Hoy hablamos de la vejiga para poner un poco de luz en los problemas,  que aunque muchas veces no son graves, si causan muchas molestias a quien los padece.

La vejiga es el deposito donde se desagua la orina procedente de los uréteres. Los principales problemas de de vejiga son la incontinencia, infección, inflamación, tumor y cáncer.

El cuerpo emocional se relaciona con los líquidos y con los deseos. La vejiga es la que recoge, mantiene  y expulsa los líquidos. Cualquier problema en la vejiga se asocia con emociones y deseos que no gestionamos bien.

Un deseo reprimido, una emoción contenida, la ira de no tener algo o a alguien, fluidez económica, etc. Estará afectando a la vejiga.

Si hay demasiado control asociado a miedo se estará reteniendo la orina. Si no puedes controlar tus emociones, explotas fácilmente, te desbordas, quieres que todo se cumplan ya, vas a tener problemas de contención de la orina.

La orina está en espera de ser soltada por la vejiga. Esto representa las esperas en la vida. Problemas en la vejiga indican que me cuesta soltar, me mantengo en lo conocido por miedo a lo nuevo.

Las infecciones de orina indican frustración, tristeza, inseguridad, ira…Emociones no expresadas que me queman por dentro. Asimilar mal los acontecimientos externos. Esperar demasiado de los demás y se frustra si no lo obtiene.

La cistitis en un hombre tiene un significado de necesitar más fuerza para marcar los límites de su territorio. “No puedo marcar los límites de mi territorio”. Sea el hogar, el trabajo, compañeros…

La cistitis en la mujer es mas frecuente que en el hombre. Hay que tener en cuenta que la mujer ha sido la que ha estado siempre organizando la casa, “su territorio”.

La mujer siente que no está en su territorio. La visita de un familiar, un hijo que vuelve después de estar fuera, vivir en casa de la madre o la suegra…

La incontinencia hace que no puedas retener la orina. En personas adultas hay un deseo de querer controlarlo todo en la vida. Son personas poco flexibles, con un excesos de emociones que esconden hace mucho tiempo. Ese exceso se desborda dando lugar a la incontinencia.

En los niños es una necesidad de marcar el territorio. Miedo en el territorio. Problemas en el colegio, hijos de padres separados que no saben cuál es su “territorio”…si  es la casa de papa o la de mamá. Conflicto de no poder organizar su territorio.

La Retención de orina viene de un conflicto de “no tener territorio propio”. Sea este real o simbólico.

Los problemas en la uretra, canal por el que se vacía la orina,  nos dice que no sabemos dónde están nuestros límites. Queremos marcar el territorio pero no tenemos claro si ese territorio es nuestro.

Tenemos dudas de hasta dónde llegar. Si será bien visto, aceptado por los demás o no.

 

Si la uretra se inflama estamos sintiéndonos indignados porque los demás nos han invadido, han hecho algo en nuestro territorio que no nos gusta, y en lugar de decirlo, nos callamos y culpamos.

La vejiga representa las relaciones personales. Por esto hay tanto problema de vejiga en torno a nuevas relaciones: relaciones sexuales, como me relaciono con mi entorno, relaciones dentro de casa o como me relaciono fuera de casa.

A la vejiga también se la relaciona con el territorio. Cualquier desorden o invasión  en el territorio puede afectar a la vejiga. Sea este real o simbólico.

Pertenece a la Primer Etapa embrionaria: Supervivencia y a la Cuarta: Relación.

Cualquier problema relacionado con el sistema urinario denuncia conflictos que has vivido, o estás viviendo, por no saber poner limites ni marcar tu territorio.

Puedes estar sintiendo una necesidad de pertenencia de alguien o de algo que no sabes expresar. Puedes estar sintiendo que te “desorganizan” o “ensucian” tu territorio.

Que la vejiga se dañe con las emociones relacionadas con el territorio es algo biológico. No somos tan diferentes a los animales a la hora del marcaje del territorio.

El territorio puede ser real o simbólico. Para una mujer, enterarse de que su marido está con otra, puede provocarle un problema urinario. Inconscientemente considera a su marido como parte de su territorio. “Otra mujer ha invadido mi territorio”.

La matriarca que todas las fiestas recibe a la familia y le dejan la casa desordenada, si esto lo vive emocionalmente mal, puede terminar con un problema de vejiga.

El hombre que llega al trabajo y encuentra el desorden de sus compañeros, si siente que le han desordenado su territorio, puede terminar con un problema urinario.

El territorio de la mujer está dentro de casa (parte derecha)

El del hombre está fuera, en su trabajo. (parte izquierda)

Cómo liberar las emoción biológicas:

Expresando tus dudas y preguntas.

Aceptando tus límites o bien los límites que se te imponen.

Expresando tu molestia por situaciones que alteren tu territorio.

Sintiéndote cómodo y feliz con tu forma de ser.

Liberando cosas ajenas que te afecten.

Liberándose de viejas creencias y dejando sitio para lo nuevo

Algunos consejos para mantener tu vejiga en buen estado.

 

A demás de la toma de consciencia de las emociones y los miedos que pueden estar afectando a tu vejiga, te dejo unos consejos para el día a día.

1. Alimentación sana y variada

Para mantener en buen estado físico el aparato urinario procura tener una alimentación variada rica en frutas, verduras, frutos rojos y procura no tomar alcohol. Un consumo alto de alcohol deteriora la vejiga.

2. Evitar el tabaco y el café en exceso

El tabaco y el café tienen químicos que afectan el aparato urinario. Es importante evitar y controlar la ingesta de bebidas alcohólicas, del café y el tabaco. Si no tenemos esto en cuenta, en un futuro podemos sufrir de peritonitis.

3. Tomar agua y productos que la contengan

Uno de los mejores remedios de prevención es tomar suficiente agua. El agua hidrata, limpia , arrastra impurezas y no deja que la orina se estanque. Hay que tener sensatez y bebe siempre que se tenga sed. Si no se bebe suficiente agua puede causar extrañamiento e irritar la vejiga.  No hay que pasarse con el consumo de agua o puede causar incontinencia. Importante tomar frutas, verduras e infusiones naturales. 

4. No aguantar las ganas de ir al baño

Aguantarse las ganas de ir al baño puede causar infecciones de orina. Está bien retener un poco para educar a la vejiga a que sepa esperar, pero no estar demasiadas horas sin ir al baño.

5. Evitar los dulces, bollería y refrescos

Hay estudios que demuestran que los edulcorantes irritan la vejiga. Evitar edulcorantes artificiales, Dulces, bollería, refrescos azucarados y los de dieta y algunos alimentos dietéticos.

6. No tomar demasiados cítricos

No te va a dañar tomarte uno o dos cítricos al día, sobre todo si llevas una alimentación sana, pero no abuses del limón, la piña, la naranja. Todo depende de como estés de salud, del agua que tomes, de tu estado emocional, los cítricos te pueden dañar o beneficiar.

7. Realizar alguna actividad física

Con el ejercicio se evita la retención de líquidos que se acumulan en la parte baja del cuerpo.

Cuando caminas, corres, o haces cualquier otro ejercicio en el que tu cuerpo esté en movimiento, favoreces que los líquidos se vayan diluyendo y tu vejiga te lo agradecerá.

Hay que tener en cuenta que el inconsciente no entiende de real o simbólico. Así que, si algo lo sientes como real, será real para tu inconsciente.El se encarga de compensar, con enfermedad, lo que como demanda emocional recibe. Así que, despréndete de todo lo que no necesites, vive sin miedo y con consciencia cualquier proceso en tu vida.

× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: