Biodescodificación- El Intestino: Nuestro segundo cerebro

Biodescodificación- El Intestino: Nuestro segundo cerebro

Todas nuestras emociones, sensaciones de bienestar se generan en nuestros intestinos, al que muchos llaman segundo cerebro.

El 90% de la serotonina, la hormona del bienestar, la producimos en el intestino.

¿Qué quiere decir que el intestino es un segundo cerebro?

Poseemos un verdadero cerebro dentro de nuestras entrañas, y su función neuronal es muy parecida a la actividad cerebral de la cabeza. El sistema digestivo posee una red extensa de neuronas, que se encuentra entre las dos capas musculares de sus paredes. La estructura de las neuronas digestivas es totalmente idéntica a la estructura de las neuronas cerebrales y tienen la capacidad de liberar los mismos neurotransmisores, hormonas y moléculas químicas. Me refiero al sistema nervioso entérico (SNE) o nuestro segundo cerebro. No es una metáfora; es un término oficial aceptado por la sociedad médica.

¿Cómo estimular el “cerebro intestinal” a nuestro favor?

El cerebro intestinal libera sus sustancias químicas como, por ejemplo, la serotonina (la famosa hormona de la felicidad y el bienestar) como respuesta a una alimentación y digestión sanas. Hay que saber que la serotonina no se produce sólo en el cerebro sino que, por el contrario, la mayor parte de ella (el 90%) se libera en el intestino. Si nosotros nos alimentamos bien, variado y con un aporte proporcional de todos los nutrientes; si tenemos unos hábitos sanos de comer (sin prisa, masticar bien y no distraernos) el sistema digestivo nos responde y nos lo agradece con una sensación de bienestar, dándonos un buen suministro de energía, vitalidad y optimismo.
Por otra parte, las neuronas digestivas también se estimulan con las técnicas de respiración abdominal, estiramientos, masajes suaves de la tripa, y con calor suave y relajante, aplicado a la zona del vientre.

¿En qué medida es importante una adecuada higiene abdominal, para que pueda hacer bien sus funciones?

Lo más importante es el equilibrio entre la entrada de los alimentos y todas las sustancias que tragamos y la descarga de todos los residuos y los productos secundarios de la propia función celular y bacteriana que tenemos que expulsar. Si estamos sobrealimentados o si consumimos demasiados alimentos dudosos respecto a su calidad nutritiva, de este modo fácilmente saturamos y trastornamos nuestra tubería interna. Si por alguna razón patológica o funcional la digestión y/o el tránsito intestinal es lento y no de forma completa, entonces formamos acúmulos de los residuos en nuestro interior y podemos llegar a una sobrecarga tóxica o la autointoxicación; esta última se manifiesta de múltiples formas, tiene diferentes caras y síntomas. Por supuesto, la limpieza es importante, practicar una depuración interior es una “garantía” para evitar elevar los riesgos del desarrollo de muchas enfermedades y una oportunidad para tu cuerpo para incrementar el rendimiento, la energía y tener un mayor aporte nutricional.

¿Cómo mantener una higiene intestinal de una forma natural, en nuestros hábitos de la vida cotidiana?

Con una correcta higiene digestiva: respetar las señales que nos manda el cuerpo, no suprimir las necesidades naturales de ir al baño ni tener prisa haciéndolo. Crear un ritual e intentar repetirlo todos los días, alrededor de las mismas horas, con calma y tiempo suficiente para poder vaciar bien el vientre y sentirse ligero y limpio por dentro. Insistir, repetir y seguir entrenando tu cuerpo para que responda a tu ritual y crear un firme reflejo condicionado. Además, recomiendo beber 2 litros de líquidos al día, ingerir por lo menos 400 g de verdura variada cada día, no olvidarnos de las legumbres (2-3 veces por semana, al menos 200 g en cada toma), consumir productos fermentados (kefir, chucrut), tres tomas de fruta al día, frutos secos variados, por lo menos 30 g al día. Y si no puedes cumplir con estas cantidades diarias recomendadas, quizás te conviene tomar unos suplementos naturales de fibra.
Conviene de vez en cuando (un día al mes o por semana) acelerar tu propio transito intestinal tomando mucho zumo de ciruelas, kiwis o kefir o/y suplementos de magnesio, y con eso te puedes asegurar una limpieza mas profunda.

¿Cómo comer?

Saboreando y apreciando el proceso; sin prisa, masticar, analizar los gustos y las texturas de los alimentos, no comer “mientras tanto” (mientras que hacemos esto o lo otro), no distraer nuestra atención con otras actividades simultáneas, como ver la tele o leer la prensa.

  ¿Cómo debería ser una actitud personal que beneficie el funcionamiento de los intestinos y el organismo en general?

