Go to Top
  • No hay productos en el carrito.

¿Con qué llenas tu vacío?

 ¿Con qué llenas tu vacío?

Hoy queremos compartirles un articulo muy especial, que sin duda nos pasa a todos en todo momento y que aparentemente es normal. “La buena alimentación es uno de los elementos  precisos que nos ayudan a estar bien con  nosotros mismos” Sin embargo, estamos acostumbrados a comer a la hora que nos dio tiempo, comer lo que encontramos primero, y si  no es el caso, tomamos esas galletitas con un buen refresco para calmar el hambre… Es por eso que te preguntamos y tu con que llenas tu vació?

 

Hay determinados momentos del día (siesta, tarde-noche, trasnoche) en que nos encontramos consumiendo alimentos  que no entran en lo planeado, ni siquiera lo pensado, como ser:

  • Galletas
  • Dulces
  • Fiambres

A veces, simplemente porque abrí la heladera y… “ahí estaba” o el famoso “ves y lo quieres”.

Esta situación vista desde diferentes disciplinas puede entenderse así:

– Un Nutricionista diría que la persona en cuestión puede estar con una alimentación mal organizada en cuanto a compra de alimentos saludables, sin planificación de comidas, sin colaciones (ingestas entre comidas principales) lo que le ocasiona apetito con un consecuente picoteo de lo que encuentre.

Siendo más “detective” el profesional, analizaría el horario de estos comportamientos para determinar luego si corresponde a que la persona está sin hacer algo, si la comida anterior fue pobre en cantidad/calidad, etc.

– Un Acompañante en BioEmoción iría directamente a “La Situación” a preguntarle ¿Qué piensa? ¿Qué siente? ¿Qué emoción experimenta en ese momento? Ya que es muy probable que la persona esté con una sensación de vacío/carencia que puede ser real o imaginada que luego suplirá con alimento.

Si tomamos un ejemplo típico, sería el de algunos estudiantes que cerca del examen, mientras estudian, sienten tanta ansiedad que se desbordan con la comida. 

El nutricionista organizaría la alimentación del cliente con sus 4 comidas principales, incorporando 2 a 3 colaciones entre estas como ser frutas frescas, gelatina con fruta, yogur con fruta, pasas, nueces, almendras, licuados, etc. Poniendo especial atención en el momento de estudio.

Con el 2º abordaje se llevaría a que el individuo tome conciencia de lo que genera en sí el momento del estudio, si surgen miedos. Hay que entender que aprobar una materia, no es sólo eso, para muchos significa obtener un reconocimiento (alimento emocional) por sus padres, compañeros, la sociedad, entre otras cosas. 

Por lo tanto, desaprobar acarrea un vacío porque puede tener inculcado por sus padres el valor del estudio y si no responde a ello, no va a ser querido o valorado. Todo esto entra en lo que sería un miedo futuro, pero para el inconsciente, todo está sucediendo ahora. Entonces, eso que teme no tener, es como que no lo tiene; por lo tanto, se lo da con la comida.

Si a eso se suma la búsqueda en el árbol transgeneracional, se encontraría la conexión con un ancestro que no estudió porque no quiso, no pudo y fue vivido como un hecho conflictivo para él o su familia. Esto se suele heredar como un miedo exagerado que puede bloquear a la persona o generar mucha ansiedad. Con sólo “darse cuenta” se comprende y esto deja de tener peso en la persona.

Lo importante aquí es realizar los ajustes que sean necesarios en cuanto a alimentación, pero sobre todo que la persona tome conciencia sobre aquello que teme que le falte. Y darse cuenta principalmente, que no está sucediendo, que es cuestión de enfocarse en lo deseado y ocuparse de ello.

  Ahora nos abocamos a cenas saludables ideales para las noches cálidas con las siguientes ensaladas:

IMG_3846

ACÉRCATE A DESCODIFICAR TU SÍNTOMA Y  ENCUENTRA EL CAMINO A TU SANACIÓN 

MEMORIA EMOCIONAL

 

, , , , , ,