Go to Top

La única y verdadera razón del porqué no atraes lo que deseas.

Atraer. Esta palabra que muchas personas asocian con connotaciones negativas. No creamos las cosas, las atraemos. Atraemos las circunstancias, personas, oportunidades, conocimientos, etc. que nos permiten dirigirnos hacia las líneas de la vida dónde esa posibilidad que queremos manifestar es posible.

Un principio y una ley superior que dominan a todos los demás. El principio del mentalismo y la ley de la atracción. El principio del mentalismo nos dice que: “Los pensamientos son cosas, lo que piensas se manifiesta”. Pero ¿cómo? A través de la ley de la atracción, que nos dice que las vibraciones similares vibran juntas y se atraen.

Albert Einstein, Premio Nobel de física en 1921, fue el primero en unir la materia y la energía con su radical fórmula E=mc2. Para Einstein, la energía y la materia eran lo mismo sólo que en distinta forma de manifestación. “Todo es energía” decía, y tenía razón, a pesar de que para sus colegas científicos de la época era algo difícil de aceptar, y ni digamos para la gente de a pie. Una barrera infranqueable entre sus sistemas de creencias y esta nueva realidad.

¿Y cómo funciona entonces este principio y esta ley superior?

Todo es energía, pero no en la misma manifestación. La energía se divide en energía libre y energía concentrada, esto han descubierto los físicos cuánticos (los más evolucionados de todo el panorama científico). La energía libre todavía no está manifestada, su vibración es alta. La energía concentrada es una acumulación de energía libre que ya se ha manifestado, su vibración es baja.

Lo que vemos vibra más bajo que lo que no vemos. Lo que se manifiesta lo hace bajando el grado de vibración, por eso la materia es más densa, más pesada… por este motivo, cuando empiezas a aplicar estos principios, no sucede de la noche a la mañana, sino que el Universo tiene que ir re-colocando las piezas para que esta manifestación sea posible.

El principio del mentalismo y la ley de atracción actúan de la siguiente manera. Con tus pensamientos diriges la energía libre (que potencialmente puede ser cualquier cosa todavía, aún no está manifestada) y la ley de la atracción une esa energía con otra de la misma frecuencia vibratoria.

La capacidad de dirigir tus pensamientos  hacia lo que quieres es la gran maestría de la vida, que no se enseña ni en el colegio ni en la Universidad, tampoco te lo enseñaron en casa, pero es la base de todo lo que acontecerá en tu vida.

Las personas poco entrenadas dejan sus pensamientos al libre albedrío, generando una serie de circunstancias que no desean, y culpando siempre a causa externas de su falta de resultados; cuando la única y la verdadera causa es que no sabes dirigir bien tus pensamientos y por tanto no vibras en la frecuencia de tu deseo.

Para vibrar en la frecuencia de tu deseo, muchas personas en la historia nos mostraron el camino. San Pablo decía: “Todo lo que pidas en oración, creyendo que ya lo tienes, lo recibirás” “Creyendo que ya lo tienes”, porque cuando crees que ya lo tienes, esa es la vibración correcta; pero si lo visualizas en el futuro, entonces la vibración que emites es la de escasez, “todavía no lo tengo”, y entonces ¿qué manifestarás? Más de “todavía no lo tengo”.

Esta meditación ha sido creada como un regalo para ti, para que aprendas a crear la frecuencia de vibración que corresponda a tu deseo. Hazla todos los días, especialmente por la noche, y cuantas más veces mejor.

¿Por qué no enseñan en el colegio estos principios y nos muestran el camino para ser más libres?

Jesús decía, “la verdad nos hace libres”. Si pudieras conocer un sistema para crear tu vida, ¿qué harías? Si pudieras aprender los principios de la creación y cómo aplicarlos en tu día a día, para dejar de ser víctima de las circunstancias y recuperar el control de tu vida, ¿qué pensarías?.