Todos sabemos que el estrés, la ansiedad, la tensión emocional, afectan al sistema digestivo, mucha gente somatiza los problemas psicológicos y tiene molestias digestivas fuertes y variadas. Los pensamientos pueden provocar un atracón o un corte de la digestión y/o del apetito. Un sistema nervioso central que no se encuentra bajo la presión emocional ni el estrés crónico, y que recibe las adecuadas pausas y descansos, le propone una buena función al sistema digestivo. En mi libro Salud Pura describo varios rituales y técnicas que ayudan a sincronizar y equilibrar nuestros dos cerebros y beneficiarnos de sus funcionamientos y potenciales.

¿Cómo moverse? ¿Cómo debería ser una actividad física adecuada?

Con regularidad. Lo más que le gusta a nuestro cuerpo es la previsibilidad y la regularidad. Con una actividad física rítmica y repetitiva, el cuerpo te lo va a agradecer y te proporcionará un magnifico bienestar. No tienen tanto valor ni son saludables las actividades físicas esporádicas y bruscas como sí lo tienen un ejercicio regularizado e incorporado firmemente a tu rutina. Los movimientos y estiramientos, aunque sean muy sencillos y cortos en el tiempo (al principio, hasta que entras en la rutina y el gusto por ellos y les dediques más tiempo), si se realizan todos los días y a horas asignadas, te activarán todos los sistemas vitales y te asegurarán un bienestar a corto y largo plazo.

¿Cómo saber si nuestro sistema digestivo está en buena forma?

Hay que saber escucharlo: los síntomas como la acidez, el ardor, el reflujo, la pesadez, el hinchazón, el dolor, demasiados gases, la irregularidad del tránsito intestinal, nauseas, etc., son sus formas de expresarse, es el lenguaje digestivo, el aviso de que algo anda mal. Entonces hay que hacerle caso y observar con atención y paciencia tu sistema digestivo: por qué y cuándo te aparecen aquellas molestia (con qué tipo de comida o en qué situación) e intentar corregirlo. Lo que sucede frecuentemente es que la gente se acostumbra a vivir con hinchazón o diarreas (o todo lo contrario) o piensan que es algo normal o vergonzoso, o que su digestión es así de delicada, sin buscar las respuestas ni intentar corregir la calidad de su función digestiva.

¿Qué pueden significar los sonidos en el aparato digestivo?

Muchas cosas: normalmente son los gases y los líquidos que se mueven por el tubo digestivo gracias a los movimientos musculares viscerales. Podemos tener o acumular demasiados gases o/y restos residuales, o/y tener nuestra función muscular digestiva alterada. No es patológico, más bien funcional, pero si llegara a ser molesto y doloroso, en tal caso recomiendo observarte y anotarlo todo y después ir a ver a un especialista.

¿Cómo puede afectar un entorno excesivamente ácido en el sistema digestivo?

El cuerpo sano suele equilibrar y controlar el pH (que es el parámetro de la acidez) de sus tejidos y de su medio ambiente. La acidificación excesiva, en el estomago por ejemplo, puede ser causada por bacterias/infecciones, por procesos inflamatorios o por abuso de las comidas “acidificantes” como los hidratos de carbono y los dulces, por ejemplo, o las bebidas gaseosas. La acidificación del contenido del intestino grueso puede ser causada por un desequilibrio de la microflora intestinal, un sobrecrecimiento de las bacterias y/o hongos agresivos y por una mala alimentación. De nuevo, la clave está en la alimentación y en la propia observación.

¿Cómo equilibrarlo?

Descartar una posible infección o un proceso inflamatorio, que requieran tratamientos con especialistas. Rituales de depuración, batidos verdes, consumo adecuado de las verduras y las frutas, agua, suplementos minerales alcalinizantes y probióticos.

Autora: Irina Matveikova, Licenciada en Medicina, con especialidad en Endocrinología y Nutrición Clínica por la Universidad Estatal de Medicina de Minsk (Bielorrusia).

 

FUENTE:  Irina Matveikova, Licenciada en Medicina, con especialidad en Endocrinología y Nutrición Clínica por la Universidad Estatal de Medicina de Minsk (Bielorrusia).

 

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado tu suscripción.
¡Hoy se parte de nuestra comunidad!
Suscríbete a nuestro newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso

Biodescodificación-Abundancia

Biodescodificación-Abundancia

Cuando hablamos de prosperidad no nos referimos solo al dinero. La prosperidad es,  tiempo para disfrutar y gozar de lo que hacemos, la comodidad en nuestra vida, la salud, la belleza, las relaciones, y por supuesto al dinero. La prosperidad hace también referencia a un estado de ánimo.

Prosperidad no es solo tener dinero

El amor es poderoso y contiene todo aquello que podemos desear soñar y, sin duda mucho más. La prosperidad es, por ejemplo: tiempo para disfrutar y gozar de lo que hacemos, la comodidad en nuestra vida, la salud, la belleza, las relaciones, y por supuesto al dinero. La prosperidad hace también referencia a un estado de ánimo.

