Trastorno de alimentación restrictivo o selectivo

El trastorno de alimentación restrictivo o selectivo es un trastorno de la conducta alimentaria relativamente nuevo. Los niños con un trastorno de alimentación restrictivo o selectivo son sumamente quisquillosos al comer y, a veces, les interesa muy poco comer alimentos.

¿Cuáles son los signos del trastorno de alimentación restrictivo o selectivo?

Los niños con trastorno de alimentación restrictivo o selectivo se pueden clasificar en tres categorías:

º Algunos niños son sumamente selectivos con lo que comen y tal vez tengan reacciones extremadamente negativas a los olores, los sabores, las texturas y los colores de los alimentos. Quizás tengan mucho temor a los nuevos alimentos, algo que recibe el nombre de “neofobia” y les causen miedo las experiencias negativas relacionadas con alimentos que no conocen.

º Es posible que algunos niños tengan un desinterés generalizado por la comida y tengan muy poco apetito o sientan que comer les causa poca o nula satisfacción. Con frecuencia, estos niños niegan tener hambre.

º Otros niños tienen miedo de lo que podría ocurrir si comen; por ejemplo, sentir dolor, atragantarse o vomitar.



Algunos niños con el Trastorno de alimentación restrictivo o selectivo solo pertenecen a una de estas categorías, mientras que otros pueden pertenecer a más de una.

Muchos niños con este trastorno tienen bajo peso. Otros alcanzan un peso normal, pero tal vez su dieta sea tan limitada que no crezcan o interfiera con la escuela, la familia y su vida social.

¿Cuáles son las causas del trastorno de alimentación restrictivo o selectivo?

Se desconoce cuál es la causa exacta del trastorno de alimentación restrictivo o selectivo. Muchos expertos creen que se debe a una combinación del temperamento, los genes y los acontecimientos desencadenantes (como un atragantamiento).