Go to Top
  • No hay productos en el carrito.

¿Cómo se manifiesta en mi vida la información que heredo?

A estas alturas ya tendrás claro que heredas información de tu árbol genealógico, pero ¿sabes qué tipo de información heredas y cómo se manifiesta en tu vida?

Antes de explicártelo, vamos a dar un pequeño repaso a la forma en que esta información se trasmite.

Hay varias teorías científicas:

La teoría de la resonancia mórfica y los campos morfogenéticos nos dice que existe un campo de información, que abarca a cada especie, y que esta información permanece disponible para así, facilitar la evolución de la especie.

La epigenética conductual dice que nuestros genes están codificados por las experiencias y emociones de nuestros ancestros. Es decir, que la información también está en el ADN.

Hay otras teorías, como el holograma, el fractal o el entrelazamiento cuántico, de las que iré hablando en el blog. Yo quiero explicarte la herencia de programas, de la forma que mejor la entiendo, y es desde la comprensión de un inconsciente familiar.

Seguramente has escuchado muchas veces, que nuestra mente está “dividida” entre consciente e inconsciente. Tu mente inconsciente es aproximadamente el 95%, mientras que el consciente apenas es un 5%.

Quiere decir, que lo que está en el inconsciente es lo que dirige tu vida (95% vs 5%).

Además de tu propio inconsciente, debes saber que tu mente “bebe de la fuente del inconsciente familiar y colectivo”. Es decir, que las experiencia de tus padres, tíos, abuelos, bisabuelos, etc… es una información que permanece en el inconsciente familiar, y que afecta directamente a tu inconsciente.

De la misma forma, existe un inconsciente colectivo del que hablaba Carl G. Jung, y que afecta al nuestro.

Éste inconsciente colectivo, tiene una información basada en la historia y evolución de la humanidad, y también tiene sus particularidades en cada país, comunidad, provincia, pueblo, etc.

Por lo tanto llevamos memorias de generaciones y generaciones, de historias personales, familiares y culturales. Ahora vamos a ver cómo se manifiesta la información que heredas.

La información que tú heredas, se manifiesta en forma de:

  •  Creencias conscientes e inconscientes.
  •  Conductas y hábitos (incluso manías).
  •  Emociones endógenas.
  •  Miedos irracionales, fobias o alergias.
  •  Pensamientos recurrentes.
  •  Programas biológicos de adaptación (enfermedades).
  •  Elección de pareja, amigos, profesión, etc.
  •  Circunstancias repetitivas.
  •  Recursos y habilidades.

Creencias conscientes e inconscientes:

Por ejemplo, si alguien en tu familia fue condenado injustamente, puedes tener alguna de estas creencias; “la ley es injusta”, “el sistema no funciona”, “la policía es corrupta”, “no confío en la autoridad”.

Heredamos todo tipo de creencias; de pareja, de dinero, de valores, religiosas, de trabajo, de roles…

Algunas de estas creencias nos empoderan hacia la vida, y otras nos limitan.

¿Cómo puedes saber qué creencias inconscientes tienes respecto a un tema en concreto?

Sencillamente, mira cómo funciona tu vida en esa área, porque lo que se manifiesta es el fruto de la semilla de tu creencia.

Solo se verá clara tu visión cuando puedas mirar en tu propio corazón, porque quien mira hacia…

Conductas o hábitos:

Las conductas son otra forma de manifestar la información heredada.

No necesariamente quiere decir que vayamos a tener la misma conducta, a veces tenemos una conducta que no tenían, pero que “si hubiesen tenido, les hubiese salvado de una experiencia traumática”.

Si eres doble de algún ancestro que pasó hambre, puedes tener el hábito de tener siempre llena tu despensa.

Si entraron a robar varias veces en casa de tus padres, puedes tener la conducta de repasar varias veces que la puerta esté cerrada con llave, las ventanas, los lugares por donde alguien podría entrar…

Si eres doble de un abuelo alcohólico, puedes desarrollar el hábito de beber alcohol a diario (aunque no te emborraches).

Emociones endógenas:

Por ejemplo, si en tu familia hubo duelos difíciles de hacer, puedes tener una emocionalidad programada de tristeza, que aparece de vez en cuando y “sin sentido” en tu vida actual.

Lo hemos visto en el síndrome del yacente.

También puede ser que tu abuelo vivió sus momentos más felices sentado en un banco del parque, y que a ti cuando te sientas en un banco del parque, te sobrecoja una fuerte emoción de felicidad.

Esto también puede ocurrir con las edades; la abuela a sus 36 años vivió una serie de experiencias muy gratificantes, y tú a los 36 años rebosas alegría y gratitud.

Miedos irracionales, fobias o alergias:

El Dr. Salomón Sellam tiene un libro que te recomiendo leer si tienes alguna alergia. Se titula “las alergias no existen”.

Veamos algunos ejemplos:

Una mujer tuvo un susto con una gallina mientras estaba embarazada de su hija. Su hija nace con alergia a las plumas de gallina.

Un hombre que fallece al caer de una gran altura. El nieto tiene fobia a las alturas.

Como dice el refrán: “No hay que mentar la soga en casa del ahorcado.”

Pensamientos recurrentes:

Un caso en consulta, decía que tenía un pensamiento recurrente, de que en cualquier momento, un hombre podía abusar de ella.