Trata de pensar por un momento en el lugar donde te encuentras en este momento: en tu ciudad, en tu país, en tu continente, en el planeta tierra, en nuestra galaxia la Vía Láctea, en nuestro Universo… ¡Somos tan pequeñitos! Trata de imaginarte por un momento la infinita abundancia que existe, en la cantidad de planetas, estrellas, asteroides… que existen, o en la cantidad de gotitas de agua que hay en el mar, el Universo es infinito y es una provisión inagotable.

Nuestra vida, es decir, la totalidad de las posibilidades (capacidades) a nuestra disposición, está más que dispuesta a materializar nuestros deseos de prosperidad y a ofrecérnosla. El carburante de la propia vida es la felicidad, y por ello, siempre está dispuesta a hacer lo necesario para que seamos sus generadores, sus creadores. Ella se convierte en lo que nosotros sentimos y experimentamos.

La dificultad se halla en que no siempre aceptamos esta realidad y por consecuencia su abundancia. En algún rinconcito creemos no merecerla; nos creemos indignos de aquello que en realidad hemos venido a vivenciar, igual que nos creemos indignos de la Esencia que lo ha Creado Todo.

Hemos crecido con una o varias de estas creencias. Las hemos interiorizado como nuestras: no hay suficiente para todos, los ricos son todos unos ladrones, hay que ahorrar por si luego no hubiese o se acabase, el dinero se acaba, se gasta, tener mucho es “pecado”, hay que trabajar muy duro para vivir…

Tomemos como ejemplo la última de estas creencias: hay que trabajar muy duro para vivir. Está grabada en el interior de casi todos nosotros. Hay personas que aunque atraen con mucha facilidad la abundancia a sus vidas se sienten culpables. No creen haber trabajado lo suficiente o haberse esforzado bastante. No se lo merecen.

De este modo aunque atraen fácilmente grandes cantidades de dinero se deshacen rápidamente de él: lo pierden, lo gastan inútilmente, les surgen imprevistos… otros, por el contrario, pasan muchas horas trabajando para darse la sensación de merecer su sueldo.

¿Cuántas horas al día les quedan para disfrutar de ellos mismos?

¡Aceptemos la abundancia y la prosperidad en nuestras vidas!

¡Atrevámonos a ser felices!

¡Me merezco todo lo bueno, me libero de las limitaciones y creencias impuestas por la sociedad y por mi pasado. Soy libre y disfruto de la totalidad de las posibilidades!

Aquí dejamos unos pasos que pueden ayudaros a aceptar esta abundancia de vida:

  • Alégrate de la prosperidad ajena, criticar la forma en que otros administran sus ingresos equivale a decirle al Universo: a mi no me gusta gastar ni tener mucho.
  • Elimina los límites a tus ingresos, no te limites a unos ingresos fijos. Nunca sabes de dónde puede provenir una fuente nueva de ingresos.
  • Identifica en ti las falsas creencias que causan tus carencias. La mayoría de nosotros hemos crecido con estas creencias.
  • Agradece lo que ya tienes, aunque no te guste del todo y desees algo mejor.
  • Aprende a recibir, agradece de corazón lo que los demás te ofrecen, los piropos…
  • Permítete aceptar la abundancia en tu Vida
  • Deja marchar lo viejo, dejando así espacio para acoger lo nuevo.
 
Fuente: http://bit.ly/2rUtjpY

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado tu suscripción.
¡Hoy se parte de nuestra comunidad!
Suscríbete a nuestro newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso

Biodescodificación-Anemia

Biodescodificación-Anemia

La persona anémica ha perdido precisamente esa alegría de vivir y se encuentra envuelta en sentimientos de desvalorización. Con esos condicionantes, las personas anémicas muy frecuentemente se ven invadidas por el desánimo, la debilidad y la inseguridad.

La anemia supone ir más allá de la mera observación de las manifestaciones físicas. Implica profundizar en las causas inconscientes que hay detrás y en su sentido biológico. Como sabemos, desde un punto de vista biológico la sangre simboliza la alegría de vivir y representa también a la familia, al clan, los lazos familiares. La persona anémica ha perdido precisamente esa alegría de vivir y se encuentra envuelta en sentimientos de desvalorización en sus relaciones y con respecto a lo que hace (especialmente en el clan).

La anemia expresa, como vemos, una desvalorización de la persona especialmente con respecto a miembros de la familia o situaciones y conflictos surgidos en el clan. Muchas veces se observan casos de consanguineidad en las relaciones o casos de incesto, ya sea real o, sobre todo, simbólico. Por ejemplo: matrimonios o parejas en las que los cónyuges son dobles entre sí (normalmente por fecha de concepción y/o nacimiento).

En los casos de anemia ferropénica entran en juego tanto el calcio, que representa la función paterna, como el magnesio, que representa la función materna. Suele tratarse de casos en los que tanto el hombre como la mujer precisan ayuda en sus respectivas funciones paterna y materna. Además, suelen ser personas que interiormente sienten, sin conocer conscientemente el motivo, que no desean molestar a la familia o creen que deben vivir lo menos posible en la familia porque molestan. En definitiva, sentimientos persistentes de ahogo en la familia; atmósfera familiar tóxica que impide respirar bien.

