Go to Top

EL CANCER DE PULMÓN

Tema amplio y preocupante si consideramos las cifras – 27.000 muertes en Francia por año, tercera causa de mortalidad en el viejo continente, aumento significativo de su aparición en la mujer en los países industrializados y aumento de la contaminación interior – tabaco y confinamiento, polvo – y exterior con gases nocivos.

A nivel médico: Disponemos de una clasificación en función de la naturaleza histológica del tumor y de la dinámica general de la afección.

A nivel dinámico: Distinguiremos dos tipos de cánceres.

1.-El cáncer segundario relativo a una metástasis en procedencia de otro foco cancerígeno primitivo, pudiendo situarse muy lejos de los pulmones, como el tubo digestivo, el hígado, el pecho, los huesos, la tiroides, entre otros.

2.-El cáncer bronco pulmonar propiamente dicho, indicando una afección primaria localizada en este mismo aparato.

Algunas veces es bastante difícil diferenciarlos pues la búsqueda del cáncer inicial se muestra infructuosa a pesar de los numerosos exámenes complementarios a nuestra disposición.

A nivel histológico y terapéutico: Dos formas principales reagrupan los diferentes cánceres: los llamados con pequeñas células representan alrededor de un 20% de los casos y6 los cánceres llamados sin pequeñas células para el resto.

Los cánceres llamados de células pequeñas son accesibles a la quimioterapia y radioterapia, raramente a la cirugía.

Los cánceres llamados de células gigantes se reparten en tres categorías:

  1. Los cánceres epidermoides formados a partir de los grandes bronquios representan un 40% de los casos. Por su localización son más accesibles a la cirugía.
  2. Los adenocarcinomas formados a partir de las glándulas de secreción, representan de 20 a 30% de los casos, Por su naturaleza glandular plantea el problema de su naturaleza segundaria o primaria. Los carcinomas bronquio-alveolares están igualmente clasificados dentro de este grupo.
  3. Los carcinomas con grandes células indiferenciadas, son más raros. Se distinguen de los anteriores por su accesibilidad teórica a la cirugía cuando el diagnostico se establece pronto y por su mejor evolución.

A nivel terapéutico: Amarga constatación: 80% de los tumores son inoperables en razón de la tardanza en establecer el diagnóstico. Por lo tanto la cirugía de exéresis del tumor no está indicada en la mayoría de los casos. Tan solo la quimioterapia y la radioterapia se han instituido al efecto.

 



Agenda una consulta