Biodescodificación- El Intestino: Nuestro segundo cerebro

Biodescodificación- El Intestino: Nuestro segundo cerebro

Todas nuestras emociones, sensaciones de bienestar se generan en nuestros intestinos, al que muchos llaman segundo cerebro.

El 90% de la serotonina, la hormona del bienestar, la producimos en el intestino.

¿Qué quiere decir que el intestino es un segundo cerebro?

Poseemos un verdadero cerebro dentro de nuestras entrañas, y su función neuronal es muy parecida a la actividad cerebral de la cabeza. El sistema digestivo posee una red extensa de neuronas, que se encuentra entre las dos capas musculares de sus paredes. La estructura de las neuronas digestivas es totalmente idéntica a la estructura de las neuronas cerebrales y tienen la capacidad de liberar los mismos neurotransmisores, hormonas y moléculas químicas. Me refiero al sistema nervioso entérico (SNE) o nuestro segundo cerebro. No es una metáfora; es un término oficial aceptado por la sociedad médica.

¿Cómo estimular el “cerebro intestinal” a nuestro favor?

El cerebro intestinal libera sus sustancias químicas como, por ejemplo, la serotonina (la famosa hormona de la felicidad y el bienestar) como respuesta a una alimentación y digestión sanas. Hay que saber que la serotonina no se produce sólo en el cerebro sino que, por el contrario, la mayor parte de ella (el 90%) se libera en el intestino. Si nosotros nos alimentamos bien, variado y con un aporte proporcional de todos los nutrientes; si tenemos unos hábitos sanos de comer (sin prisa, masticar bien y no distraernos) el sistema digestivo nos responde y nos lo agradece con una sensación de bienestar, dándonos un buen suministro de energía, vitalidad y optimismo.
Por otra parte, las neuronas digestivas también se estimulan con las técnicas de respiración abdominal, estiramientos, masajes suaves de la tripa, y con calor suave y relajante, aplicado a la zona del vientre.

¿En qué medida es importante una adecuada higiene abdominal, para que pueda hacer bien sus funciones?

Lo más importante es el equilibrio entre la entrada de los alimentos y todas las sustancias que tragamos y la descarga de todos los residuos y los productos secundarios de la propia función celular y bacteriana que tenemos que expulsar. Si estamos sobrealimentados o si consumimos demasiados alimentos dudosos respecto a su calidad nutritiva, de este modo fácilmente saturamos y trastornamos nuestra tubería interna. Si por alguna razón patológica o funcional la digestión y/o el tránsito intestinal es lento y no de forma completa, entonces formamos acúmulos de los residuos en nuestro interior y podemos llegar a una sobrecarga tóxica o la autointoxicación; esta última se manifiesta de múltiples formas, tiene diferentes caras y síntomas. Por supuesto, la limpieza es importante, practicar una depuración interior es una “garantía” para evitar elevar los riesgos del desarrollo de muchas enfermedades y una oportunidad para tu cuerpo para incrementar el rendimiento, la energía y tener un mayor aporte nutricional.

¿Cómo mantener una higiene intestinal de una forma natural, en nuestros hábitos de la vida cotidiana?

Con una correcta higiene digestiva: respetar las señales que nos manda el cuerpo, no suprimir las necesidades naturales de ir al baño ni tener prisa haciéndolo. Crear un ritual e intentar repetirlo todos los días, alrededor de las mismas horas, con calma y tiempo suficiente para poder vaciar bien el vientre y sentirse ligero y limpio por dentro. Insistir, repetir y seguir entrenando tu cuerpo para que responda a tu ritual y crear un firme reflejo condicionado. Además, recomiendo beber 2 litros de líquidos al día, ingerir por lo menos 400 g de verdura variada cada día, no olvidarnos de las legumbres (2-3 veces por semana, al menos 200 g en cada toma), consumir productos fermentados (kefir, chucrut), tres tomas de fruta al día, frutos secos variados, por lo menos 30 g al día. Y si no puedes cumplir con estas cantidades diarias recomendadas, quizás te conviene tomar unos suplementos naturales de fibra.
Conviene de vez en cuando (un día al mes o por semana) acelerar tu propio transito intestinal tomando mucho zumo de ciruelas, kiwis o kefir o/y suplementos de magnesio, y con eso te puedes asegurar una limpieza mas profunda.

¿Cómo comer?

Saboreando y apreciando el proceso; sin prisa, masticar, analizar los gustos y las texturas de los alimentos, no comer “mientras tanto” (mientras que hacemos esto o lo otro), no distraer nuestra atención con otras actividades simultáneas, como ver la tele o leer la prensa.

  ¿Cómo debería ser una actitud personal que beneficie el funcionamiento de los intestinos y el organismo en general?

Todos sabemos que el estrés, la ansiedad, la tensión emocional, afectan al sistema digestivo, mucha gente somatiza los problemas psicológicos y tiene molestias digestivas fuertes y variadas. Los pensamientos pueden provocar un atracón o un corte de la digestión y/o del apetito. Un sistema nervioso central que no se encuentra bajo la presión emocional ni el estrés crónico, y que recibe las adecuadas pausas y descansos, le propone una buena función al sistema digestivo. En mi libro Salud Pura describo varios rituales y técnicas que ayudan a sincronizar y equilibrar nuestros dos cerebros y beneficiarnos de sus funcionamientos y potenciales.