La hemoglobina, como hemos visto, transporta el oxígeno en la sangre. Biológicamente, si carecemos de la cantidad adecuada de hemoglobina en la sangre es porque hay alguien en el clan familiar a quien nos gustaría que no le llegue oxígeno; alguien a quien nos gustaría excluir –expulsar- del clan. Asimismo, la hemoglobina se encuentra en los glóbulos rojos de la sangre y cuando éstos sufren alteraciones es porque existe un clima de vida o muerte, ya sea real o simbólica porque se desea la exclusión de un miembro del clan (muerte simbólica) o, al contrario, porque se desea dar oxígeno a alguien de la familia para que viva.

En las personas con anemia aparecen siempre como factores presentes la falta de alegría de vivir, el miedo y, sobre todo, la desvalorización, el sentimiento de no valer lo suficiente. Esta desvalorización es la que lleva a esas personas a ser excesivamente dependientes de situaciones y conflictos de otros miembros del clan o a no considerarse dignas de vivir o desarrollarse en el ámbito de su clan. Es esa desvalorización la que aniquila la alegría de vivir. Por tanto, la persona anémica debe reconocerse, afirmarse y valorarse para tomar conciencia de que no depende ni debe depender de la valoración, aceptación y reconocimiento de los demás. Del mismo modo, la persona anémica debe observar y vigilar con mucha atención los pensamientos negativos que seguramente la invaden de forma persistente y la impiden encontrarse, reconocerse y otorgarse el derecho a disfrutar y vivir la vida con alegría.

La persona con anemia debe analizar y tomar conciencia de sus conflictos familiares y de la emoción con la vive y siente la atmósfera familiar. Debe extraer la conclusión visceral de qué es lo que tanto le irrita y cuál es y cómo se manifiesta su desvalorización Son personas que deben respetarse, valorarse y reconocerse para poder vencer esos sentimientos de inseguridad y, con ello, superar esa desvalorización que es sólo una creencia presente en su mente.

 

FUENTE: https://bit.ly/2K6GoeV
No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado tu suscripción.
¡Hoy se parte de nuestra comunidad!
Suscríbete a nuestro newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso

BIODESCODIFICACIÓN – INSOMNIO

BIODESCODIFICACIÓN – INSOMNIO

Si yo presento insomnio, significa que soy una persona miedosa, desconfiada, exageradamente apegada y por lo tanto «inconsciente»

 

El insomnio se define como dificultad para iniciar o mantener el sueño y puede manifestarse como dificultad para conciliar el sueño (insomnio inicial), despertarse frecuente durante la noche o despertarse muy temprano por la mañana, antes de lo planeado (insomnio terminal).

 

¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?

Si yo presento insomnio, significa que soy una persona miedosa, desconfiada, exageradamente apegada y por lo tanto «inconsciente». En el momento en que finalizo mi día y no soy capaz de permitirme descansar, en eso momento he perdido el control sobre mí y eso habla de una falta total de confianza tanto en mi persona, como en mis comportamientos y reacciones y en la vida misma. Tengo un carácter difícil, sólo yo me entiendo, sólo yo me aguanto, nadie me comprende, nunca estoy feliz o satisfecho con lo que hago o digo durante el día, pero tampoco soy feliz con lo que he vivido durante dicho día. No estoy en paz, no vivo en paz, nada me llena. Y hasta que yo no cambie, nada cambiará.

¿Cuál es la emoción biológica oculta?:

-Miedo

-Culpa

-Rencor

-Resentimiento

-Resistencia al fluir de la vida

Pensamientos negativos

-Preocupaciones sin sentido

-Falta de aceptación por lo que sucede alrededor

En el caso de insomnio que comienza a muy corta edad o sin razón comprobable, hay que revisar el árbol genealógico, porque puede existir una orden de «velar al muerto», real o simbólico. Velar a un muerto puede ser efectivamente porque hubo un muerto o bien porque me paso la noche revisando todo lo que pasó durante el día sin llegar a nada.

Resentir: «El muerto no ha podido ser velado».

Y el muerto puede ser el pleito de hoy en la oficina, la discusión con mi pareja, los problemas de mi hija, etc.

 

Todo síntoma tiene que ver con cada persona en particular, con su historia, sus vivencias y las de su clan, encontrarle un sentido a lo que el síntoma está queriendo decirnos es necesario para poder trascender el problema.

FUENTES:
https://bit.ly/2SyBLun

 

 

BIODESCODIFICACIÓN – DIABETES

BIODESCODIFICACIÓN – DIABETES

Si yo presento Diabetes, necesariamente he vivido o estoy viviendo, un conflicto emocional en el que yo siento que no he recibido, no recibo, o dejé de recibir, la dulzura y el cariño que me merezco.

 

 

Se conoce como Diabetes a la enfermedad en la que los niveles de glucosa (azúcar) de la sangre están muy altos.

