Go to Top
  • No hay productos en el carrito.

El Efecto del Observador

La información que se lleva puede ser una simple posibilidad o una realidad.

En  eso depende de la presencia de un observador.

Hasta principios del siglo XX todos los fenómenos de la naturaleza se explicaban gracias a los principios físicos enunciado por Isaac Newton y René Descartes. Sin embargo estos principios se basan en que la materia es pura materia y explican los fenómenos del macro cosmos.

Pero es cuando nos adentramos en lo diminuto cuando ya no es todo como parecería. El átomo fue definido como una especie de micro universo en el que tanto el núcleo como los electrones son como bolitas, el núcleo como si fuera el “sol” y los electrones como si fueran los “planetas”. Nada más alejado a la realidad. Los físicos del siglo XX descubren que la analogía sería algo así como si en un campo de fútbol los espectadores fueran los electrones y el núcleo el balón de fútbol. La inmensidad del espacio sería puro vacío y que los electrones no se separan de su núcleo gracias a una extremadamente fuerte energía atómica. 

Por tanto lo que aparentemente vemos y tocamos como materia, es en realidad pura energía y apenas algo de materia.

Pero si algo ha supuesto un cambio en la visión de la naturaleza es el famoso experimento de la doble ranura. El experimento determina sin duda ninguna que un fotón puede comportarse como onda o como partícula. Es decir, la información que lleva puede ser una simple posibilidad o una realidad y eso depende de la presencia de un observador. A esto se le denominó el Efecto Observador.

Por si fuera poco, Bell descubrió el entrelazamiento cuántico: dos partículas que tienen el mismo origen si una de ellas es modificada, la otra lo hace aunque estén separadas a larga distancia, efecto ya demostrado con pequeños diamantes. Pero hay mucho más. Físicos de primer nivel exponen teorías que hacen que la realidad que observamos tenga una explicación bien diferente de la física clásica, en la que cada observador construye su propia realidad frente a una realidad cartesiana y objetiva que nos enseñaba la física clásica.

Si un fotón es información y puede ser una onda o una partícula, esa determinada información la hace “real” el observador que la piensa. Es su propia realidad y nada tiene que ver con la realidad que observa otra persona que hacer reales otros fotones y, por tanto, otra información en las mismas circunstancias.

De manera que todos los observadores de un mismo acontecimiento lo vamos a ver de forma diferente porque colapsamos en partículas diferentes fotones en forma de onda.

¿Cómo podemos entender mejor este artículo? Despeja tus dudas viendo este vídeo, explicado con aún más detalle y ejemplificado:

MEMORIA EMOCIONAL

Si tienes interés en profundizar sobre tu árbol genealógico puedes contactarme al 044 5516092479 o talleres@memoriaemocional.com y hacemos tu abordaje personal para la resolución de un conflicto, síntoma o enfermedad.

Consulta presencial y Skype.

, , , , , , , , , , , ,