Ella nunca había vivido esa experiencia y al analizar su árbol genealógico, finalmente:

“Todo pinta que tu madre ha vivido una experiencia en la que fue abusada”.

La chica insistió en que no, hasta el punto en que se molestó.

“Mi madre me hubiese contado algo así, y más sabiendo que venía a tu consulta” insistió.

A día siguiente esta chica me llamó emocionada.

Resulta que al hablar con su madre y contar eso, su madre se emocionó y le contó:

“Hija, es verdad, pero es que no me acordaba. Un vecino, intentó violarme en una ocasión, yo me escapé como pude, y fui a decírselo a tu padre. Él me dijo que me lo estaba inventando, que el vecino era un buen hombre y que yo solo quería llamar la atención. Me sentó tan mal, que nunca más hablé de ello con nadie.”

Este suceso, fue un año antes de que naciese la hija.

Programas biológicos de adaptación (enfermedades):

Nosotros podemos heredar una enfermedad, al heredar la información del conflicto, o bien como reparación de un secreto, un no dicho.

Por ejemplo, el caso de una adolescente que tenía una artrosis de cadera (poco común en esa edad).

Su abuela fue madre soltera, y nunca nadie supo quién fue el padre de su hija…

Hasta que su nieta tiene la artrosis de cadera, va a consulta y se le dice que pregunte a su abuela, la cual confiesa que se quedó embarazada del cura del pueblo.

Hasta que no hagas consciente tu inconsciente, tu inconsciente seguirá dirigiendo tu vida, y tú lo…

Elección de pareja, trabajo, amigos, etc:

Nuestro inconsciente busca relaciones que encajen a la perfección, con los programas heredados de nuestra historia familiar, sean amigos, pareja, jefes, etc.

En cuanto al trabajo, profesiones, carrera, puedes ver este artículo.

En el caso de las parejas, no es por quitar romanticismo, pero el enamoramiento (en-amor-miento), no es más que resonancia de programas, informaciones que se atraen, y lo hacen precisamente para poder transcender esos programas.

En mi caso personal, me doy cuenta cómo mi mujer encaja en toda mi historia familiar, y yo en la suya. De hecho cuanto más sabemos de la historia familiar, más obvio es que ese “enamoramiento” por el cual nos conocimos y 4 meses después nos casamos, no era más que el inconsciente gritando:

 

Circunstancias repetitivas:

Sí, eso que te pasa una y otra vez y que a veces te hace pensar que vives en un bucle.

A algunos les sucede con la economía, otros con la pareja, otros se encuentran siempre con el mismo tipo de personas…

Hay quien siempre se encuentra en situaciones donde tiene que mediar entre dos, dos amigos, jefe y cliente, suegra y pareja… en cuanto a esto te voy a dar una pista… ¿no estarías en medio de la relación de papá y mamá?

Recuerda que si te suceden este tipo de situaciones repetitivas, no es porque tienes que pagar por tus pecados, ni porque tu karma así lo diga… no es un castigo… lo que pasa es que te quieres tanto que deseas tener la oportunidad de ser feliz, incluso en esa situación.

Así que tienes la posibilidad de mirar estas situaciones de otra manera, de vivirlas desde otra perspectiva, es una nueva oportunidad para sanar tu mente.

La paradoja es que cuando vives esa aceptación completa, cuando has sabido mirar de otra forma, el bucle se rompe, o al menos ya no se repite de la misma forma…

Recursos y habilidades:

¡Sí! También heredas mucha información que te empodera, que te es útil en tu vida y que es genial si puedes ir a mirarla de vez en cuando y agradecer.

Es algo que aunque pudo empezar como el programa de “niño payaso” que viene a quitar hierro a la problemática o drama familiar (se explica en el curso de proyecto sentido).

La fuerza del padre para hacer aquello que te encanta y la forma de mimar a tu familia como la madre.

Al ser deseado como niña, desarrollas también la parte femenina, la comunicación, el mostrar afecto con la familia, la capacidad de escucha, la orientación en el tiempo… y muchas cosas más.

Quizás por todos esos programitas que en principio se mostraban como algo “malo”, los que te llevan a vivir fuertes conflictos emocionales, síntomas, relaciones difíciles y otras dificultades… has podido aprender a transcenderlos, a ser más amable contigo y con los demás, a mirar sin juicios, y a ser más agradecido y vivir más feliz.

Te reto a que hagas una lista de todo aquello que te encanta de ti, y que también lo ves en tus padres, tíos, abuelos y bisabuelos.

Dales hoy las gracias por todo aquello que heredas y que te encanta, que te hace la vida más fácil, y cuéntame en los comentarios, de qué te das cuenta, qué has descubierto o cómo te has sentido al hacerlo.

¡Vamos! No estoy de broma… hazlo y cuéntame. Un abrazo para ti, y si te gustó el artículo ayúdame a compartirlo.

Fuente: http://bit.ly/2a2n8Hy    //   Por: Saúl Pérez Sánchez

 

MEMORIA EMOCIONAL

Si tienes interés en descodificar tus heridas, enfermedades y problemáticas, puedes contactarme al 044 55 1609 2479 o talleres@memoriaemocional.com y hacemos tu abordaje personal para la resolución de un conflicto, síntoma o enfermedad.

Consulta presencial y Skype.

, , , , , ,