 

 

La glucosa proviene de los alimentos que consume. La insulina es una hormona que ayuda a que la glucosa entre a las células para suministrarles energía.

 

 

-Se caracteriza por una eliminación excesiva de azúcar en la orina.

 

 

-Se distinguen varios tipos de Diabetes:

 

 

La diabetes insípida:

 

 

Trastorno de la función renal caracterizado por una emisión masiva de orina.

 

 

La diabetes insípida, únicamente se presenta en personas que sienten una necesidad imperiosa de sobrevivir porque viven sintiéndose “amenazados” por algún miembro de la familia. No hay dulzura alguna. Todo son órdenes y “debe ser”. Existe una persona “castrante” en la familia. Una autoridad castrante, si es en el trabajo.

 

 

– ¿Dónde estás?

 

 

– ¿A qué hora vienes?

 

 

– ¿Ya terminaste?

 

 

– Dame de comer

 

 

– ¿A dónde vas?

 

 

– Necesito que compres mis medicinas

 

 

– Resuelve esto o aquello

 

 

– Si te vas te mato

 

 

– Si me mientes te mato

 

 

– Eres un inútil, muérete

 

 

La diabetes dulce:

 

 

Presencia excesiva de azúcares en la orina provocada por una hiperglucemia (alta cantidad de azúcar en sangre).

 

 

 

 

La diabetes renal:

 

 

Presencia de azúcares en la orina sin hiperglucemia.

 

 

 

 

La diabetes gestacional:

 

 

Tipo de diabetes dulce durante el embarazo:

 

 

– «Resisto al peligro de muerte de mi bebé porque ya perdí uno”
– «Resisto al peligro de muerte de mi bebé porque me costó mucho embarazarme”
– «Resisto al peligro de muerte de mi bebé porque ya estoy grande”
– «Resisto al miedo de que mi bebé nazca enfermo, porque en la familia hay niños enfermos”

 

 

En la diabetes gestacional, siempre existirá un conflicto emocional en el que me resisto a una situación negativa con mi bebé, sumado a una repulsión a que exista algo negativo.

 

 

Si la madre, luego del nacimiento del bebé, vive agresiones repugnantes por parte de la pareja o de su padre, en las cuales ella vive una necesidad de “ser protegida y querida”, la diabetes permanecerá hasta que la madre, libere esas emociones o se separe de aquellas situaciones que la alteren.

¿Cómo funciona la Diabetes?

 

 

En fase activa de conflicto esto es, cuando la persona está viviendo en su presente el conflicto emocional, hay una funcionalidad deficiente de las células beta de los islotes de Langherans, con caída de la secreción de insulina en la sangre (proporcional al peso del conflicto).
Si el conflicto emocional se mantiene activo en equilibrio por largo tiempo (semanas, meses o años), se evoluciona hacia la diabetes dulce con los síntomas siguientes:

 

 

– bulimia.

 

 

– adelgazamiento.

 

 

– orina abundante (poliuria).

 

 

– polidipsia (beber mucha agua).

 

 

 

 

¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?

 

 

Si yo presento Diabetes, necesariamente he vivido o estoy viviendo, un conflicto emocional en el que yo siento que no he recibido, no recibo, o dejé de recibir, la dulzura y el cariño que me merezco.
Puede ser que mi hogar se haya roto con un divorcio, con el divorcio de mis padres, con la muerte de alguien, puede ser que me hayan abandonado o engañado, puede ser que he quedado huérfano o veo a mis padres pelear todo el tiempo y gritarse, puede ser que crecí solo, puede ser que me quedé sin familia, puede ser que me criaron otros que no fueron mis padres, puede ser una infidelidad, puede ser violencia, puede ser golpes, y, sea como sea.

 

 

– “Mi familia no me quiere”

 

 

– “Mi infancia fue muy triste”

 

 

– “Sufrí mucho de niño (a)”

 

 

– “Me tratan muy mal en el trabajo, me humillan”

 

 

– “Mis padres no me abrazan”

 

 

– “Mi pareja no me ama”

 

 

Es una situación a la yo me resisto, no lo acepto, no lo quiero, no me gusta, lo sufro.

 

 

Y, finalmente, no “recibo la dulzura que me merezco”.

Conflicto Emocional de resistencia y de repugnancia o repulsión:

 

 

– Cuando la resistencia es extrema en un clima de repugnancia, la respuesta apunta a la insulina: hiperglucemia.

 

 

– Cuando la repugnancia es extrema en un clima de resistencia, la respuesta apunta al glucagón: hipoglucemia.

 

 

Y el mayor problema en los casos de diabetes, es que la persona no deja de resistirse. Se resiste a aceptar su dolor, se resiste a mostrarse débil, se resiste a recibir cariño y amor, se resiste a aceptar que necesita amor y dulzura, se hace el fuerte.

 

 

La diabetes, puede presentarse también, ante un conflicto emocional en el que la persona, afronta un peligro que viene hacia él, en posición de resistencia, defendiéndose, pero de manera ineficaz. Puede ser un peligro a futuro o un futuro inmediato.

