Go to Top
  • No hay productos en el carrito.

DOLOR DE RIÑONES, PROBLEMAS RENALES Y SUS CAUSAS EMOCIONALES.

Dolor de riñones, problemas renales y sus causas emocionales.

Los riñones mantienen el equilibrio del medio interior limpiando la sangre de sustancias tóxicas y compensando las “entradas” en el medio interior por “salidas” (secreciones de orina). Participan también en el control de la presión arterial. En sentido figurado, ya que los riñones limpian el cuerpo de residuos, es como si limpiasen mi cuerpo de ideas negativas que le habitan.

Un mal funcionamiento de mis riñones denota una retención de mis viejos patrones emotivos o bien una retención de ciertas emociones negativas que sólo piden ser liberadas. Se manifiestan frecuentemente por piedras en los riñones, también llamados cálculos renales. Constantemente estoy haciendo “cálculos” (renales!) para saber lo que me pertenece o lo que corro el riesgo de perder.

Quiero imponer mis límites y mis fronteras para no “perder” ni un centímetro. Los riñones también se conocen como “la sede del miedo”. Cuando se debilitan o cuando están lastimados, puede existir un miedo que no quiero expresar o que incluso, quizás no pueda confesarme a mí–mismo. Mi discernimiento así está afectado. Por lo tanto tendré tendencia a vivir extremos, o bien me vuelvo muy autoritario, con una tendencia pronunciada para la crítica, o al revés, me vuelvo sumiso, indeciso, sintiéndome impotente y viviendo decepciones tras decepciones.

La vida para mí es “injusta”. Tendré dificultad en tomar decisiones. Si mis riñones dejan de filtrar sangre, es como si mi cuerpo quisiera guardar lo más tiempo posible este líquido para no perderlo o por miedo a carecer de él. Debo pues preguntarme cuál situación podría haber provocado un miedo asociado a un líquido ( por ejemplo:, si ya tuve miedo de ahogarme, el líquido aquí sería el agua). Esto puede ser también el hecho de haber estado a punto de absorber un líquido tóxico. Los tubos colectores de los riñones estarán afectados si tengo la sensación de deber luchar para mi existencia. Me siento privado de mis posesiones, abatido, después de un suceso que marca mi vida.

Los problemas de riñones frecuentemente se producen después de un accidente o de una situación traumatizante en que tuve miedo de morir.

  • Tengo la sensación de sólo estar frente a “nada”, la nada.
  • Tengo la sensación de haberlo perdido todo, que todo mi mundo se derrumba.
  • Tengo miedo de ser incapaz de afrontar la vida.

Los riñones simbolizan también la colaboración (ya que hay dos y que deben trabajar en estrecha colaboración). Debo preguntarme cómo es mi relación con mi pareja actualmente. ¿Le hago responsable de todos mis males? Tengo tendencia a “verter mis residuos” sobre los demás y de envenenar su vida con mis “problemas”? Si es el caso, mis riñones tendrán dificultad en funcionar e incluso podré tener insuficiencia renal.

Entonces debo “colaborar” sin que tenga elección, a una máquina, el generador de hemodiálisis, que me ayudará a limpiar mi sangre. Debo volver a pensar todo mi sistema de relación con mi entorno. Es tiempo de que me asuma, que aprenda a descubrir mis verdaderas necesidades. Tomo la responsabilidad de mi vida y dejo de culpar a los demás. Soy capaz de asumir mis elecciones. Mi discernimiento será seguro y preciso. Colaboraré al 100% con la vida y entonces tendré necesidad de unos “riñones sólidos”.

  • Conflicto: Referencias. Miedo a perder.

Los riñones son la sede de la convivencia y de la comunicación con el prójimo. Los dolores y afecciones de los riñones se presentan cuando hay problemas de convivencia, problemas de relación con nuestros semejantes.