¿Cómo moverse? ¿Cómo debería ser una actividad física adecuada?

Con regularidad. Lo más que le gusta a nuestro cuerpo es la previsibilidad y la regularidad. Con una actividad física rítmica y repetitiva, el cuerpo te lo va a agradecer y te proporcionará un magnifico bienestar. No tienen tanto valor ni son saludables las actividades físicas esporádicas y bruscas como sí lo tienen un ejercicio regularizado e incorporado firmemente a tu rutina. Los movimientos y estiramientos, aunque sean muy sencillos y cortos en el tiempo (al principio, hasta que entras en la rutina y el gusto por ellos y les dediques más tiempo), si se realizan todos los días y a horas asignadas, te activarán todos los sistemas vitales y te asegurarán un bienestar a corto y largo plazo.

¿Cómo saber si nuestro sistema digestivo está en buena forma?

Hay que saber escucharlo: los síntomas como la acidez, el ardor, el reflujo, la pesadez, el hinchazón, el dolor, demasiados gases, la irregularidad del tránsito intestinal, nauseas, etc., son sus formas de expresarse, es el lenguaje digestivo, el aviso de que algo anda mal. Entonces hay que hacerle caso y observar con atención y paciencia tu sistema digestivo: por qué y cuándo te aparecen aquellas molestia (con qué tipo de comida o en qué situación) e intentar corregirlo. Lo que sucede frecuentemente es que la gente se acostumbra a vivir con hinchazón o diarreas (o todo lo contrario) o piensan que es algo normal o vergonzoso, o que su digestión es así de delicada, sin buscar las respuestas ni intentar corregir la calidad de su función digestiva.

¿Qué pueden significar los sonidos en el aparato digestivo?

Muchas cosas: normalmente son los gases y los líquidos que se mueven por el tubo digestivo gracias a los movimientos musculares viscerales. Podemos tener o acumular demasiados gases o/y restos residuales, o/y tener nuestra función muscular digestiva alterada. No es patológico, más bien funcional, pero si llegara a ser molesto y doloroso, en tal caso recomiendo observarte y anotarlo todo y después ir a ver a un especialista.

¿Cómo puede afectar un entorno excesivamente ácido en el sistema digestivo?

El cuerpo sano suele equilibrar y controlar el pH (que es el parámetro de la acidez) de sus tejidos y de su medio ambiente. La acidificación excesiva, en el estomago por ejemplo, puede ser causada por bacterias/infecciones, por procesos inflamatorios o por abuso de las comidas “acidificantes” como los hidratos de carbono y los dulces, por ejemplo, o las bebidas gaseosas. La acidificación del contenido del intestino grueso puede ser causada por un desequilibrio de la microflora intestinal, un sobrecrecimiento de las bacterias y/o hongos agresivos y por una mala alimentación. De nuevo, la clave está en la alimentación y en la propia observación.

¿Cómo equilibrarlo?

Descartar una posible infección o un proceso inflamatorio, que requieran tratamientos con especialistas. Rituales de depuración, batidos verdes, consumo adecuado de las verduras y las frutas, agua, suplementos minerales alcalinizantes y probióticos.

Autora: Irina Matveikova, Licenciada en Medicina, con especialidad en Endocrinología y Nutrición Clínica por la Universidad Estatal de Medicina de Minsk (Bielorrusia).

 

FUENTE:  Irina Matveikova, Licenciada en Medicina, con especialidad en Endocrinología y Nutrición Clínica por la Universidad Estatal de Medicina de Minsk (Bielorrusia).

 

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado tu suscripción.
¡Hoy se parte de nuestra comunidad!
Suscríbete a nuestro newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso

Biodescodificación-Abundancia

Biodescodificación-Abundancia

Cuando hablamos de prosperidad no nos referimos solo al dinero. La prosperidad es,  tiempo para disfrutar y gozar de lo que hacemos, la comodidad en nuestra vida, la salud, la belleza, las relaciones, y por supuesto al dinero. La prosperidad hace también referencia a un estado de ánimo.

Prosperidad no es solo tener dinero

El amor es poderoso y contiene todo aquello que podemos desear soñar y, sin duda mucho más. La prosperidad es, por ejemplo: tiempo para disfrutar y gozar de lo que hacemos, la comodidad en nuestra vida, la salud, la belleza, las relaciones, y por supuesto al dinero. La prosperidad hace también referencia a un estado de ánimo.

Trata de pensar por un momento en el lugar donde te encuentras en este momento: en tu ciudad, en tu país, en tu continente, en el planeta tierra, en nuestra galaxia la Vía Láctea, en nuestro Universo… ¡Somos tan pequeñitos! Trata de imaginarte por un momento la infinita abundancia que existe, en la cantidad de planetas, estrellas, asteroides… que existen, o en la cantidad de gotitas de agua que hay en el mar, el Universo es infinito y es una provisión inagotable.

Nuestra vida, es decir, la totalidad de las posibilidades (capacidades) a nuestra disposición, está más que dispuesta a materializar nuestros deseos de prosperidad y a ofrecérnosla. El carburante de la propia vida es la felicidad, y por ello, siempre está dispuesta a hacer lo necesario para que seamos sus generadores, sus creadores. Ella se convierte en lo que nosotros sentimos y experimentamos.