 

 

– “Me va a pedir el divorcio”

 

 

– “Me va a abandonar”

 

 

– “Se va a morir”

 

 

– “Me va a robar”

 

 

– “Me va a violar”

 

 

– “Me va a engañar”

 

 

– “Va a temblar, se caerá mi casa”

 

 

– “Vamos a chocar”

 

 

Existe cierta noción de impotencia muscular o psíquica.
Es una sensación de sentirse en enfrentamiento constante en contra de algo o alguien a quien la persona considera “superior”. Existe la idea de que esa persona es torturada por otra persona o situación. Conflicto activo de resistencia a la autoridad abusiva que hace cosas repugnantes: diabetes insulino dependiente. La insulina representa la autoridad.

 

 

-Es injusto, “lo que me hacen es asqueroso”

 

 

-El diabético sólo busca dulzura en todo

 

 

-Diabetes doble = Bestial (repugnante) y tierno (dulce) al mismo tiempo.

 

 

– “Tratan de separarme de mi familia”

 

 

FUENTE:

 

 

https://bit.ly/36k9bFf

 

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado tu suscripción.
¡Hoy se parte de nuestra comunidad!
Suscríbete a nuestro newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso

BIODESCODIFICACION: LAS RODILLAS

BIODESCODIFICACION: LAS RODILLAS

Los dolores en las rodillas son aliados que nos pueden ayudar a reflexionar sobre nuestra relación con la jerarquía: la dominación y el sometimiento con lo que nos rodea; sobre nuestra excesiva rigidez; e incluso nos puede invitar a dar un repaso autobiográfico de nuestra salida del mundo adolescente.

La rodilla derecha es el padre y símbolo de autoridad, poderes no materiales. La rodilla izquierda es la madre y las fuentes de poder materiales.

La parte de atrás de las rodillas, representa a los abuelos que son nuestros padres verdaderos. De alguna manera, sea físicamente o no, todos tenemos o hemos tenido algún problema de rodilla ya que es uno de los lugares en el que se manifiesta a menudo el ego y nuestra conciencia de la relación espiritual con nuestros padres y con la fuente de la vida.

Las rodillas son la segunda articulación de las piernas. Cargan el peso del cuerpo cuando estamos de pie y se necesitan para caminar, para subir y bajar escalones, para sentarse, para descender, etc.

Las rodillas se relacionan con el orgullo, el sometimiento, la modestia y la humildad.

Representan nuestra capacidad de ceder, de soltar, en nuestra relación con los otros. No querer doblegar las rodillas indica una actitud orgullosa e inflexible. Caer de rodillas es una llamada a la humildad, a que abandonemos la arrogancia o el orgullo respecto a alguna situación que estemos viviendo.

Las lesiones de menisco, constituido por cartílago que hacen posible la articulación y rotación de la rodilla, se producen a causa del sobreesfuerzo. Puede que con una excesiva actividad exterior, huyamos desmesuradamente de solucionar algún conflicto interior. Tras la operación de menisco, los afectados deben restringir el movimiento. A este proceso, sería conveniente que le siguiera una toma de conciencia de cuales son nuestros límites y de que manera los estamos trascendiendo, al tiempo que nos deberíamos preguntar de qué asunto íntimo estamos “queriendo escapar”.

Los dolores en las rodillas son aliados que nos pueden ayudar a reflexionar sobre nuestra relación con la jerarquía: la dominación y el sometimiento con lo que nos rodea; sobre nuestra excesiva rigidez; e incluso nos puede invitar a dar un repaso autobiográfico de nuestra salida del mundo adolescente, por si algo que allí no se terminó de elaborar, sigue llamando nuestra atención a través de alarmas en la zona corporal que representa a esa edad, las rodillas. Si no dedicamos tiempo y energía a solucionar los problemas del “submundo” referidos a lo anterior, todo ese tiempo y energía se concentra en una hiperactividad fuera de nosotros, demasiado orgullosos e inflexibles para admitir que debemos transformarnos, y en esta huida desmesurada, se rompen los límites de nuestra capacidad física, dando problemas en los meniscos.

 

En lugar de vivir estos problemas de salud como algo negativo y sin sentido, sería mejor escucharlos como si de maestros se trataran. Seguro que traen un mensaje sanador para nosotros.

Las rodillas son la segunda articulación de las piernas.

Cargan el peso del cuerpo cuando estamos de pie y se necesitan para caminar, para subir y bajar escalones, para sentarse, para descender, etc.

Como el cuello, se relacionan con la flexibilidad, sólo que ellas hablan de inclinarse y de ser orgulloso, del yo y de la obstinación. Con frecuencia, cuando vanzamos, nos da miedo inclinarnos y nos ponemos tiesos. Y eso vuelve rígidas las articulaciones.

Queremos avanzar, pero no cambiar nuestra manera de ser.

Por eso las rodillas tardan tanto en curarse, porque está en juego nuestro yo.

