Go to Top

Como comprender nuestro inconsciente biológico

 A menudo cuando consultamos o preguntamos sobre algo que nos perturba, que nos preocupa, o sobre un síntoma ya sea funcional físico, de comportamiento Etc. Nos encontramos con respuestas que no acabamos de comprender…

Nos dicen que nuestra biología ha desarrollado programas inconscientes, que nuestro inconsciente toma cartas en el asunto, o que nuestros órganos desarrollan tal o cual programa.

Todo esto es real, tiene mucho de verdad, pero no lo podemos identificar, no somos capaces de verlo en nuestra vida, de llevarlo a nuestro día a día.

Para comprender nuestro inconsciente Biológico, tenemos que olvidarnos de nuestra mente consciente, de nuestro intelecto, de la capacidad de entender. Es curioso, para comprender al ser humano, hay que dejar lo que nos hace humanos a un lado, hay que distanciarse de nuestra capacidad de razonar.

Todo es más sencillo en cuanto miramos a los representantes de la Biología, a los animales, y cuando simplificamos todas las funciones. Olvidémonos de las complejidades y observemos a los animales y a los organismos más simples, pues nosotros provenimos precisamente de ahí.

Veamos un ejemplo de cómo funciona la biología en el reino animal, observemos a una manada de leones, hay un único macho que ejerce como tal, es el encargado de escoger el territorio donde residir, de marcar y defender este territorio, a cambio gozará de privilegios, será el único que podrá mantener relaciones con las hembras de la manada. Esto es algo aceptado por los machos de esta manada, lo reconocen como el más fuerte, el más inteligente, y por lo tanto no se discute estas funciones y privilegios.

Llegará un momento en que este macho será viejo, y entonces alguno de los machos jóvenes u otro macho externo, le retará y usurpará su trono. En ese momento, los demás machos, reconocerán a este como nuevo REY, y una de las primeras acciones de este nuevo REY, será matar a las crías lactantes. ¿Para que este infanticidio?

La explicación es bien sencilla, el instinto (inconsciente para los humanos), hace que este macho tenga que asegurarse la permanencia de su genealogía, de que las próximas generaciones sean de su, rama genética/genealógica. ¿Qué sucede en este momento?, en cuanto la hembra ha perdido a su cría, forma un quiste de ovarios, lo que la llevará a producir un celo, a estar madura sexualmente y poder procrear, de una manera más rápida. El objetivo es la procreación, el macho se asegura su camada. Pero observemos el programa de la hembra, ella hace un quiste de ovarios, y como consecuencia todo su sistema hormonal la lleva a estar en celo y poder procrear. En cuanto esto ocurre, en cuento la hembra queda en estado, el quite desaparece.

Veamos esto en la hembra humana, una mujer que ha vivido una pérdida de un ser querido (real o simbólico), pondrá en marcha el mismo programa, hará un quiste de ovario, que como consecuencia la llevará a estar más madura, más preparada para procrear y reemplazar el ser perdido.

No nos olvidemos de que el ser humano tiene la capacidad de “imaginar”, por lo que esta pérdida, no tiene por qué ser una muerte, o un hijo. Una mujer puede vivir esta experiencia por un alejamiento, por un distanciamiento, de un hijo, o de un amante, o de una mascota.

Podríamos poner muchos ejemplos como este, son lo que llamamos SBS, programas Biológicos con Sentido.

Estos programas se han ido creando en la naturaleza desde que existieron los primeros seres vivos, y son los causantes de que hayamos podido EVOLUCIONAR.

Un Alumno del Dr. Hamer, el Dr. Fermín Moriano, nos dice en una de sus célebres frases “La función hace al órgano”. Detrás de esta frase, hay mucha información, mucha verdad que valdrá la pena buscar.  Tenemos que comprender a nuestros órganos, ver su función, su localización, su entendimiento con otros órganos, su colaboración.

Si indagamos sobre este aspecto, veremos que nuestros órganos, son lo que son, fruto a sus experiencias, a sus vivencias, al trabajo de buscar soluciones a conflictos que se han encontrado durante multitud de generaciones, de millones de años.

Simplificando, podemos decir que si tenemos un problema porque hemos comido algo en mal estado, podrido, intoxicado, complicado de digerir, Etc. El órgano que se verá afectado por esta experiencia, será el aparato digestivo. Este tipo de experiencias, no incumbe a los huesos, o a la vista, al oído, a la piel. (Sabemos que en última instancia, todo se verá afectado, pero coincidiremos que la solución la aportará el aparato digestivo), este tipo de situaciones, se ha presentado durante millones de veces en la EVOLUCION, y es una obligación encontrar algunas soluciones, o bien el SER, moriría al no poder solucionar esta intoxicación.

Así tenemos programas que nos ayuda a “Expulsar” “envolver” Disolver” el BOCADO. Son programas que se han ido creando en el periodo de la evolución, y aun hoy siguen vigentes.

¿Qué pasa si me como un pedazo de carne intoxicada?, pues que mi órgano, en base a esta sabiduría aprendida durante millones de años, colaborara conmigo para Vomitar, o envolver con jugos gástricos, o Bilis. Ese bocado para resolver este conflicto.

Este es el comportamiento de nuestro Inconsciente Biológico, (resumido y explicado brevemente), pero nosotros, los humanos, a esto le sumamos nuestra capacidad de “inventar, Imaginar”.

Ahora veamos, que pasa cuando yo vivo una situación en la que mi mujer constantemente me critica lo que hago, lo poco que gano, y en las comidas de familia, me compara con sus hermanos, que todos tienen buenos trabajos, y mucho dinero. Esto yo lo puedo vivir como algo que no digiero, que no puedo digerir, como un bocado que es muy grande para mí, o que me intoxica, y mi órgano, responde a mi llamada de auxilio, en mi ayuda, y producirá jugos muy potentes para digerir este bocado, o intentará expulsarlo, PERO, no hay bocado, no es una situación momentánea, es algo que perdura en el tiempo, que no existe el bocado para disolver, y aparecerán los síntomas, como ulceras de estómago, reflujo, indigestiones Etc.

No pretendo con este escrito explicar la profundidad de nuestro inconsciente Bilógico, pero si espero contribuir a poder aplicar esta visión a otras áreas de nuestra Biología, de nuestros conflictos emocionales.

Comprender nuestra Biología es uno de los primeros pasos para sanarnos. 

Fuente: http://bit.ly/2iIAEYK   // Autor: Salvador Gómez

 

MEMORIA EMOCIONAL

Si tienes interés en descodificar tus heridas, enfermedades y problemáticas, puedes contactarme al 044 55 1609 2479 o talleres@memoriaemocional.com y hacemos tu abordaje personal para la resolución de un conflicto, síntoma o enfermedad.

Consulta presencial y Skype.

, , , , , , , ,