La dificultad se halla en que no siempre aceptamos esta realidad y por consecuencia su abundancia. En algún rinconcito creemos no merecerla; nos creemos indignos de aquello que en realidad hemos venido a vivenciar, igual que nos creemos indignos de la Esencia que lo ha Creado Todo.

Hemos crecido con una o varias de estas creencias. Las hemos interiorizado como nuestras: no hay suficiente para todos, los ricos son todos unos ladrones, hay que ahorrar por si luego no hubiese o se acabase, el dinero se acaba, se gasta, tener mucho es “pecado”, hay que trabajar muy duro para vivir…

Tomemos como ejemplo la última de estas creencias: hay que trabajar muy duro para vivir. Está grabada en el interior de casi todos nosotros. Hay personas que aunque atraen con mucha facilidad la abundancia a sus vidas se sienten culpables. No creen haber trabajado lo suficiente o haberse esforzado bastante. No se lo merecen.

De este modo aunque atraen fácilmente grandes cantidades de dinero se deshacen rápidamente de él: lo pierden, lo gastan inútilmente, les surgen imprevistos… otros, por el contrario, pasan muchas horas trabajando para darse la sensación de merecer su sueldo.

¿Cuántas horas al día les quedan para disfrutar de ellos mismos?

¡Aceptemos la abundancia y la prosperidad en nuestras vidas!

¡Atrevámonos a ser felices!

¡Me merezco todo lo bueno, me libero de las limitaciones y creencias impuestas por la sociedad y por mi pasado. Soy libre y disfruto de la totalidad de las posibilidades!

Aquí dejamos unos pasos que pueden ayudaros a aceptar esta abundancia de vida:

  • Alégrate de la prosperidad ajena, criticar la forma en que otros administran sus ingresos equivale a decirle al Universo: a mi no me gusta gastar ni tener mucho.
  • Elimina los límites a tus ingresos, no te limites a unos ingresos fijos. Nunca sabes de dónde puede provenir una fuente nueva de ingresos.
  • Identifica en ti las falsas creencias que causan tus carencias. La mayoría de nosotros hemos crecido con estas creencias.
  • Agradece lo que ya tienes, aunque no te guste del todo y desees algo mejor.
  • Aprende a recibir, agradece de corazón lo que los demás te ofrecen, los piropos…
  • Permítete aceptar la abundancia en tu Vida
  • Deja marchar lo viejo, dejando así espacio para acoger lo nuevo.
 
Fuente: http://bit.ly/2rUtjpY

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado tu suscripción.
¡Hoy se parte de nuestra comunidad!
Suscríbete a nuestro newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso

Biodescodificación-Anemia

Biodescodificación-Anemia

La persona anémica ha perdido precisamente esa alegría de vivir y se encuentra envuelta en sentimientos de desvalorización. Con esos condicionantes, las personas anémicas muy frecuentemente se ven invadidas por el desánimo, la debilidad y la inseguridad.

La anemia supone ir más allá de la mera observación de las manifestaciones físicas. Implica profundizar en las causas inconscientes que hay detrás y en su sentido biológico. Como sabemos, desde un punto de vista biológico la sangre simboliza la alegría de vivir y representa también a la familia, al clan, los lazos familiares. La persona anémica ha perdido precisamente esa alegría de vivir y se encuentra envuelta en sentimientos de desvalorización en sus relaciones y con respecto a lo que hace (especialmente en el clan).

La anemia expresa, como vemos, una desvalorización de la persona especialmente con respecto a miembros de la familia o situaciones y conflictos surgidos en el clan. Muchas veces se observan casos de consanguineidad en las relaciones o casos de incesto, ya sea real o, sobre todo, simbólico. Por ejemplo: matrimonios o parejas en las que los cónyuges son dobles entre sí (normalmente por fecha de concepción y/o nacimiento).

En los casos de anemia ferropénica entran en juego tanto el calcio, que representa la función paterna, como el magnesio, que representa la función materna. Suele tratarse de casos en los que tanto el hombre como la mujer precisan ayuda en sus respectivas funciones paterna y materna. Además, suelen ser personas que interiormente sienten, sin conocer conscientemente el motivo, que no desean molestar a la familia o creen que deben vivir lo menos posible en la familia porque molestan. En definitiva, sentimientos persistentes de ahogo en la familia; atmósfera familiar tóxica que impide respirar bien.

La hemoglobina, como hemos visto, transporta el oxígeno en la sangre. Biológicamente, si carecemos de la cantidad adecuada de hemoglobina en la sangre es porque hay alguien en el clan familiar a quien nos gustaría que no le llegue oxígeno; alguien a quien nos gustaría excluir –expulsar- del clan. Asimismo, la hemoglobina se encuentra en los glóbulos rojos de la sangre y cuando éstos sufren alteraciones es porque existe un clima de vida o muerte, ya sea real o simbólica porque se desea la exclusión de un miembro del clan (muerte simbólica) o, al contrario, porque se desea dar oxígeno a alguien de la familia para que viva.

