Go to Top
  • No hay productos en el carrito.

DIABETES (Descodificación Biológica)

DIABETES MELLITUS  LA ENFERMEDAD DE LA RESISTENCIA

Según la Nueva Medicina: Psique-Cerebro-Cuerpo, fundada por el Dr. Hamer en Alemania y que ha evolucionado con la escuela francesa a lo que actualmente se llama la Descodificación de las Enfermedades, cada patología tiene un código que se registra en el cerebro biológico y que se origina en la psique.

Hamer logró demostrar la correlación que existe entre el conflicto emocional (Psique), la “mancha” (Cerebro) que tiene una localización específica según sea el tipo de sufrimiento vivido y la enfermedad desarrollada y su ubicación también específica en el cuerpo.

Así se logra explicar todas las enfermedades crónicas y algunas enfermedades agudas. Los factores ambientales, la higiene personal de vida como la alimentación, el ejercicio, el sueño, el descanso, la recreación y otros elementos van a jugar un papel importante para que la persona se encuentre más o menos susceptible para que el conflicto emocional vivido le afecte o no. También influirá si la persona ha pasado ya por conflictos semejantes y si los ha puesto en palabras o no.

La diabetes es la enfermedad de la resistencia, por ejemplo oponerse a hacerse una operación que no desea o a cuidar de un familiar que le produce mucha angustia o repulsión o sentirse excluido y resistir a ello, defenderse de alguien o de algo en especial, asistir frecuentemente a un grupo donde se siente mal, tener que soportar un jefe agresor, etc.

 ¿POR QUÉ ESTÁ AUMENTANDO EL NÚMERO DE DIABÉTICOS EN EL MUNDO?

Existen dos tipos de diabéticos:

  •  Tipo 1: En el que las células del páncreas son incapaces de producir insulina o han sido destruidas por anticuerpos (enfermedad autoinmune).  Sólo son el 10% de los diabéticos.
  • Tipo 2: en el que la insulina es insuficiente o existe una resistencia a la misma. Este es el grupo que se encuentra en aumento galopante y que si sigue así se duplicará o triplicará su número dentro de 40 años.

La Medicina Convencional ha estudiado bien la relación entre esta enfermedad y el tipo de alimentación, el sedentarismo, la obesidad, el aumento del colesterol y la hipertensión arterial. Con lo cual la Diabetes deja de ser una enfermedad causada por el trastorno de un órgano: el Páncreas, como muchas veces se le sigue tratando, a ser una enfermedad sistémica en que se encuentran involucrados otros órganos, como elementos causales.

Lo que habla poco o nada, la Medicina Convencional, es sobre otras causas que vienen también en aumento, como productora de esta y muchas otras enfermedades crónicas.

Y éstas son las emocionales. La resignación fue una de las características impuestas por la cultura y la religión. Y con frecuencia se resignaban a la pobreza, al mal marido o a la esposa colérica y a otras situaciones de la vida. Se resignaban sin resistencia.

El sufrimiento se transforma en otros problemas de salud, pero no en Diabetes. Ahora, es distinto. El Postmodernismo ofrece otras opciones, otras salidas y con ello la esperanza y por tanto también la resistencia a seguir viviendo como se vive; resistencia con repugnancia de soportar a la pareja agresora, a los hijos o padres abusadores psicológicos o sexuales, al jefe dictatorial, al vecino irrespetuoso e invasivo de la privacidad y del silencio, etc.

 Caso clínico:

Michelle de 66 años de edad,  su diabetes se inició con la menopausia y requiere de la insulina para controlarla. Cualquiera pensaría que fue el trastorno hormonal de ese período de la vida que le provocó la diabetes, pero no fue así.

-“¿Qué es lo que más le molesta en su vida?”, le preguntó el Dr.

Michelle guardó un silencio expectante.

-“¿Qué es lo que más le molesta en su vida?”,  le repitió la pregunta.

Michelle no contestó.

Muchas veces, el conflicto emocional que estamos viviendo, “no lo vemos” o no queremos saber de él, por lo que no llega a la conciencia fácilmente; ha sufrido el mecanismo de la represión.

En la siguiente consulta, Michelle trae la respuesta: “Mi esposo quiere hacer el amor conmigo todo el tiempo y yo no tengo ganas. Yo cumplo a veces pero con resistencia y a veces con repugnancia”.

