Go to Top

Carta del Dr. Salomon Sellam para sus alumnos

Carta del Dr. Salomon Sellam para sus alumnos.

Aprendí la energética china durante el inicio de los años 80 y la practique durante 15 años como médico homeópata y acupunturista, la dejé cuando empecé a estudiar y practicar la Psicosomática en 1996, más tarde, tenía la oportunidad de mezclar la teoría de la energética china y de la Psicosomática Clínica gracias a un caso clínico y de un fracaso pasamos a un éxito total.

Entonces, vi una nueva puerta que se abrió para la Psicosomática Clínica.

En 2013 salió mi libro sobre el páncreas, publiqué por primera vez mis investigaciones sobre este tema y vi que la clave psicosomática del cáncer en el páncreas no era únicamente el páncreas mismo sino otro órgano ligado con el páncreas: la Vesícula Biliar.

Entonces debemos incluir otras palabras claves para tratar un cáncer del páncreas o cualquier otra patología de este órgano (insuficiencia, diabetes, pancreatitis, por ejemplo): injusticia, rencor y ira contenida.

Desde este descubrimiento clínico empiezo a ver los primeros éxitos contra esta enfermedad habitualmente muy agresiva, igualmente mis neuronas trabajaron en esta dirección dando muchas posibilidades para ayudar a los pacientes.

En este taller, teórico y práctico deseo darte las claves de la asociación de la Psicosomática Clínica y de la Energética China y desarrollar una nueva mirada sobre cualquier síntoma.

He preparado muchos ejercicios con mi práctica diaria y veremos cómo y cuándo pensar a la mezcla de estas dos teorías.

Para asistir a este taller no es obligatorio tener conocimientos de Medicina Tradicional China.

¿Cómo saber la alianza que hay entre la Psicosomática Clínica y la Medicina Tradicional China?

 La temática del árbol y del bosque.

 Volviendo al cáncer del páncreas, todos los investigadores enfocan su mirada en una única dirección: el páncreas, por qué sus modificaciones están muy concretas (tumor medible, visible, etc. ).

Pero nadie ha pensado a ver qué hay detrás de este síntoma, la clave está en la energética china con la teoría de los 5 elementos y su sistema de regulación.

El páncreas pertenece al elemento Tierra (Azucar/Madre/Comida afectiva) y un cáncer significa una energía tierra demasiado fuerte (Patología Yang/Producción de células, tumor). Una manera de regularizar esta subida de energía, es con otro elemento que puede actuar aquí, el cual es: Madera con el hígado y la vesícula biliar, digamos: la Madera tapa la Tierra.

Pero en este caso el elemento madera no funciona. ¿Porqué?

Con la alianza entre Psicosomática Clínica y Energética China llegamos a una otra mirada del síntoma, el hígado y la vesícula biliar (elemento Madera) no pueden expresarse por qué los sentimientos de injusticia, rencor e ira conciernen más a un personaje cercano como un hermano, un padre, una madre, una cuñada o un cuñado, un amigo, etc.

Al nivel puramente psicológico, hablamos del Súper Ego, la instancia psíquica que no nos permite expresar nuestra cólera después de haber recibido una ignominia.

 ¡Para la Psicosomática Clínica, el Súper Ego = la Vesícula Biliar!

No me autorizó expresar mi rabia adelante mi familia.

Entonces, todo lo que no es posible de expresar se convierte en una bomba psíquica que explota dentro nuestro cuerpo, en la forma de un cáncer en el páncreas.

Para resumir, el páncreas es el árbol y la vesícula biliar el bosque, podemos luego deducir un montón de posibilidades teóricas por cualquier enfermedad o síntoma.

Entonces, cuando has probado todos las posibilidades, sin éxito, tienes un “Comodín psicosomático”: la energética china.

Desde este descubrimiento clínico, he encontrado numerosas posibilidades y nuevas claves para varias enfermedades y quiero compartirlas contigo…

Hasta pronto.

– Dr. Salomón Sellam