Go to Top

Cuando las vías biliares reclaman atención.

Las enfermedades de las vías biliares, tanto de la vesícula biliar como de los conductos, son trastornos que pueden causar bloqueos de las zonas de transporte y por lo tanto el flujo de la bilis se verá obstaculizado.

Las enfermedades de las vías biliares, tanto de la vesícula biliar como de los conductos, son trastornos que pueden causar bloqueos de las zonas de transporte y por lo tanto el flujo de la bilis se verá obstaculizado.

¿Dónde comienza todo?

En el hígado que es el productor de un líquido llamado bilis que contiene colesterol, sales biliares y productos de desecho como la bilirrubina y este líquido tiene la función a través de las sales biliares de descomponer las grasas. La bilis sale por unos conductos que llegan a la vesícula biliar o al duodeno, la vesícula actúa como una zona de almacenamiento y concentración (mediante la extracción de agua) para ponerla a disposición del intestino después de la comida. También ayuda a eliminar toxinas y desechos.

  • Se puede bloquear el paso de la bilis por varias causas como:
  • Quistes en las vías comunes
  • Cálculos biliares
  • Inflamación de las vías o de los ganglios de la zona
  • Estrechamiento del paso por una cirugía
  • Tumores hepato biliares
  • Otras causas

Por la frecuencia de aparición y las características de impacto, la medicina considera como factores predisponentes tres elementos clave, a los que llama, según su nombre en inglés, la enfermedad de las “3 F”: forty, fatty y feminine, que traducido es década de los 40, tendencia a la obesidad y femenino.

En la actualidad, estos parámetros van cambiando y cada vez hay más personas jóvenes, independientemente del sexo, que aún sin tener problemas de obesidad presentan síntomas hepato biliares.

A propósito de un caso

Se trata de una mujer joven de 23 años con antecedentes de colelitiasis (presencia de cálculos en la vesícula biliar) corroborado por un Ultrasonido realizado hace 2 años, las enfermedades de las vías biliares, tanto de la vesícula biliar como de los conductos, son trastornos que pueden causar bloqueos de las zonas de transporte y por lo tanto el flujo de la bilis se verá obstaculizado. ¿Dónde comienza todo? Nos lo explica el médico Leonardo Palomino.

Esta joven no quiere ser operada y en los estudios de laboratorio muestra una tasa de hemoglobina alterada y otros factores desarreglados, en revisión clínica presenta un cuadro clínico de Colecistitis Aguda (Inflamación de las paredes de la vesícula biliar) confirmado por un dolor intenso sobre el reborde costal derecho en confluencia con la línea mamaria sitio anatómico de la vesícula y vías biliares que irradiaba hacia la espalda.
Debido al dolor agudo (intermitente e intenso), la interlocución se volvió difícil por lo que procedí a darle un medicamento que cubría en ese momento esa sintomatología (Chelidonium Majus) y una sola toma de Belladona con el objetivo de que disminuya el espasmo doloroso.

Aproximadamente 15 minutos después, ya era posible hablar con ella para descodificar el conflicto desencadenante o la situación conflictiva previa a la aparición del síntoma, lo localiza fácilmente, ya que fue una discusión mayúscula con su esposo acontecida el día anterior.

El código biológico que usa la Descodificación Biológica Original en el caso de la vesícula biliar es la vivencia de un conflicto con la tonalidad de contrariedad indigesta con sensación de enojo e injusticia. Suelen aparecer con problemas que dejan una rabia inmensa, que hay gente que define como que quema el cuerpo de arriba abajo o que se han “incendiado” por dentro, a partir del vaciado o descarga de las emociones vividas en el momento de la discusión marital comienza a disminuir el dolor, que en este caso y por el tipo de patrón de sensibilidad, aparece en la fase activa de la enfermedad, antes de encontrar la solución externa o interna a su conflicto y en la epicrisis por un período muy breve.

En fase de reparación de los tejidos hay hiposensibilidad, entumecimiento y puede presentarse calor, sangrado e inflamación. Debido a sus antecedentes y a su manera de ver la vida, elementos muy importantes para la Homeopatía, prescribí como tratamiento constitucional Lycopodium MC, y su evolución resultó satisfactoria.

Luego fue tratado el conflicto programante con la misma tonalidad localizado a los 7 años de edad cuando su madre la castigó poniéndola inmóvil contra una pared, considerando injusto el castigo y la reprimenda motivada por una riña con su hermano.

A partir de este caso, se puede apreciar cómo evolucionan las fases de la enfermedad en un caso de afectación de las vías biliares y la vesícula que es un órgano de origen ectodérmico, qué síntomas aparecen en cada fase, cómo responde exactamente al conflicto biológico especificado en la Descodificación Biológica Original y cómo la revisión de la historia y la descarga de lo no expresado en el momento puede realizarse a posteriori para permitir la evolución del síntoma que en síntesis es la evolución de la persona.

, , , ,