En las personas con anemia aparecen siempre como factores presentes la falta de alegría de vivir, el miedo y, sobre todo, la desvalorización, el sentimiento de no valer lo suficiente. Esta desvalorización es la que lleva a esas personas a ser excesivamente dependientes de situaciones y conflictos de otros miembros del clan o a no considerarse dignas de vivir o desarrollarse en el ámbito de su clan. Es esa desvalorización la que aniquila la alegría de vivir. Por tanto, la persona anémica debe reconocerse, afirmarse y valorarse para tomar conciencia de que no depende ni debe depender de la valoración, aceptación y reconocimiento de los demás. Del mismo modo, la persona anémica debe observar y vigilar con mucha atención los pensamientos negativos que seguramente la invaden de forma persistente y la impiden encontrarse, reconocerse y otorgarse el derecho a disfrutar y vivir la vida con alegría.

La persona con anemia debe analizar y tomar conciencia de sus conflictos familiares y de la emoción con la vive y siente la atmósfera familiar. Debe extraer la conclusión visceral de qué es lo que tanto le irrita y cuál es y cómo se manifiesta su desvalorización Son personas que deben respetarse, valorarse y reconocerse para poder vencer esos sentimientos de inseguridad y, con ello, superar esa desvalorización que es sólo una creencia presente en su mente.

 

FUENTE: https://bit.ly/2K6GoeV
No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado tu suscripción.
¡Hoy se parte de nuestra comunidad!
Suscríbete a nuestro newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso

BIODESCODIFICACIÓN- Problemas en la piel

BIODESCODIFICACIÓN- Problemas en la piel

La piel representa nuestra individualidad, y los problemas dérmicos suelen significar que de algún modo la sentimos amenazada. Esto significa que estoy viviendo un conflicto

 

Cuando estamos bien, nuestra piel está radiante, sin asperezas ni enrojecimientos. Como una vitrina exterior de nuestro cuerpo y nuestra mente, en perfecto equilibrio. Sin embargo, cuando nos sentimos mal, nuestra piel muestra signos difíciles de ocultar: psoriasis, granos, manchas y herpes entre otros.

La piel consta de tres capas:

• Epidermis (externa) – Pertenece a la 4ª Etapa
• Hipodermis (interna) – Pertenece a la 3ª Etapa
• Dermis (intermedia) – Pertenece a la 2ª Etapa

 

Epidermis 4ª Etapa (Relación)

 

¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?

Si yo presento cualquier problema en mi epidermis, significa que estoy viviendo un conflicto de separación con respecto a mi madre, a mi familia, a mis amigos, a mis compañeros de trabajo, etc. Estoy sufriendo necesariamente «una falta de contacto». Este conflicto de separación produce sentimientos de miedo, angustia, sensación de amenaza y problemas nerviosos. Tomando en cuenta que la piel es una gran superficie de protección, es altamente común que refleje nuestros estados emocionales.

Hipodermis 3ª Etapa (Movimiento, Valoración)

 

¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?

Si yo presento cualquier problema en la hipodermis, significa que estoy viviendo un conflicto de desvalorización estética de mí mismo en referencia a una parte de mi cuerpo que ha sido juzgada como «fea». Es decir, me siento poco atractivo o juzgado por mi falta de belleza y eso hace que mi hipodermis se dañe.

Dermis 2ª Etapa (Protección)

 

¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?

Si yo presento cualquier problema en mi dermis, significa que estoy viviendo un conflicto de separación en lugar de obtener un contacto que yo ansío. Es decir, estoy separado de algo o alguien con quien yo desearía fervientemente estár más cercano, más relacionado, etc.

Estos son algunos de los significados de las afecciones más comunes de la piel:

 

Vitiligio: Conflicto de vivencia de separación y malestar a la vez. Separación brusca o desagradable de un ser querido. Hay que lavar la mancha.

Verrugas: Es un escudo que ha dejado una marca de un ataque o una agresión. También una desvalorización a nivel estética. Suciedad un conflicto de mancha. En pies, representan nuestras raíces, origen, en las manos: conflicto con la escritura.

Nevus, lunares: Conflictos de mancha.

Lipoma: Desvalorización estética local y sobreprotección.

Acné: Conflicto de identidad (Cambio de nombre del DNI o recibir un insulto por mi cara) Conflicto estético y desvalorización estética, conflicto del espejo. Conflicto de suciedad (a veces vivido por el padre).

 

  • En la cara “rechazo de uno mismo.”

 

  • En la parte alta de la espalda y los hombros: Falta de apoyo, ahí es donde tocamos a alguien cuando queremos apoyarles.

 

  • El adolescente resiente que si me hago mayor tendré más responsabilidad, por eso quiero seguir siendo niño este conflicto lleva acné.

 

  • En el fondo siempre hay un conflicto de miedo a la sexualidad (bastante estética). “Muestro mis hormonas, muestro que puedo tener relaciones sexuales”.

Acné juvenil, es la atracción y el miedo al instinto recién despertado de la sexualidad. No aceptación de uno mismo.

Acné rosetón: “Debo eliminar de mi rostro (de mi imagen) aquello que es peligroso para mí (p.e. la feminidad).

 

Pityriasis versicolor: Enfermedad infecciosa, no contagiosa, crónica y muy común causada por un hongo: La infección es cutánea, superficial, se caracteriza por manchas en la piel (máculas hipo o hiperpigmentadas) y suele ser asintomático. Conflicto de atentado a la integridad (hiperpigmentación) + conflicto de separación, en fase de reparación.

Impétigo: Ataque contra la integridad con sensación de separación.

