Go to Top

El colesterol y los triglicéridos (en el sobrepeso y la obesidad)

El principal estado de ánimo que puede convertirse en hiperlipidemia -aumento de los lípidos sanguíneos: el colesterol y los triglicéridos- provienen esencialmente de una adaptación de la segunda invariante psicosomática del síndrome de abandono: la falta de alimento, el metabolismo de las grasas y su almacenamiento.

Recuerde que: después de un síndrome de abandono real o simbólico, desarrollamos la impresión de estar solos en el mundo y en peligro mas o menos permanente, mas o menos inconsciente. La carencia de alimento acarrea automáticamente una cascada fisiológica que origina el almacenamiento de energía bajo forma de grasa.

Este estado de ánimo se declina en dos versiones complementarias basadas constantemente alrededor del síndrome de abandono: la de la construcción física y la de la construcción mental.

¿Por que la construcción?

La fisiología de los lípidos nos da la respuesta: participan enormemente en la arquitectura celular, especialmente a nivel de la membrana de todas las células del organismo.

TALLER DE SOBREPESO Y OBESIDAD POR EL DOCTOR SALOMON SELLAM

La Construcción física

Nos encontramos con dos casos particulares para las hiperlipidemias: la forma con sobrepeso u obesidad y la forma sin sobrepeso aparente. Estas nos remiten a la resolución femenina/Yin y masculina/Yang del síndrome de abandono. Recuerde también, que la manera masculina desemboca en un sobrepeso o una obesidad con un almacenamiento visible de las grasas al contrario de la manera femenina que realiza un almacenamiento menos visible exteriormente, ya que este se encuentra en la sangre. Pero el problema sigue siendo el mismo, ya que aun está basado alrededor del síndrome de abandono, sea este real o simbólico, de pequeña o gran actividad, y en todos los casos, habrá que almacenar energía de todas maneras, para soportar la mayor cantidad de tiempo posible.

La construcción mental

Así mismo, encontraremos esta manera Yin y Yang en la construcción mental, Aquella de nuestra personalidad y de nuestro Yo. En el sobrepeso, nos encontramos a menudo con una personalidad enérgica Yang, ya que hay que luchar, al contrario de la personalidad Yin, mas interiorizada y generalmente más discreta, donde el individuo no se atreve a exteriorizar por medio de enfadarse con su entorno.

En total

Pase lo que pase, lo que más cuenta para las personas afectadas de hiperlipidemia está representado por la temática general de la construcción física y mental -siempre con el mismo denominador común: la superación de los umbrales personales de tolerancia-: estoy asumiendo solo mi supervivencia y dos posibilidades se me presentan.

La primera: solo puedo contar conmigo mismo para asegurar mi supervivencia. Esta acarrea un aumento del colesterol.

La segunda: cuento con los otros para que me ayuden a sobrevivir. Esta acarrea un aumento de los triglicéridos.

En ambos casos, este estado de ánimo problemático se transforma en la principal fuente de conflicto. Se nos propone entonces explorar la historia individual para buscar un síndrome de abandono, incluso discreto y de baja intensidad conflictiva, y esas sensaciones de poder contar solo consigo mismo, con o sin ayuda externa. He aquí varios ejemplos.

Extracto del libro: Sobrepeso & Obesidad Salomon Sellam

TALLER DE SOBREPESO Y OBESIDAD POR EL DOCTOR SALOMON SELLAM

 

, , , ,