¿¿A qué se debe el sobrepeso??

El sobrepeso está relacionado con el síndrome del abandono o con la sensación de haber sido abandonado, aunque muchas veces no lleguemos a ser consciente de ello.

Nuestra función renal se activa para retener el máximo de agua en nuestro organismo. Esto se traduce en retención de líquidos. La sensación de estar perdido, solicita las glándulas suprarrenales que se relacionan con la secreción de cortisol, que se relaciona a su vez con el cansancio matinal y la vida sedentaria.

La impotencia de no poder hacer nada más que soportar este abandono, lleva al sentimiento de desvalorización que tiene que ver con todo el sistema osteoarticular, así como con la sangre, los diferentes tejidos y la grasa. La vulnerabilidad ante depredadores nos puede llevar a usar la técnica del camuflaje o la transformación física para pasar desapercibidos, o aumentar el volumen para impresionar a los enemigos, o ponernos un escudo protector para hacer frente a los depredadores.

Ejemplos de conflictos estructurante-programantes

  • Personas que sienten que tienen que ser fuertes, que han crecido creyendo que solo cuentan con ellas mismas, son personas que lo aguantan todo y a menudo son un pilar fundamental de su entorno, tienen que resistir.

  • Personas que están al servicio de los otros, que se dan completamente, que sienten que solo existen si se dan a los demás y se preocupan más de los otros que de ellas mismas porque eso les da un lugar.

  • Necesitan contacto y protección, pero no se reconocen en su interior, por lo que se ponen una armadura protectora de grasa.

  • Personas desbordadas, que sienten que no llegan a hacer todo lo que tienen que hacer, creen que para “ser” tienen que “hacer”, el tiempo se les escapa de las manos y se sienten frustradas.

  • Personas almacenadoras, debido a una carencia o a una falta su solución, quieren almacenar, guardar recursos. Sienten que les falta algo y lo guardan así en su interior. Este sería el caso del mecanismo de incorporación que hemos comentado antes y de las personas que tienen la necesidad de llenarse para evitar sentir el vacío.

  • Personas perdidas, que no tienen referentes y no saben dónde ir, qué hacer a nivel existencial, personas que se sienten solas y desorientadas…

  • Personas víctimas de agresiones, la mirada de los demás es una agresión y la mirada hacia ellas mismas también es una agresión… va unido al sentimiento de culpabilidad y para estas personas, adelgazar es peligroso porque pueden ser personas más seductoras y esto llevarles a vivir otra agresión.

  • Personas que sonríen como sistema de defensa para que las acepten, para ser queridas, para evitar el rechazo. Niegan o relativizan el sufrimiento, evitando sentir el dolor y poniendo una sonrisa perpetua ante la vida.