Transpiración: Cuando la persona se siente atrapada, cuando no puede contar con su madre. “No quiero que nadie me atrape en un ambiente de miedo”

Hiperhidrosis en la palma de la mano o planta de los pies: “me siento como si tuviera que escapar de una trampa”, “miedo de que mamá me toque, si me toca, será para hacerme daño”, “hay que correr, escabullirse”

 

¡Encuentra el equilibro entre mente, cuerpo y alma!

 

 

Fuente: 
https://bit.ly/3haBuYt

 

BIODESCODIFICACIÓN- Problemas en la piel

BIODESCODIFICACIÓN – INSUFICIENCIA RENAL / ANURIA

Las personas que tienen problemas de riñón demuestra una falta de discernimiento o una incapacidad para tomar decisiones ante sus necesidades. A menudo se trata de una persona demasiado emotiva que se preocupa mucho por loa demás

 

Todo riñón enfermo indica que la persona no se siente capaz, se siente incluso impotente, ya sea en lo que se propone o con relación a otra persona. Con frecuencia siente injusticia antes situaciones difíciles. También es es posible que se deje influir demasiado por las creencias de los demás y que, al querer ayudarles, le falte discernimiento para sí misma, que no sepa distinguir lo que es bueno para ella de lo que no lo es.

La insuficiencia renal se produce cuando los riñones no son capaces de filtrar adecuadamente las toxinas y otras sustancias de desecho de la sangre.  Fisiológicamente, la insuficiencia renal se describe como una disminución en el flujo plasmático renal, lo que se manifiesta en una presencia elevada de creatinina en el suero.

La insuficiencia renal se puede dividir ampliamente en dos categorías: 

Insuficiencia renal aguda

Algunos problemas de los riñones ocurren rápidamente, como el caso de un accidente en el que la pérdida importante de sangre puede causar insuficiencia renal repentina, o algunos medicamentos o sustancias venenosas que pueden hacer que los riñones dejen de funcionar correctamente. Esta bajada repentina de la función renal se llama insuficiencia renal aguda. La insuficiencia renal aguda puede llevar a la pérdida permanente de la función renal.

 

Insuficiencia renal crónica

Se define como insuficiencia renal crónica al deterioro progresivo e irreversible de la función renal, como resultado de la progresión de diversas enfermedades primarias o secundarias, resultando en perdida de la función glomerular, tubular y endocrina del riñón, lo anterior conlleva la alteración en la excreción de los productos finales del metabolismo, como los nitrogenados, y a la eliminación inadecuada de agua y electrolitos, así como a la alteración de la secreción de hormonas. En la mayoría de los casos, la función renal se deteriora lentamente a lo largo de varios años y presenta inicialmente pocos síntomas evidentes, a pesar de estar relacionada con anemia y altos niveles de toxinas en sangre.

¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?

Para comprender una insuficiencia renal, necesariamente se debe comprender la función de los riñones en la biología humana. Mis riñones no están filtrando adecuadamente, no están filtrando las toxinas.

Los riñones son órganos que biológicamente, tienen la función de “filtrar mis líquidos”. Mis líquidos vitales. Limpiar.

Por lo tanto, todo síntoma en mis riñones, estará biológicamente relacionado con: “líquidos”. Sumando a esto, la incapacidad para eliminar toxinas.

Si yo estoy presentando cualquier síntoma relacionada con los riñones, significa que estoy viviendo un conflicto de miedo, miedo a perder, miedo a no sentirme parte de algo. Hablando de manera general, los riñones representan la convivencia que yo tengo con otras personas y la manera en que yo me comunico con otras personas.

 

En Biodescodificación, no hay más y no existe más

Ahora bien, ya sabemos, que nuestro subconsciente trabaja desde lo real y desde lo simbólico, por lo tanto, deberé buscar situaciones relacionadas con líquidos y con mala eliminación de toxinas.

El primer simbolismo que obtiene el líquido para nuestro cerebro, es agua real, H2O real y situaciones con agua. También importante, es la “liquidez” económica. Por lo tanto, deberé buscar historias relacionadas con agua o con dinero.

El segundo simbolismo que obtiene el líquido para nuestro cerebro, es la “orina”, para marcar territorio (como lo hacen los animales al orinar por ejemplo, un árbol), por lo tanto, deberé buscar historias relacionadas con mi incapacidad para “marcar mi territorio” (que ya sabemos, lo que todo aquello que yo considere mío: mi casa, mis hijos, mi pareja, mi trabajo, mi coche, mi puesto, mi sillón, mi ropa, todo).

El tercer simbolismo que obtiene el líquido para nuestro cerebro es “mamá”, por lo tanto, deberé analizar la relación con mi madre, la relación con mis hijos (si soy mujer), mi relación con aquellos a quienes yo trate como hijos, y mi relación con aquella persona que me trate como si yo fuera su hijo (incluso puede ser mi pareja).

El cuarto simbolismo que obtiene el líquido para mi cerebro, es “desmoronamiento”, como si yo fuese un castillo de arena ante una gran ola. Sentirme desmoronado, abatido, vencido, derrumbado. Por lo tanto, deberé buscar historias a mi alrededor, que me hayan hecho sentir así.

