Go to Top
  • No hay productos en el carrito.

Misión De Vida – Descodificación  En Niños

 

Cuando un niño está en el vientre de su madre, vive los estados emocionales de ella. No existe una separación entre la madre y el niño. La edad cronológica de la formación neurofisiológica del bebé es hasta los tres años aproximadamente, hasta entonces el yo del niño es igual al yo de la mamá.

Parece increíble, pero si reflexionamos y tomamos conciencia de que la realidad de todas las cosas es la unidad, comprenderemos que hay una unidad bebé-mamá.

El bebé siente como propio lo que le sucede a mamá: sus alegrías, sus tristezas, sus preocupaciones, y lo más importante aquello “no dicho”, lo “no expresado”.

El Inconsciente Biológico es inocente, repite las pautas y programas que se instauran en esta etapa tan crítica y fundamental.

Puede ser el papá esté odiando a todas las mujeres, incluso sin darse cuenta que las odia; de hecho, puede que diga con frecuencia que le encantan las mujeres y que las quiere mucho, sin embargo, tiene pensamientos que las mujeres no valen nada, que son malas, etc.; las utiliza solo para su placer sin importarle lo que ellas sientan, etc. Y puede ser que la madre esté pensando en que los hombres son malos, son “sinvergüenzas”, que son infieles, graba tanto lo que la madre y el padre piensan y sienten, como su propia “interpretación” (consciente) que él le da a esa información.

Desde que nacen tienen un sentimiento de culpa importante por haber nacido. Son personas que se sentirán no deseados en diferentes áreas de su vida, la inseguridad y la baja autoestima estará presente. Necesitarán de mucho afecto y contacto físico para mermar su sensación de no ser deseados, pero aun así, pueden sentir que todo ese cariño recibido no es suficiente, pues su programa inconsciente de No deseado es más fuerte.

En pareja, podría ser normal que fuesen muy celosos y posesivos, creando relaciones de necesidad y apego, y difícilmente pudiendo tener una relación verdaderamente amorosa. Otros puntos importantes son si fuiste o no del sexo deseado, si hubo problemas en el embarazo, la forma en que naciste (forcex, natural, cesárea, etc.)

La física cuántica nos demuestra que lo que pensamos afecta a lo que nos rodea y, por lo tanto a nuestras vidas. Sana tu mente, y tu cuerpo sanará. Si no te gusta lo que ves afuera, cambia tu forma de pensar y tu universo cambiará.

La sesión es el manejo de programación del cuerpo energético. Te lleva a tener profundos estados de paz, logra sanar la Perdida y Duelo de una manera impresionante.

Reencuadra y armoniza tu vida mediante la reprogramación de tus emociones – pensamientos, consciente – inconsciente y logra tu estados extraordinarios de equilibrio energético. Las emociones se acomodan al reprograma, alinear la emoción de la aceptación y felicidad.

Acércate a descodificar tu síntoma y a encontrar el camino a tu Felicidad.

Edgar Mendizabal

, , , , ,