Las rodillas tardan en curarse porque en ellas están en juego nuestro orgullo y nuestra auto-justificación.

La próxima vez que tenga algún problema con las rodillas, pregúntese de qué está justificándose, ante qué está negándose a inclinarse. Renuncie a su obstinación y aflójese. La vida es fluencia y movimiento, y para estar cómodos debemos ser flexibles y fluir con ella. Un sauce se dobla y se mece y ondula con el viento, y está siempre lleno de gracia y en armonía con la vida.

 

  • Falta de humildad
  • Rigidez mental
  • Resistencia en avanzar
  • Conflicto con la autoridad
  • Arrogancia, obstinación y resistencia que hace que avancemos con sufrimiento
  • Resistencia emocional al curso de los acontecimientos
  • Conflicto irritación mental que nos impide aceptar las cosas
  • Sometimiento a nuestro egoísmo
    1. Humildad
    2. Aceptación
    3. Entrega

    Las rodillas se relacionan con el orgullo, el sometimiento, la modestia y la humildad.

    Representan nuestra capacidad de ceder, de soltar, en nuestra relación con los otros. No querer doblegar las rodillas indica una actitud orgullosa e inflexible.

    Caer de rodillas es una llamada a la humildad, a que abandonemos la arrogancia o el orgullo respecto a alguna situación que estemos viviendo.

    BLOQUEO MENTAL:

    Este dolor te dice que dejes de creer que eres flexible. Recuerda que tu cuerpo siempre quiere advertirte de algo de lo que no eres consciente. No tienes por qué tener miedo de perder el control si aceptas las ideas nuevas de los demás y si permites enfocar tu porvenir o el de aquellos a quienes amas de otra manera. No tienes que seguir creyendo que doblegarte quiere decir arrodillarte ante los demás o ser una persona sumisa.

    Tu inflexibilidad puede provenir del miedo a ser como tus progenitores. Date cuenta de que eres un ser distinto a tus padres y que, aun cuando existan similitudes, tú puedes dirigir.

     

    FUENTE:
    https://bit.ly/33DVvlF

    No hemos podido validar su suscripción.
    Se ha realizado tu suscripción.
    ¡Hoy se parte de nuestra comunidad!
    Suscríbete a nuestro newsletter para recibir nuestras novedades.

    Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso

    BIODESCODIFICACIÓN – INSOMNIO

    BIODESCODIFICACIÓN- Problemas en la piel

    La piel representa nuestra individualidad, y los problemas dérmicos suelen significar que de algún modo la sentimos amenazada. Esto significa que estoy viviendo un conflicto

     

    Cuando estamos bien, nuestra piel está radiante, sin asperezas ni enrojecimientos. Como una vitrina exterior de nuestro cuerpo y nuestra mente, en perfecto equilibrio. Sin embargo, cuando nos sentimos mal, nuestra piel muestra signos difíciles de ocultar: psoriasis, granos, manchas y herpes entre otros.

    La piel consta de tres capas:

    • Epidermis (externa) – Pertenece a la 4ª Etapa
    • Hipodermis (interna) – Pertenece a la 3ª Etapa
    • Dermis (intermedia) – Pertenece a la 2ª Etapa

     

    Epidermis 4ª Etapa (Relación)

     

    ¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?

    Si yo presento cualquier problema en mi epidermis, significa que estoy viviendo un conflicto de separación con respecto a mi madre, a mi familia, a mis amigos, a mis compañeros de trabajo, etc. Estoy sufriendo necesariamente «una falta de contacto». Este conflicto de separación produce sentimientos de miedo, angustia, sensación de amenaza y problemas nerviosos. Tomando en cuenta que la piel es una gran superficie de protección, es altamente común que refleje nuestros estados emocionales.

    Hipodermis 3ª Etapa (Movimiento, Valoración)

     

    ¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?

    Si yo presento cualquier problema en la hipodermis, significa que estoy viviendo un conflicto de desvalorización estética de mí mismo en referencia a una parte de mi cuerpo que ha sido juzgada como «fea». Es decir, me siento poco atractivo o juzgado por mi falta de belleza y eso hace que mi hipodermis se dañe.

    Dermis 2ª Etapa (Protección)

     

    ¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?

    Si yo presento cualquier problema en mi dermis, significa que estoy viviendo un conflicto de separación en lugar de obtener un contacto que yo ansío. Es decir, estoy separado de algo o alguien con quien yo desearía fervientemente estár más cercano, más relacionado, etc.

    Estos son algunos de los significados de las afecciones más comunes de la piel:

     

    Vitiligio: Conflicto de vivencia de separación y malestar a la vez. Separación brusca o desagradable de un ser querido. Hay que lavar la mancha.

    Verrugas: Es un escudo que ha dejado una marca de un ataque o una agresión. También una desvalorización a nivel estética. Suciedad un conflicto de mancha. En pies, representan nuestras raíces, origen, en las manos: conflicto con la escritura.