 

Ya sé por dónde buscar:

 – Dinero / Agua

 – Incapacidad para marcar territorio

 – Mamá

 – Sentir que se me viene el mundo encima

Y deberé asumir mi “incapacidad” para resolverlo, para terminarlo, para solucionarlo, como “la mala filtración”

Por supuesto, de mi rapidez o de mi indiferencia por solucionar mi situación, dependerá el daño que yo pueda ocasionarle a mis riñones. Será mi responsabilidad y de nadie más.

 

Historias que pueden dar lugar a insuficiencia renal:

 – “Me pesa dar la manutención a mi ex esposa

 – “Siempre en temporada de lluvias, hay goteras en mi casa

 – “Esa fuga de agua en el baño, no queda bien y ya he gastado mucho

– “Mi padre me presiona mucho (sol es papá y el sol evapora líquidos)

– “Mi madre vino a vivir con nosotros y además debo mantenerla

 – “Mi madre me pide dinero cada mes y además se mete en todo

– “Me recortaron el sueldo, siento que me viene el mundo de deudas encima

 – “Me siento ahogado en deudas

 

Una vez que se haya revisado por completo, nuestro día a día, buscando las 4 principales historias, y sólo si no he encontrado nada que vaya de acuerdo a mi perfecta vida, es que deberé buscar en mi árbol genealógico y en mi proyecto sentido, para tratar de descubrir quién de mi familia, ha vivido situaciones o conflictos de éste tipo y así, poder liberarme.

 

Si efectivamente yo soy la persona que está viviendo alguna situación de las anteriores o parecida, deberé tomar las decisiones necesarias para cambiar mi vida, porque estoy acabando con mis riñones gracias a mi pasividad, a mis reacciones y a no expresar lo que me tiene tan mal.

 

FUENTE:
https://bit.ly/3gWoFRw

 

 

BIODESCODIFICACIÓN- Problemas en la piel

PROYECTO SENTIDO – DESCODIFICACIÓN

El niño trae la historia inconsciente del sistema familiar, su corazón esta unido a lo que siente su madre, por tanto todo lo que ocurra en la familia afecta al bebé. Desde el vientre materno se empieza a formar su percepción del mundo

Cuando un niño está en el vientre de su madre, vive los estados emocionales de ella cien por cien. No existe una separación entre el yo de la madre y el yo del niño. La edad cronológica de la formación neurofisiológica del bebé es hasta los tres años aproximadamente hasta entonces el yo del niño es igual al yo de la mamá.

-Nuestros niños no nos ponen nerviosos, ellos son el espejo en el cual debemos ver nuestro neviosismo. Nuestros niños son el reflejo de la familia.
-Nuestros niños no se ponen enfermos, los ponemos enfermos, y muchas veces son reparadores de cargas transgeneracionales.

No se trata de entrar en la culpabilidad, sino de saber y tener conciencia que podemos hacer muchos por nuestros hijos, si queremos que estén sanos, debemos cuidar nuestras emociones y sentimientos. Nuestros hijos son espejos de lo que rodea a la familia. Parece increíble, pero si reflexionamos y tomamos conciencia de que la realidad de todas las cosas es la unidad, comprenderemos que hay una unidad bebé-mamá.

El bebé siente como propio lo que le sucede a mamá: sus alegrías, sus tristezas, sus preocupaciones, y lo mas importante aquello “no dicho”, lo “no expresado”. A esto le llamamos Proyecto Sentido (PS).
Muchas enfermedades, se encuentran programadas en esta etapa de la vida.
A nivel racional es difícil de comprender, pero a nivel inconsciente está claro, el Inconsciente Biológico es inocente, y repite las pautas y programas que se instauran en esta etapa tan crítica y fundamental.

El PS es una oportunidad de sanar unos errores que, de no somatizarse en lo físico, no tendrían fin. Carl G. Jung nos diría que el hijo muestra la sombra de sus padres y de sus ancestros y que lo hace a través de los síntomas físicos.
La sombra se refiere a las partes desconocidas de nuestra psique, pero también a las partes desconocidas del mundo espiritual. Cuando el bebé está enfermo está mostrando una parte de la sombra de la madre, luego a medida que va creciendo, va creando otras relaciones o vínculos con el papá, con el hermano, etc.

 

Cuando se trabaja con el PS, ocurre algo mágico: cuando la madre toma conciencia de todo el problema, el niño presenta una mejoría prácticamente instantánea. Las cosas se resuelven solas, porque nuestro inconsciente lucha por salir y expresarse, y cuando lo hace, desconecta los programas. Nuestro inconsciente quiere emplear toda la energía para vivir, y no para expresar lo “no resuelto” y “lo no dicho”.

El proyecto sentido es múltiple, y en sus facetas se encuentran muchos de los programas que luego revivimos cuando somos adultos, por una fuerza del inconsciente que está relacionada con la fidelidad familiar. Romper ese lazo o bloqueo se hace imprescindible para poder vivir nuestro proyecto de vida libremente y sin condicionamiento.

 

FUENTE:
https://bit.ly/3iOyItk
BIODESCODIFICACIÓN- Problemas en la piel

DESCODIFICACIÓN DE LA MIGRAÑA

La migraña nos llama la atención, sobre la forma que tenemos de resolver los problemas, muy desde el estado mental, al intentar encontrar soluciones con nuestra parte más cerebral y si genera el síntoma es porque hay conflicto

El síntoma principal de la migraña es la cefalea, habitualmente un dolor pulsátil que se siente en un lado de la cabeza, el dolor se suele describir como moderado o intenso y puede empeorar si se realiza cualquier actividad física. La duración de la migraña suele ser de 4 a 72 horas y además, generalmente hay otros síntomas que se pueden dar al mismo tiempo que la cefalea: aversión al ruido y a la luz, alteración del equilibrio, dificultades con la coordinación muscular, el lenguaje o la visión.