Para resistir es necesario de la fuerza muscular que funciona con la glucosa. El páncreas obedece y entonces bloquea la producción de insulina o envía una de mala calidad que no introduce la glucosa en las células, permaneciendo en el torrente sanguíneo. El azúcar está ahí, disponible, pero no lo puede utilizar. Michelle está preparada a huir de su marido, pero no lo hace, no utiliza la glucosa que se queda en sangre provocando daños en todo el cuerpo.

Al marido se le explica con delicadeza la situación sin decirle lo que debe hacer. Y a ella, el por qué está produciendo la Diabetes. Son ellos dos, ahora conscientes de la situación que deben tomar una decisión al respecto.

Luego de un año de este tipo de terapia, Michelle dejó la insulina y sólo necesitó de una tableta al día de un antidiabético oral y de una alimentación adecuada

Tipo de conflicto:

La Diabetes es un conflicto del Yang. El Yang es el exterior, es lo expansivo, es lo agresivo, es lo exigente.  Es el calor, es la sequedad, es el verano.  Es el cielo, es el día, es el sol.

La Diabetes es un conflicto emocional de tipo masculino: de resistencia y de preparación para el combate: aglutina la glucosa en la sangre para tenerla lista para introducirla a los músculos.  El paciente está listo para la acción pero no pasa a realizar el acto.  El hemisferio cerebral derecho es el que recibe el impacto del conflicto emocional, es el cerebro masculino, y ordena al páncreas de no producir insulina o producirla en cantidad o calidad insuficiente para que no introduzca la glucosa en las células.

¿A qué se resiste el individuo?

Al disgusto, a la contrariedad permanente, a lo repugnante, a lo injusto, al rechazo, como ocurre, en poblaciones migratorias, en caso de violación, desempleo, quiebra de un negocio, violencia y en el amor insatisfecho.

 La Diabetes y el amor

Si la Diabetes es resistencia a algo o alguien que nos produce temor, rechazo, contrariedad, injusticia, su contrario sería la aceptación. Pero, ¡cuidado!, la aceptación no significa que nos quedaremos en esa situación de peligro, de desamor, de frustración. La aceptación significa darse cuenta de lo que está sucediendo, el primer paso para luego pasar a la acción y hacer un cambio en la vida. 

Por ello muchas veces la Diabetes tiene relación con haber perdido la dulzura del amor ya sea porque no se recibe amor, hay un fracaso en el amor, ya sea porque no se permite ser amado o amada, entonces buscarán el dulzor en los alimentos, el placer de comer para compensar lo que no se puede recibir en lo afectivo. 

En la Diabetes tipo 2, la más frecuente pues el 90% de los diabéticos la sufren, el 85% de ellos presentan obesidad, por lo que las recomendaciones médicas son la dieta y el ejercicio físico diario para disminuirla o prevenirla. Pero, ¿por qué se llegó a ese peso? ¿Por qué se ingirió más comida de la que el organismo necesita? La Antropología nos dice que el hombre primitivo comía en forma intermitente  almacenando reservas para los días que no comería. En las guerras tribales como modernas, se va a sufrir el mismo mecanismo. Esto creó una “costumbre” celular y cerebral de la necesidad de almacenar en forma de grasa.

Si la persona sufre de falta de “dulzor de la vida”, la va a compensar comiendo los alimentos más calóricos como los carbohidratos, grasas y azúcares y por tanto almacenando.

El páncreas va a necesitar más y más insulina para introducir la glucosa en las células, hasta que se agota y no producirá más o será insuficiente, de tal manera que la glucosa se quedará en la sangre, situación que “le favorece” al individuo, en su conflicto de resistencia pues así tendrá suficiente glucosa para la acción de defensa o huida que no puede hacer.

Acércate a descodificar tu síntoma y encuentra el camino a tu felicidad.

Memoria Emocional

Fuente:

Dr. Roberto Alvarado Aguirre

Médico y Psicólogo

Master en Homeopatía (niños y adultos) Univ. De París

Master en Desarrollo del Niño. Univ. De París.

Especialista en Terapia Neural, Pediatría e Hipnosis Clínica.

Sanación con Poliedros 

 

, , , ,