Go to Top
  • No hay productos en el carrito.

INCESTOS SIMBÓLICOS.

INCESTOS SIMBÓLICOS.

DESORDENES AMOROSOS / INCESTOS SIMBÓLICOS 

Si estás viviendo una situación difícil con tu pareja o llevas consigo trastornos  de mucho tiempo atrás que no te permiten ser feliz y desarrollar una relación estable con tu pareja, posiblemente estés viviendo un INCESTO SIMBÓLICO y esto te  puede interesar…

Cuando escuchamos la palabra “INCESTO” viene a nuestra mente  la idea de relaciones humanas entre padres e hijos, tíos y sobrinos, hermanos, en general entre miembros de una misma familia.

Hablar de incesto, para la mayoría de las personas, es retrotraernos a épocas antiguas; pero lo que no se conoce es que, en la actualidad, sigue siendo uno de los sucesos más frecuentes en las relaciones humanas.

¿Qué es el INCESTO? Es la relación carnal entre parientes dentro de los grados en que está prohibido el matrimonio.

No es que los incestos reales sean tan frecuentes, sin embargo lo que realmente abunda y puede estar siendo DESCONOCIDO son los incestos simbólicos.

 Y esto requiere una explicación. Comencemos por aclarar, que el lenguaje que entiende y habla nuestro inconsciente es el simbólico, el analógico. Es fácil de entender cuando contemplamos los contenidos de nuestros sueños nocturnos, que suelen estar llenos de símbolos.

Cuando en nuestra vida cotidiana, vivimos ciertos temas en los que detrás existe un contenido simbólico importante, nuestro inconsciente lo capta y reacciona de inmediato, pero ocurre que nuestra parte consciente, no se entera de nada.

Y el incesto simbólico, es parte de lo que se ha llamado, gracias al Dr. Salomón Sellam, DESÓRDENES AMOROSOS. Que básicamente consiste en todos los problemas de pareja que se pueden presentar en nuestra vida debido a una afinidad en las fechas del árbol genealógico de nuestra familia.

Cuando existen problemas de relación de pareja ya sean de tipo sexual o de entendimiento, podemos estar frente a un desorden amoroso.  El origen de un desorden amoroso puede encontrarse antes o después de nuestro nacimiento.

DESORDEN AMOROSO ANTES DEL NACIMIENTO. 

Desorden amoroso relacionado con las afinidades que presentamos en el árbol genealógico y que nos obligan a repetir patrones negativos con respecto al amor, porque estamos repitiendo una historia amorosa de algún miembro con el que somos afines.

Desorden amoroso que nos ha impreso nuestra madre al momento de concebirnos, gestarnos e incluso nos han impuesto desde recién nacidos y hasta los 3 años. Ambos significan que hay un programa, un mensaje familiar de amor imposible, amores difíciles, falta de compromiso, etc. Que no nos pertenecen. 

DESORDEN AMOROSO DESPUÉS DEL NACIMIENTO. 

Desorden amoroso provocado por razones psicológicas. Todos los seres humanos, tenemos un programa psicológico que se desarrolla en nuestra vida a partir de nuestras vivencias.

Mi infancia, determina en gran porcentaje mis carencias afectivas, mis preferencias y el tipo de relaciones que yo entablo con las personas a mí alrededor. Si yo, de pequeño, entablé un fuerte lazo amoroso con (mi padre, mi madre, mi hermano, mi hermana, etc.).

Yo de adulto buscaré repetir esas relaciones, ese cariño, esa atención, esa protección. A veces los encuentro a la primera o bien lo buscaré constantemente. Lo más importante es detectar gracias al Árbol Genealógico con quien me identifiqué cuando era pequeño, si era mi padre, madre, hermano para que las relaciones de hoy en día me permitan tomar distancia cuando aparezca algún problema, ya que mi pareja me vuelve a conectar con ese personaje.

En el 50% de los casos la hija va a buscar a su padre. En el 50% de los casos es el pequeño que busca a su madre. Y también existen los Complejos de Edipo o Electra invertido: Niños que buscan a su padre o niñas que buscan a su madre. E incluso sucede, niños buscando a sus abuelos (porque la relación fue con ellos, ellos criaron, educaron y amaron).

Veamos  un ejemplo claro sobre lo hablado:


EJEMPLO DE DESORDEN AMOROSO POR ÁRBOL GENEALÓGICO.

Ana vive sola, es soltera y tiene 39 años. Tiene parejas sentimentales o sexuales pero cuando llega el momento de comprometerse o la relación se vuelve más seria, sale huyendo. No le gustan los noviazgos largos, jamás ha querido tener hijos y no piensa jamás en el matrimonio. 

DATOS ENCONTRADOS EN SU ÁRBOL GENEALÓGICO:

Su abuelo paterno, Miguel, se enamoró perdidamente de una muchacha en su pueblo, Georgina. Planeaban una vida juntos y con muchos hijos y justo cuando se habían comprometido y estaban preparando todo para su gran boda, la mujer contrae tuberculosis y muere, dejando desolado a Miguel. Dos años más tarde, y después de un duelo parcialmente completado, Miguel conoce a una nueva mujer, Hilda, recién llegada al pueblo, vuelve a enamorarse y vuelven a planear una vida juntos, su boda en la plaza principal, pero como si la historia se repitiera, esta mujer, que supera ya los 30 de edad, muere de pronto de problemas respiratorios. Años más tarde, Miguel por fin se casa con otra mujer sin ningún problema. Georgina: Fecha de Fallecimiento: 27 de abril Hilda: Fecha de Fallecimiento: 5 de mayo Ana: Fecha de Nacimiento: 6 de febrero Fecha de Concepción: 6 de mayo 

CONCLUSIÓN: Ana es Yacente de ambas novias de Miguel, su abuelo, por lo tanto nace con el programa grabado en su inconsciente de: “Si me caso, me muero”.

¿Tienes problemas no resueltos en tu relación? ¿Te cuesta trabajo intimar con tu pareja? Acércate a descodificar tu síntoma y encontrar el camino a tu felicidad.

MEMORIA EMOCIONAL

, , , ,