El resentir general es: “debo buscar una solución mental”, tengo delante mío una situación ante la que no encuentro una solución satisfactoria y siento que necesito resolver esto, que tengo que ser capaz de encontrar una solución pensando más o mejor, con la cabeza y no puedo descansar hasta que la encuentre, no puedo pensar en otra cosa…

La migraña se instala en un tejido de origen ectodérmico (4a etapa) y por lo tanto, el conflicto va estar en relación con: estar en comunicación, intercambiar, comprender

El sentido biológico de la migraña es muy claro, y también nos sirve para el dolor de cabeza… en el cerebro la presión es muy frágil y cuando necesitamos reflexionar para encontrar una solución porque es algo vital, entonces fluye más sangre para nutrir a las neuronas, esto genera una vasodilatación de estas pequeñas arteriolas que llevan la sangre a las células gliales y esta diferencia de presión es la que provoca la la migraña de estrés.

 

Tipos de migrañas:

De estrés:

En estados tensionales la persona le está dando vueltas a un problema, una y otra vez y siente que no es capaz de resolverlo. De alguna manera, el cerebro te dice que pares, evitando que sigas dándole vueltas. Conflicto de exigencia, hipercontrol y no toman decisiones.

Pulsátiles:

De fin de semana, en vagotonía (en fase de reparación). Se deben al edema, que provoca una presión que produce dolor. Hay que buscar el problema que la persona ya está solucionando antes de la migraña, algo positivo que haya ocurrido justo antes. También podemos explorar el resentir: “No tengo derecho a la felicidad»

Premenstruales:

Temas de desvalorización como mujer: “No me siento a la altura, no soy capaz”, “miedo a quedarme embarazada”, “Tengo demasiadas cosas que hacer”, Debo ser muy eficaz en lo que hago”

Cuando se diagnostica una migraña oftalmológica, quiere decir que esta migraña está relacionada con la actividad visual. ¿Cuál es el conflicto alrededor de ver?… o bien “no puedo ver algo que necesito ver”… también puede ser más en un plano simbólico, podría tomar el significado de comprender; o “yo veo cosas, comprendo cosas, que no quiero ver, que no quiero comprender”.

La migraña nos llama la atención, sobre la forma que tenemos de resolver los problemas, muy desde el estado mental, al intentar encontrar soluciones con nuestra parte más cerebral y si genera el síntoma es porque hay conflicto, es decir porque este estilo no nos acaba de dar resultado.

Esto explica que haya personas con tendencia a tener migraña que tengan ciertas características en común:

  • personas cerebrales, intelectuales, muy mentales.
  • tienen tendencia a darle vueltas a la cabeza.
  • son perfeccionistas, exigentes, rígidas, siempre quieren superarse.
  • no se conforman con nada…sienten que no tienen bastante con la solución adoptada.
  • también pueden ser personas muy apasionadas que no saben detenerse.
  • podemos encontrar también personas que niegan los problemas y no afrontan la realidad.
  • son personas que no se dan descanso.
FUENTE: 
https://url2.cl/zhCyV
BIODESCODIFICACIÓN- Problemas en la piel

BIODESCODIFICACIÓN – GASTRITIS

Aunque parezca mentira, al momento de ingerir alimentos, creemos que lo único que estamos comiendo es lo que está en nuestro plato y no es así. Estamos ingiriendo nuestras prisas, nuestro estrés, nuestra angustia, nuestras tristezas, nuestras alegrías, nuestras decepciones, nuestros planes para mañana y lo que hicimos hace 30 minutos

¿Qué es?:

La Gastritis es la inflamación de la mucosa gástrica, que se muestra enrojecida, lo que demuestra que se ha presentado una irritación o hemorragias subepiteliales, Puede presentarse en sólo una parte del estómago o en toda la bolsa gástrica. Son varias sus causas que pueden dar origen a la gastritis, entre ellas, los malos hábitos alimenticios, el estrés, el abuso de medicamentos o desórdenes de autoinmunidad.

La gastritis aguda puede ser provocada por la ingesta continua de anti inflamatorios, alergias alimentarias, abuso de alcohol, sustancias corrosivas o tratamientos de radioterapia.

El síntoma más común de la gastritis, es el dolor y la sensación de ardor.

También puede producirla la presencia de la bacteria Helicobacter Pilori, que favorece la aparición de úlceras gastroduodenales y los cánceres gástricos.

La gastritis crónica puede manifestarse con dolor, aunque a menudo no da síntomas.

¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?:

Vayamos pues al origen de cualquier problema gástrico, porque como ya sabemos en Biodescodificación, nada externo puede enfermarnos.

Comencemos entonces por analizar la función del estómago, y ésta se resume a: “digerir”.
No hay más, no existe más.

Sabemos también, porque lo hemos repetido hasta el cansancio, que el subconsciente humano no sabe diferenciar entre lo real y lo imaginario, por lo tanto y en el caso de la gastritis, no debo revisar mi comida sino que debo analizar qué emoción no he sido capaz de digerir.

