Go to Top

Cistitis: Conflictos Emocionales

Al igual que sucede con las huellas dactilares, la orina es exclusiva de cada individuo, viene a ser como nuestro carnet de identidad.

¡¡Aquí mando yo!!

La vejiga es un órgano hueco en forma de bolsa, situado en el abdomen inferior. Su función es la de almacenar la orina generada por el riñón. La vejiga está formada por dos tipos de tejidos: la sub-mucosa y la mucosa, cuando en este último se produce una inflamación hablamos de cistitis, o lo que es lo mismo, de infección urinaria.

Puedes entenderlo con un sencillo ejemplo: si observamos a un perro veremos que, a pesar de haber estado esperando por largo tiempo para hacer sus necesidades, cuando al fin puede orinar no vacía la vejiga de una vez, sino que lo hace de poco a poco y en varios sitios diferentes. ¿Qué está haciendo el perro? Marcar su territorio, es la forma de indicar al resto de los machos que ese territorio ya tiene dueño. Biológicamente el hombre tiene la misma necesidad de mantener delimitado su territorio con el fin de proteger a su hembra.

En consecuencia, el conflicto que ha vivido una persona con cistitis se relaciona íntegramente con el territorio en un contexto social diferenciado las necesidades biológicas de macho y hembra, puesto que mientras el hombre, cuyo rol va dirigido hacia al exterior, necesita marcar los límites de su territorio para impedir el paso a otro macho, la mujer, con su rol volcado hacia el interior, no necesita defender los límites de su territorio… pero sí ha de sentir que es la única que organiza lo que hay dentro de él.

El hombre marca el territorio, la mujer lo organiza

De esta manera, cuando el hombre vive una situación en la que siente que algo o alguien han invadido su territorio y aunque desea poner límites no lo hace, su biología toma el problema y lo resuelve por él. ¿Cómo? El cerebro siempre toma la mejor solución: la inflamación de la mucosa de la vejiga hace que al aumentar la cantidad de orina contenida esta se expanda produciendo dolor, lo que trae consigo la necesidad de evacuar la orina lo antes posible a medida que va llenando la vejiga. El resultado es que se ha de ir al servicio repetidas veces para eliminar rápidamente las pequeñas cantidades de orina generada. Esto es cistitis. ¡¡Por fin estás marcando tu territorio!!

Ya hemos visto que en la mujer el conflicto no es el de marcar territorio, sino el de organizarlo (la hembra marca su territorio defecando en medio de él porque si lo hiciera con la orina se le llenaría de machos). La cistitis en una mujer se manifiesta cuando siente que están programándola su vida, y esto puede ser desde que esté hasta el gorro de que todos los días se pase la suegra por casa a ordenar su cocina, hasta vivir como un deber impuesto por su pareja el mantener relaciones sexuales cuando a ella realmente no le apetece. Y aguanta hasta que llega el día que se harta y es entonces cuando aparece la cistitis. ¡¡Nadie me organiza mi territorio!!

Cuando uno de los síntomas de la cistitis es sangre en la orina nos encontramos con el mismo tipo de conflicto (marcar u organizar el territorio), pero añadiendo la connotación de querer echar a un miembro del clan del territorio (sangre = familia).

¿Qué ocurre con la mujer zurda biológica? Tal y como indiqué en el post sobre las patologías de los senos, el rol de la mujer zurda es hacia al exterior, al igual que sucede con el hombre. En este caso, una cistitis repetitiva nos dirige a un conflicto de delimitar el territorio bien porque el macho no está, bien porque no hace lo que le corresponde como debiera.

 

Fuente: http://bit.ly/2hZvabO

 

MEMORIA EMOCIONAL

Si tienes interés en descodificar tus heridas, enfermedades y problemáticas, puedes contactarme al 044 55 1609 2479 o talleres@memoriaemocional.com y hacemos tu abordaje personal para la resolución de un conflicto, síntoma o enfermedad.

Consulta presencial y Skype.

, , , , , , , ,