Go to Top
  • No hay productos en el carrito.

Descodificación: Los votos en la familia

¿Qué es un voto y como afecta tu familia?

¿Como te afecta en tu desarrollo económico?

Un voto es una responsabilidad u obligación que contraemos con nosotros mismos. Los votos más conocidos son tal vez los que hacen los monjes de algunas órdenes religiosas, como: el voto de pobreza, el voto de castidad, el voto de silencio. Pero nosotras también hacemos votos y, la mayoría de ellos son inconscientes. No tenemos ni idea de que los hemos hecho y, sin embargo, están vivos en nuestra sombra decidiendo nuestra vida.

Los votos de lealtad inconscientes son muy peligrosos ya que gobiernan el curso de nuestra historia. Encuentran anclaje en nuestras vidas y se convierten en nuestros cimientos. Y comenzamos a construir nuestra vida y nuestra identidad desde esos cimientos, limitando nuestra experiencia y nuestra realidad, viviendo la vida de otras personas -incluso aunque ya no estén acá.

Mientras que los votos que toman los monjes los preparan para vivir con éxito la vida que desean tener, nuestros votos inconscientes nos preparan para fallar.

Comenzamos a tomar votos de lealtad en la infancia, cuando todavía somos pequeños e inocentes. Por lo general, los hacemos en relación a las personas que más queremos, como nuestro papá, nuestra mamá o la persona que nos cuida. Hacemos un voto de lealtad cuando tenemos miedo a herirles o cuando no queremos que algo vuelva a hacernos daño. Como somos inocentes y queremos el amor de nuestra familia, decidimos ser leales, seguir perteneciendo al clan.

Brothers

Una de las necesidades del ser humano es la de pertenecer y ser aceptado.

Otros votos de lealtad tienen que ver con no sobresalir demasiado para que alguien en nuestra vida no se sienta menos. Si somos más inteligentes que nuestro hermano, tal vez decidamos mostrar que no lo somos tanto. Decidimos hacernos pequeños para que él no se sienta mal, o incluso para evitar los celos, la envidia o un castigo. Somos leales a la persona que NO  ha encontrado su brillo propio, reforzando su debilidad, perpetuando el ciclo en el que está. Y dejamos de ser leales a nosotras mismos. Es una situación en la que ambas partes pierden.

Hay votos que tienen que ver directamente con la prosperidad. Muchas personas han nacido en hogares en los que la riqueza y las personas ricas eran consideradas egoístas, viciosas, corruptas. Aprendemos de nuestra familia y ambiente a juzgar a esas personas y a juzgar lo que tenían. Muchas mujeres no pueden prosperar porque este voto de lealtad está activo en su psique. Cada vez que prosperan necesitan deshacerse del dinero, gastarlo rápido o hacer una mala inversión para perderlo. Con la finalidad de no dañar a su familia. Desean seguir perteneciendo, formar parte de su clan. Saben que si se hacen ricas entrarán a formar parte de las personas corruptas y serán juzgadas automáticamente por su familia.

Es, definitivamente, auto-sabotaje. El dinero viene y se va con la misma rapidez. O nunca llega. Tienen miedo de que entre en su vida. Energéticamente lo evitan o lo rechazan. Y así, nunca tienen más que suficiente. O no tienen. Dependen de sus familias. Estas mujeres temen ser expulsadas del clan y temen ser avergonzadas.

Vivimos desde las limitaciones del pasado,
no desde las infinitas posibilidades del presente.

Fuente: http://bit.ly/1Q27dWW  Por: Maria Clark 

 

MEMORIA EMOCIONAL

Si tienes interés en profundizar sobre tu árbol genealógico  puedes contactarme al 044 5516092479 o talleres@memoriaemocional.com  y hacemos tu abordaje personal para la resolución de un conflicto, síntoma o enfermedad.

Consulta presencial y Skype.

, ,