Y claro que deberá ser una emoción que yo ingiero constantemente, porque ya me ha irritado el estómago, ya me ha provocado sangrados y si no reviso mi vida a tiempo, puede ocasionarme una úlcera gástrica y hasta un cáncer. Dependerá de mí y de los cambios que yo haga en mi vida.

Es una creencia ampliamente utilizada, el creer que los alimentos que ingerimos son lo que provoca la gastritis. Comer grasa, picante, comer mal, etc. Y no es así.
Lo que determinará mi capacidad para tolerar o no tolerar alimentos, serán SIEMPRE, mis emociones.

Obviamente si yo estoy convencido de que el picante me hace mal al estómago, el picante hará mal a mi estómago, así que debo comenzar por revisar lo que “yo creo” de los alimentos.

Una vez descartadas mis falsas creencias con respecto a cierto tipo de alimentos, de la lista de posibles causas de mi gastritis, es hora de buscar las emociones que tengo atrapadas y que me están haciendo daño.

Otras creencias, que son tomadas como válidas para la presencia de gastritis:

– No comer a “mis horas”.

– Comer “de pie”.

– Comer mal y desbalanceado.

– Comer en la calle.

Comer alimentos sucios.

Y la solución a éstas creencias, es nuevamente, revisarlas. Porque seguramente lo que me molesta, no es que yo “coma a deshoras”, sino que yo no cuento con el tiempo suficiente para poder disfrutar de mis deliciosos alimentos en el tiempo suficiente.

Si en un día normal de trabajo, yo contara con 3 horas completas para “mi hora de comida”, para poder ir a comer a un lugar pacífico, tranquilo, delicioso, limpio, en donde pudiera platicar con mis amigos de temas divertidos y amenos, yo no tendría gastritis.

Porque la gastritis, no es el alimento que comes, sino todo lo que “ingieres”

emocionalmente a la vez que ingieres alimentos:

– Las prisas por salir corriendo a comer.

– El encontrar algo que se adapte a tu presupuesto, que te guste y que te atiendan rápido.

– Que no te caiga pesado para poder seguir trabajando toda la tarde.

– La posición en la que comes, el lugar, los olores, la gente alrededor.

– Los ruidos en la calle.

– La plática con los compañeros, o la soledad si nadie te acompañó.

Justo esto, es lo que “no digieres”.

No digieres comer con prisas, no digieres ir a comer sólo, no digieres platicar de trabajo en la hora de comida, no digieres que sean lentos al atenderte, no digieres quedarte encerrado en los vestidores de la oficina a comer tu ensalada en ese molde de plástico, no digieres seguir atendiendo asuntos de trabajo mientras comes, no digieres comer “nervioso”, porque más tarde hay más trabajo todavía, etc.

Y lo mismo, si no llevas un horario laboral y siempre estás en tu casa. Revisa con quién comes, de qué platican mientras comes, ¿comes estresado?, ¿comes con prisa?, ¿qué escuchas al comer?

Muchas personas no están conscientes de todo aquello que rodea sus “comidas” (alimentos) y se conforman con revisar los alimentos para determinar lo que les hace daño.

Revisa, desde hoy, TODO lo que comes a la hora de desayunar, comer o cenar:

* COMPAÑÍA

¿Estoy acompañado?

¿Me siento a gusto con la compañía?

¿Estoy sólo y lo disfruto?

¿Estoy sólo y no me gusta comer sólo?

* TEMA DE CONVERSACIÓN

¿Estoy platicando de un tema agradable?

¿Estoy discutiendo asuntos de trabajo?

¿Estoy platicando de temas tristes o angustiantes?

¿Estoy en silencio y me gustaría platicar con alguien?

* TIEMPO

¿Me siento cómodo con el lapso de tiempo con el que cuento para comer?

¿Me preocupa el hecho de comer con prisa?

¿Me estresa el comer corriendo?

¿Me molesta no tener más minutos para comer en paz?

*SONIDOS

¿Estoy consciente del ruido a mi alrededor a la hora de comer?

¿Escucho gritos, gente molesta, coches, la televisión, la radio?

¿Escucho bromas y comentarios agradables al comer?

¿Escucho niños peleando y gritando o llorando?

*LUGAR

¿Estoy comiendo en un lugar tranquilo y agradable?

¿Estoy comiendo de pie, en un lugar sucio?

¿Estoy comiendo en mi auto mientras estoy atascado en el tráfico?

¿Estoy comiendo en un lugar oscuro, sin ventilación?

Y es que aunque parezca mentira, al momento de ingerir alimentos, creemos que lo único que estamos comiendo es lo que está en nuestro plato y no es así. Estamos ingiriendo nuestras prisas, nuestro estrés, nuestra angustia, nuestras tristezas, nuestras alegrías, nuestras decepciones, nuestros planes para mañana y lo que hicimos hace 30 minutos.

Por lo tanto, la clave básica, para terminar con la gastritis, es revisar TODO mi territorio, todo lo que me rodea al ingerir alimentos, todo lo que vivo día con día y que no “digiero”.

Porque algo es seguro: Para que yo ya tenga gastritis, es que eso que he estado comiendo, ya tiene por lo menos 2 semanas de estar ocurriendo y “no lo digiero”.

 

 

 

Fuente: 
https://url2.cl/w1U5f