Esta se convirtió en mi divina obsesión desde hace años. Leí mucho y obtenía información muy valiosa, pero también me di cuenta que cuanto más leía más confundido estaba. Leí todo lo que pude acerca de la ley de la atracción, la espiritualidad, los grandes maestros del pasado, la física cuántica, estudié a las personas más exitosas del mundo, en total más de 700 libros desde hace más de 15 años.

Separé la paja del trigo, probé, con el método científico de “ensayo-error”, lo que verdaderamente funcionaba de lo que no. Y puedo decir que un milagro en 90 días es el método más fiable para lograr conectar con la frecuencia de vibración de tu deseo.

Recuerda, tus pensamientos dirigen la energía y la ley de atracción une a la energía (incluidas las personas, circunstancias y oportunidades) para que lo que hay dentro de ti, concuerde exactamente con lo que hay fuera de ti. Esa es la ley, y es exacta.

¿Quieres saber en qué frecuencia vibras?

Es muy fácil de detectar. Mira tu exterior. Mira tu vida. Mira las personas que te rodean, tu cuenta corriente, tus niveles de energía y vitalidad, etc. Todo eso es un reflejo de lo que tienes dentro, de tu vibración. Si quieres cambiar lo de fuera, cambia la frecuencia de tu vibración. Eso es todo.

La vida te colocará todo delante. Las personas adecuadas que te ayudarán, los aprendizajes que necesitas tener, las lecturas que debes leer, y también te quitará de tu vida todo aquello que no necesites para poder alcanzar lo que deseas.

El universo está a la espera, escuchando todo el tiempo tus deseos, pero no es lo que deseas lo que obtendrás, porque el lenguaje del Universo es el de la vibración. Por este motivo, Nicola Telsa, científico de origen serbio padre de la energía eléctrica y la corriente alterna, decía: “si quieres entender el Universo, piensa en energía, frecuencia y vibración”

Ten en cuenta que habrá muchas personas que no crean en esto e incluso lo criticarán. Pero mira sus vidas ¿cómo están? Jesús dijo: “Por sus frutos los conocerás”. Tú sabes la frecuencia vibratoria que tiene una persona por los resultados que tiene en su vida. Sin necesidad de estudios del áurea ni nada parecido, sólo viendo sus frutos, así de fácil.

Quiero recordarte que hace 400 años, Galileo Galilei dijo en un libro que la Tierra no era el centro del Universo. ¿Sabes qué hicieron las autoridades y el pueblo? Condenarle por decir esa barbaridad. ¡Esa barbaridad! Que la Tierra no es el centro del universo. Algo que ahora todo el mundo acepta, pero hace sólo 400 años, condenó a Galileo a cadena perpetua en su casa, y le obligaron a retractarse en público retirando su libro del mercado.

Entiendo que para muchas personas que lean esto, sea algo nuevo o diferente difícil de aceptar. No importa que no lo crean porque la historia está plagada de estos ejemplos. La gente cree lo que quiere creer, no la verdad.

Pero tú, si estás leyendo esto, significa que ya estás preparado para conocer la verdad, y esta nos hace libres. Jesús dijo: “Los Milagros que yo hago, tú también los harás, y aún mayores”. Yo creo que tú ya estás preparado. ¿Por qué lo sé? Porque todo es vibración y frecuencia, y si has sido atraído hasta este artículo, no es por casualidad sino por causalidad. Estás listo para crear milagros ¿lo crees?

Por muchos “no” de tu pasado, hay un gran “sí” en tu futuro. Aprende a dirigir tus pensamientos y a cambiar tu vibración, y transforma tu vida para siempre. Es posible. Es posible para ti.

Fuente: http://bit.ly/2jRtotk

MEMORIA EMOCIONAL

Si tienes interés en descodificar tus heridas, enfermedades y problemáticas, puedes contactarme al 044 55 1609 2479 o talleres@memoriaemocional.com y hacemos tu abordaje personal para la resolución de un conflicto, síntoma o enfermedad.

Consulta presencial y Skype.

, , , , , ,