  • Túbulos colectores: 1ª Etapa (Supervivencia).
  • Conflicto existencial, “conflicto de refugiados”, lo han perdido todo, conflicto de pérdida por bombardeo.
  • Parénquima (Necrosis): 3ª Etapa (Movimiento, Valoración).
  • Conflicto por agua o líquidos. Ejemplo: por haberse casi ahogado o por rotura de tuberías que provoca destrozos en la casa).
  • Úlcera carcinomatosa: 4ª Etapa (Relación).
  • No poder delimitar interiormente el territorio (parecido al conflicto de identidad).
    Ejemplo: “no saber a que opinión adherirse”. No poder delimitar interiormente el territorio (parecido al conflicto de identidad).
  • Cómo órgano es el 3º nivel y los colectores son el 1º nivel (distinción de Hamer). Nosotros no lo hacemos así. Todo junto.
  • Emigrantes: Conflicto de arraigo + existencial (el territorio más íntimo, fuera de su elemento).
  • Glomérulo: (Es estructural) “¿Es bueno para mí o no es bueno para mí?”. “Tengo que elegir entre lo bueno y lo malo”.
  • Insuficiencia Renal Crónica: (I.R.C.): Es una C.R.M. (Conversión repetitiva mínima).


¿Cuantas veces nos preguntamos si algo o alguien es bueno o malo para mí cada día?” “¿Es vital para mí preocuparme de esto?”.

  • Liquidez = Dinero. La clave es familiar (real o simbólico).
  • Miedos existenciales: “¿que estoy haciendo aquí en la tierra?”. “¿De qué sirvo?”.
  • Cálculos: Poner una pared ante algo. Alguien ocupa mi territorio y me es imposible marcarlo, delimitarlo. Me prohíbo algo.
  • Causa probable: Terrones de enfado no disuelto.
  • Nuevo modelo mental: Disuelvo con facilidad todos los problemas pasados.
  • Parénquima (Necrosis): Conflicto de derrumbamiento + líquido (sobretodo líquido). Rechazo = “Ya no valgo nada”.
  • Cáliz: Conflicto de marcaje de territorio distante. Proyecto de marcar un territorio futuro.
  • Litiasis, cálculo renal, suciedades, trombos (coágulos): “No puedo estar en mi territorio (por ejemplo estar en casa de los suegros”. Concentración de la orina.
  • Retención de líquidos, cólico nefrítico: Conflicto de derrumbamiento.
  • Alcohólicos: “Recupero mis pautas” = Derrumbamiento. Recupero amor en mis lazos de sangre. Sensación de tener que luchar por mi existencia.
  • Conflicto de doble obligación (para papá y mamá): El riñón se encarga de escoger los desechos. Ejemplo: Mi padre quiere un niño y mi madre una niña. Tu identidad no está constituida a nivel de psicología. No puedes satisfacer a tus padres. Es lo que se llama “identidad simbólica”.

El riñón el conflicto normalmente es por -Conversión repetitiva-

  • -Problemas de dinero (liquidez), o real (agua, gasolina, leche).
  • -Necesidad de reconocimiento en la familia.
  • -Necesidad de elegir entre lo bueno y lo malo.
  • -Miedo existencial.
  • Los colectores: estoy en peligro de muerte. Para unos será el dinero, para otros será existir (conflicto existencial).
  • Pérdida de referentes. Desmoronamiento de la existencia.
  • Cólico Nefrítico: poner un obstáculo para no perder el dinero.

Ejemplos:

  • Señor que hacía un cólico cada vez que pagaba a su ex esposa, la mensualidad.
  • Mujer que cuenta que a los 14 años su padre dice: me voy a separar de vuestra madre.
  • Siento que todo se desmorona, el suelo se abre bajo mis pies.
  • Afectación a los canales colectores:
  • Mujer que cuenta su pérdida de referencias con la muerte de su padre. Enfermedad crónica del riñón.
  • Mi padre lo era todo.
  • Cuando un adulto hace arenilla, la programación es infantil. Los niños siempre hacen arenilla, nunca piedra.
  • Mujer con sobrepeso. Se siente todos los días en peligro, porque mi marido es muy violento verbalmente. Ella no sabe como hablarle ni que decirle.

Conflicto de colectores.

Mujer con edemas enormes en las piernas. Su marido la engaña, ―ya no valgo nada, se fue con la secretaria. No me ocupo de misma. A nivel biológico la feminidad son las cartucheras.

ANURIA

La anuria es el paro de la producción de orina por los riñones. Si padezco anuria, puedo sentirme “desnudo” (“nu–do”) y sin protección frente a la vida, mi riesgo de pasar miedo aumenta más que de costumbre (riñón=sede del miedo) y tengo tendencia a agarrarme a mis viejas creencias. Además, la orina representa viejas emociones que han de eliminarse del cuerpo. Si me agarro a mis viejas posesiones, a mis creencias, a mis temores, a mis dudas o a mis manías [muy poderosas en el plano metafísico), manifiesto anuria, es decir la supresión de la secreción urinaria ( se dice comúnmente: los riñones están bloqueados).

