Go to Top

BIOSHOCK

Todas las enfermedades se fijan en el cuerpo en un momento muy preciso en el que ocurre un acontecimiento específico, al que el Dr. Hammer llama DHS (Síndrome de Dirck Hammer) como homenaje a su hijo, y nosotros lo llamamos bioshock. 

El bioshock ocurre en un momento concreto y es permanente. Esto quiere decir que ocurre algo que nos afecta en un momento concreto y a partir de este momento, hasta que no se descodifique se queda en el cuerpo de forma permanente.

Por ejemplo una persona va al médico a buscar los resultados de una biopsia y el médico le dice: “tiene usted cáncer”, en ese momento preciso, en ese despacho, un día y una hora concreta, puede que haya una emoción no expresada, que se graba en el cuerpo porque para esa persona la palabra cáncer tiene una serie de connotaciones dramáticas y representa un shock emocional. Y va a quedar en el cuerpo de forma permanente como una memoria biológica que puede o no acabar desarrollando una enfermedad, este tipo de conflicto en concreto se llama conflicto de diagnóstico y lo veremos más adelante en otra entrada.

La enfermedad es un plazo suplementario de adaptación de supervivencia, hace 100 años dejaron caballos en Egipto porque los alemanes tenían minas de oro y los necesitaban, cuando las minas se agotaron, se fueron pero dejaron los caballos en el desierto, pensando que se morirían. Un tiempo después, algunos caballos habían sobrevivido y habían tenido hijos. Estos tenían una mutación en los riñones para que recuperar el agua.

El conflicto está ahí para que lo superemos y como todo tiene un sentido biológico, el cuerpo siempre tiende a buscar una solución al conflicto, aunque no sea una solución definitiva. El cuerpo tiene su realidad biológica, informa al cerebro que dará la solución que corresponda. Si esto es imposible, a partir de cierta intensidad llegará el resentir, la emoción y esta voluntad biológica buscará la solución en el exterior, y si no la encuentra, el cuerpo va a ser una reserva de recursos, de reservas biológicas, y también una herramienta de aprendizaje.

Elementos del bioshock:

Para transformarse en síntoma , el bioshock debe responder a 4 criterios:

  • El primer criterio es la noción de imprevisto, inesperado, sin experiencia previa de referencia.
  • El segundo criterio es siempre vivido en aislamiento. Lo que vivimos en el aislamiento es lo que sentimos. No es lo que vivimos en el exterior, sino lo que sentimos en el interior, lo que experimentamos a solas, el resentir.
  • El tercer criterio es vivirlo sin una solución duradera satisfactoria. por lo tanto hay una necesidad biológica insatisfecha para ese individuo.
  • Cuarto criterio, el bioshock es algo más o menos dramático. Si es poco dramático da lugar a un pequeño síntoma. Si es muy dramático, da un gran síntoma.

Una cuestión importante sobre la que vamos a profundizar en otras entradas es el concepto de inconsciente, porque hoy sabemos que aproximadamente el 90% de la información que manejamos para vivir está en el inconsciente.

En este caso cuando hay un bioshock y no tengo solución, la gran solución es la amnesia, la represión y lo olvidamos para no seguir sufriendo. De alguna forma en el bioshock siempre está parcialmente reprimida una emoción en el inconsciente, porque es demasiado dolorosa. Y es por eso que muchas veces hay datos aparentemente objetivos que por ser muy dolorosos “no se recuerdan” , no forman parte del consciente.

Lo ilustra bien este caso de un terapeuta que le pregunta a una mujer :
– ¿ha abortado usted?
– ¡No!
– ¿Cuántas veces?
– tres-.
La primera respuesta es la que controla el consciente, la segunda respuesta ya no la controla y aparece el inconsciente.

Cuando hay bioshock hay una represión parcial o total del acontecimiento. Parcial quiere decir que la persona reprime la emoción, aunque recuerda el evento, la persona está disociada, lo recuerda como si fuera una película, sin emoción. Y la represión total implica que no recordamos nada, incluso algunas veces también se puede distorsionar, inventar recuerdos o transformar la realidad para hacerla más soportable.

En biodescodificación vamos a tener que ir a buscar el momento del bioshock, para encontrar el resentir, que está siempre en el inconsciente, y ayudar a la persona a expresar esa emoción que en el momento del bioshock se quedó grabada en el cuerpo en forma de enfermedad para ayudarnos a resolver un conflicto que la propia enfermedad nos está indicando que está activo.

Fuente: Biodiana.com

MEMORIA EMOCIONAL

Si tienes interés en descodificar tus heridas, enfermedades y problemáticas, puedes contactarme al 044 55 1609 2479 o talleres@memoriaemocional.com y hacemos tu abordaje personal para la resolución de un conflicto, síntoma o enfermedad.

Consulta presencial.



Agenda una consulta