Go to Top

EL ORIGEN DE LA ENFERMEDAD

En el origen de una enfermedad, un malestar o un problema de comportamiento hay uno o varios eventos que han sido vividos de forma traumática.

Todo comienza en un instante preciso, llamado bioshock, momento en el que se desencadena una serie de síntomas que llevan a la enfermedad.

¿Por qué ocurre esto?

Porque la emoción vivida en un instante preciso y que ocurre inesperadamente lleva al sujeto a un desequilibrio, a una situación de estrés de alto nivel.

Si a esto se suma que la persona no puede expresar lo que siente (emoción bloqueada), no ve una solución posible y el shock lo vive en soledad (sin posibilidad de aliviarse) facilita que el este quede bloqueado o “enquistado” a nivel inconsciente y que sea desestabilizante para la persona guardando esta una serie de registros sensoriales de todo lo que rodea el entorno en el momento en que ocurre.

Puede ser un accidente, un asalto, una discusión, un despido, una noticia inesperada, el abandono de alguien a quien queremos, la muerte de una persona muy querida, un insulto, entre otros.

La gravedad de los síntomas resultantes es proporcional a la cantidad de estrés vivido.

Por ejemplo, una madre puede desarrollar una patología importante en su seno izquierdo porque su hijo está gravemente enfermo.

¿Por qué?

Porque lo vive a nivel profundo con un gran estrés y su biología arcaica responde con un mecanismo de activación de la glándula mamaria.

Otro ejemplo sería el de una persona que tiene una pérdida rápida de visión después de regresar de una misión humanitaria donde ha visto situaciones que le han sobrepasado.

En algunos casos la suma de pequeños eventos que son ligeramente traumatizantes y que pasan desapercibidos pero son molestos pueden generar un problema mayor.

Es así como regulares e insignificantes reprimendas o regaños verbales pueden dar lugar a una desvalorización mayor.

Tómese como ejemplo una simple descalcificación, la osteoporosis o la lisis ósea completa en personas que ya no se valoran por lo que hacen o no se sienten útiles para los demás.

La psique, el cerebro y los órganos están en interacción constante y cada persona percibirá el evento traumático o el conflicto biológico desde las tres perspectivas y de manera única según su historia de vida. Para algunas personas un despido es una oportunidad de cambio y para otras un gran sufrimiento.

Comprendiendo cómo la persona ha percibido y resentido el evento traumático es como se puede liberar de la somatización. En consecuencia si un síntoma no desaparece completamente es que aún quedan “amarres” sin liberar y se ha de continuar soltando.

Se ha de tener en cuenta que el síntoma o la enfermedad no siempre es la liberación de un conflicto ya que al contrario podría ser la manifestación de un malestar actual.

Por ejemplo, aumento de la temperatura corporal hasta llegar a fiebre sirven para expresar una falta de calor afectivo actual como es el caso de los bebes o niños pequeños cuando sus madres se marchan y que mejora apenas estas regresan a su lado.

El cliente mediante la biodescodificación toma consciencia de la naturaleza profunda de su malestar, enfermedad o comportamientos no deseados y así puede desembarazarse de los síntomas. Desde el instante en que se comprende el sentido la enfermedad ya no tiene razón de existir.

Un Biodescodificador, escucha al cliente de forma orgánica, analizando emociones,las palabras y las historias del paciente.

 

MEMORIA EMOCIONAL

Si tienes interés en descodificar tus heridas, enfermedades y problemáticas, puedes contactarme al 044 55 1609 2479 o talleres@memoriaemocional.com y hacemos tu abordaje personal para la resolución de un conflicto, síntoma o enfermedad.

Consulta presencial y Skype.

, , , , , , ,