre como la mujer precisan ayuda en sus respectivas funciones paterna y materna. Además, suelen ser personas que interiormente sienten –sin conocer conscientemente el motivo- que no desean molestar a la familia o creen que deben vivir lo menos posible en la familia porque molestan. En definitiva, sentimientos persistentes de ahogo en la familia; atmósfera familiar tóxica que impide respirar bien.

La hemoglobina, como hemos visto, transporta el oxígeno en la sangre. Biológicamente,

Si carecemos de la cantidad adecuada de hemoglobina en la sangre es porque hay alguien en el clan familiar a quien nos gustaría que no le llegue oxígeno; alguien a quien nos gustaría excluir –expulsar- del clan.

Asimismo, la hemoglobina se encuentra en los glóbulos rojos de la sangre y cuando éstos sufren alteraciones es porque existe un clima de vida o muerte, ya sea real o simbólica porque se desea la exclusión de un miembro del clan (muerte simbólica) o, al contrario, porque se desea dar oxígeno a alguien de la familia para que viva.

En las personas con anemia aparecen siempre como factores presentes la falta de alegría de vivir, el miedo y, sobre todo, la desvalorización, el sentimiento de no valer lo suficiente. Esta desvalorización es la que lleva a esas personas a ser excesivamente dependientes de situaciones y conflictos de otros miembros del clan o a no considerarse dignas de vivir o desarrollarse en el ámbito de su clan. Es esa desvalorización la que aniquila la alegría de vivir. Por tanto, la persona anémica debe reconocerse, afirmarse y valorarse para tomar conciencia de que no depende ni debe depender de la valoración, aceptación y reconocimiento de los demás. Del mismo modo, la persona anémica debe observar y vigilar con mucha atención los pensamientos negativos que seguramente la invaden de forma persistente y la impiden encontrarse, reconocerse y otorgarse el derecho a disfrutar y vivir la vida con alegría.

La persona con anemia debe analizar y tomar conciencia de sus conflictos familiares y de la emoción con la vive y siente la atmósfera familiar. Debe extraer la conclusión visceral de qué es lo que tanto le irrita y cuál es y cómo se manifiesta su desvalorización Son personas que deben respetarse, valorarse y reconocerse para poder vencer esos sentimientos de inseguridad y, con ello, superar esa desvalorización que es sólo una creencia presente en su mente.

Durante el trabajo terapéutico de los casos de anemia en BioNeuroEmoción – BioDescodificación, además del sentido biológico que entraña la propia anemia, así como los elementos implicados (sangre, glóbulos rojos, hierro y oxígeno), se tiene muy en cuenta la información de la propia persona para encontrar la emoción oculta que ha generado la enfermedad.

Asimismo, el estudio del Proyecto Sentido y del Transgeneracional – Árbol Genealógico proporciona información muy relevante porque en la mayoría de los casos el conflicto que programó la anemia tiene su origen en circunstancias traumáticas sufridas por un antepasado o por los padres durante el embarazo o los tres primeros años de vida del enfermo. En definitiva, la anemia, como todas las afecciones de la sangre, suele ser la expresión de conflictos transgeneracionales no resueltos que se han ido transmitiendo de generación en generación a la espera de que un miembro del clan tome conciencia para sanarse y, de paso, sanar al resto del árbol genealógico.

Es decir, hacer consciente el conflicto inconsciente para que la toma de conciencia por parte del enfermo sea plena y, con la ayuda del terapeuta, poder iniciar el camino de una curación rápida, efectiva y definitiva.

MEMORIA EMOCIONAL

Terapias Psicológicas Especializadas En:
– Descodificación Biológica – Psicosomática Clínica – Bioneuroemoción

Informes al 044 55 1609 2479 

Fuente: Jesús Casla
dbr-casla.com 

, , , , , , , ,