    Nevus, lunares: Conflictos de mancha.

    Lipoma: Desvalorización estética local y sobreprotección.

    Acné: Conflicto de identidad (Cambio de nombre del DNI o recibir un insulto por mi cara) Conflicto estético y desvalorización estética, conflicto del espejo. Conflicto de suciedad (a veces vivido por el padre).

     

    • En la cara “rechazo de uno mismo.”

     

    • En la parte alta de la espalda y los hombros: Falta de apoyo, ahí es donde tocamos a alguien cuando queremos apoyarles.

     

    • El adolescente resiente que si me hago mayor tendré más responsabilidad, por eso quiero seguir siendo niño este conflicto lleva acné.

     

    • En el fondo siempre hay un conflicto de miedo a la sexualidad (bastante estética). “Muestro mis hormonas, muestro que puedo tener relaciones sexuales”.

    Acné juvenil, es la atracción y el miedo al instinto recién despertado de la sexualidad. No aceptación de uno mismo.

    Acné rosetón: “Debo eliminar de mi rostro (de mi imagen) aquello que es peligroso para mí (p.e. la feminidad).

     

    Pityriasis versicolor: Enfermedad infecciosa, no contagiosa, crónica y muy común causada por un hongo: La infección es cutánea, superficial, se caracteriza por manchas en la piel (máculas hipo o hiperpigmentadas) y suele ser asintomático. Conflicto de atentado a la integridad (hiperpigmentación) + conflicto de separación, en fase de reparación.

    Impétigo: Ataque contra la integridad con sensación de separación.

    Transpiración: Cuando la persona se siente atrapada, cuando no puede contar con su madre. “No quiero que nadie me atrape en un ambiente de miedo”

    Hiperhidrosis en la palma de la mano o planta de los pies: “me siento como si tuviera que escapar de una trampa”, “miedo de que mamá me toque, si me toca, será para hacerme daño”, “hay que correr, escabullirse”

     

    ¡Encuentra el equilibro entre mente, cuerpo y alma!

     

     

    Fuente: 
    https://bit.ly/3haBuYt

     

    BIODESCODIFICACIÓN – INSOMNIO

    Biodescodificación: Las historias familiares que influyen en el embarazo

    La historia de nuestros ancestros puede influir en un embarazo. Fechas de nacimiento y fallecimiento, parecidos físicos, profesiones, herencias directas, antepasados claves. Todos estos datos toma esta terapia alternativa, cada vez más presente como recurso para “destrabar” temas puntuales y limitaciones personales

     

    Aunque como todo saber no avalado por la ciencia tiene sus detractores, la estadística casera de temas que se van repitiendo en una familia (con particularidades y detalles que van cambiando, por supuesto) es difícil de explicar desde la teoría, pero bastante contundente en lo real.

    Los miembros de una familia se influyen recíprocamente en su salud y en su conducta.

    Es decir, que todos estamos conectados y vivimos historias paralelas, pero especialmente lo estamos a nuestras familias y a nuestras parejas (familias elegidas).

    ¿Cómo vivieron nuestras madres, abuelas, bisabuelas sus embarazos y maternidades?

    Lo primero que debe hacer quien desea biodescodificar un tema en particular es recabar historias, cuentos, narrativas, fechas. Como un investigador privado, entrevistar, preguntar, revisar documentos, indagar en lo que fue tapado u oculto. ¿Qué puede aparecer, según lo que dice esta perspectiva de trabajo? Antepasadas que han fallecido al dar a luz, bebés que no sobrevivieron o prematuros, abortos, un padre que abandonó a su mujer embarazada y nunca más saben de él, embarazos producto de violaciones, riesgo de vida (por alguna complicación) para las mamás, embarazos no deseados, tristezas o duelos durante la gestación, etc.

    A todos se nos puede ocurrir que en alguna de nuestras ramas, materna o paterna, haya historias como éstas, pero, en algunos casos los traumas son más profundos y dejan secuelas en los descendientes. “Estos programas vienen de historias tan fuertes que, muchas veces, la persona se genera síntomas físicos en su sistema reproductor, que le impiden aun más el embarazo.

    Enfermedades como trombofilia, endometriosis, fibromas, pólipos, miomas y quistes uterinos, de ovarios, trompas tapadas, varicocele, baja calidad de espermas, son algunos de estos ejemplos. También hay personas que tienen este programa de infertilidad encubierto, y se manifiesta a través de que no consiguen pareja. Sus relaciones son casuales, con nadie llegan a formar una unión estable o una familia, o cuando se plantea la posibilidad de ser padres, algo ocurre, y el vínculo se rompe”.

    Cada historia familiar abrirá temas específicos y el terapeuta y consultante podrán revisar juntos esa historia para sacarla a la luz primera- paso importante  y luego reinterpretarla, para soltar las cargas que no son nuestras y seguir la vida, lo más creativa, original y auto-centrada en nuestra misión particular que podamos.

     

    FUENTE:
    https://bit.ly/3lnAgN2