La angustia puede ser tan grande que es como si debiera “retenerme”, por temor a dejar ir mis emociones de pena que frecuentemente están representadas por el líquido que se tiene que dejar fluir. La intensidad de este paro (un paro completo significa la muerte) me dará una buena indicación sobre lo viejo que debo soltar para abrirme a nuevos pensamientos. Hago limpieza y me libero de cualquier emoción, relación que no me es benéfica, y las sustituyo por algo nuevo, positivo. Tengo confianza en la vida que se cuida de suministrarme todo lo que necesito.

CÁLCULOS RENALES O LITIASIS ORDINARIA

Los cálculos renales, también llamados piedras en el riñón, están vinculados con el riñón, sede del miedo. Es la formación de las piedras o cristales procedentes de cantidades abundantes de sal de ácido úrico, residuo hormonal del riñón. El ácido úrico representa viejas emociones por expulsar. El cálculo puede formarse en las diferentes partes del sistema urinario. Es una masa de energía solidificada, creada a partir de pensamientos, miedos, emociones y sentimientos agresivos sentidos hacía alguien o una situación. Aunque se formen los cálculos en los riñones, no se engendran en ellos. El riñón es un filtro de emociones de los residuos del cuerpo.

La abundancia de sales de ácido úrico indica la abundancia de sentimientos agresivos solidificados porque estuvieron largo tiempo retenidos. “Vivo frustraciones y sentimientos agresivos en mis relaciones desde tanto tiempo que mi atención está únicamente fijada en ello. Una persona equilibrada tiene los “riñones sólidos”, pero diferentes rasgos de carácter pueden causar los cálculos: soy muy autoritario, incluso extremadamente, duro para conmigo mismo y los demás, decido y hago mis elecciones en “reacción”, me quedo seriamente enganchado al pasado, carezco de voluntad y confianza.

Los cálculos renales implican a menudo un estiramiento interior entre mi voluntad y mis decisiones que llevan a un exceso de autoritarismo: sabiendo que soy débil y que tengo miedo, “movilizo” todas las fuerzas disponibles en un mismo lugar para cumplir ciertas tareas, y cuando el período de estrés ha pasado, esta concentración se endurece para formar los cálculos. Debo empezar por volver a encontrar cierta paz interior si quiero dejar de tener cálculos. Debería pensar menos en situaciones conflictivas y en ciertos problemas porque, siguiendo así, me impido ir hacia delante. Debo resolverlos definitivamente y ver el futuro con calma y flexibilidad. Es una cuestión de consciencia y actitud.

NEFRITIS

El término nefritis designa de modo general el conjunto de enfermedades de los riñones. Sin embargo, se usa también este término para designar una inflamación de los riñones. Esto corresponde al miedo y grandes angustias frente a la vida. Son frustraciones o decepciones que no han sido canalizadas sino reprimidas en el fondo de mí. Me vuelvo exageradamente en reacción o sobreexcitado frente a algo que me preocupa y frente a lo cual puedo sentirme impotente, sin saber qué lección de vida he de sacar. Debo confiar en la vida.

Una inflamación es una reacción local del organismo contra un agente patógeno, caracterizada por el color rojo, el calor, el dolor y la tumefacción (hinchazón). Es la expresión corporal de una inflamación interior. Estoy encendido y rabioso por algo o alguien, y esto se expresa en mi cuerpo. Debo preguntarme cuál aspecto de mi vida me está volviendo “rojo de ira”, “hirviendo”, y finalmente me llevará a vivir culpabilidad, si ésta aún no es la causa de la inflamación. Es importante mirar cuál parte del cuerpo está afectada para tener una información suplementaria sobre la causa de la inflamación. Es importante ir a comprobar si se ha vivido una dificultad sexual en el pasado, reprimida y no resuelta, o bien si viví un sentimiento de pérdida que no acepté y hacia el cual vivo mucha irritabilidad. Entonces será posible tomar consciencia de esta situación y tener una comprensión nueva y positiva de ésta.

Edgar Mendizabal
Acompañante de Bioneuroemocion

, , , , , ,