Preguntas sobre ¿cómo “desprogramar los viejos patrones de la mente”?

Preguntas sobre ¿cómo “desprogramar los viejos patrones de la mente”?

La biodescodificación brinda las herramientas necesarias para cambiar la forma que tenemos de interpretar nuestra vida. El objetivo de la biodescodificación es trascender las creencias limitantes que están grabadas en nuestra mente subconsciente para lograr mayor libertad emocional


  • ¿Cuál es la relación con la bioneuroemoción, es un sinónimo?

La Bioneuroemoción es un sinónimo de la biodescodificación, pero no puede utilizarse el término porque ha sido patentado por un psicólogo.

  • ¿Por qué esta disciplina está en auge en los últimos años?

La biodescodificación ha tomado más relevancia en los últimos años a partir de que la “ciencia de vanguardia” y la Psiconeuroinmunología han demostrado la relación existente entre el cuerpo, el cerebro y la mente. Es decir, que los pensamientos, las creencias y las emociones influyen en la calidad de nuestra vida.


  • ¿Es realmente posible sin ayuda “externa” de un profesional? El objetivo de la biodescodificación es desprogramar los viejos patrones mentales fundados en pensamientos de miedo y la culpabilidad, y luego programar nuevos patrones mentales basados en la autoconfianza, el amor propio, la conciencia de que todos tenemos el poder para transformar la realidad cambiando nuestras creencias y, sobre todo, en el sentimiento de libertad para vivir como deseamos.

  • En este sentido, ¿cuáles son las pautas principales? El biodescodificador debe desarrollar una consciencia de unidad y al indagar en la información del árbol deberá hacerlo desde la responsabilidad. El biodescodificador jamás debe indagar las resonancias familiares desde la victimización.

  • ¿Cuáles dirías que son las claves para lograrlo? La clave para alcanzar cualquier proceso de transformación es posicionándonos desde la responsabilidad y siendo conscientes que somos los creadores de nuestra realidad.

La biodescodificación, al igual que la medicina de vanguardia, la psiconeuroinmunología explican cómo los síntomas son el resultado del estrés desadaptativo que acumulamos, demostrando que el origen de las enfermedades son psicológicos el 90% de las veces, dejando un 10% a los accidentes e infecciones.

La biodescodificación parte de los diagnósticos con los cuales los consultantes llegan a la consulta, realizados por la medicina convencional. La biodescodificación no toma las estadísticas realizadas por la medicina convencional a la cual denominan como pronóstico de la enfermedad.

Consecuencias y enfermedades por no perdonar

La ofensa (y el dolor que supone) es algo inherente a la vida de cualquier ser humano, y genera reacciones emocionales (rabia, tristeza, humillación, odio…), cognitivas (pensamientos repetitivos, buscar culpables, pensar en cómo debería haberme comportado…) y conductuales (evitar al ofensor o mostrar desapego en su presencia, por ejemplo.). A todos nos hieren en un momento u otro, lo que varía es lo que hacemos con lo que nos han hecho.

Ante un agravio, podemos:

  • Buscar venganza.
  • Buscar justicia.
  • Modificar la narrativa sobre la ofensa (justificándola o excusando al agresor).
  • Resignarnos.
  • Negar la ofensa o su implicación.
  • Etc.
  • … y perdonar.

Efectos en la salud

Existen múltiples estudios que constatan que no perdonar genera un aumento de la actividad fisiológica, lo que aumenta la probabilidad de desarrollar síntomas físicos y psicológicos. El perdón (o su ausencia) podría producir estos efectos:

En salud física

  • Respuesta cardiovascular (cambios en tasa cardíaca y presión arterial).
  • Tensión muscular facial y respuesta electrodermal.
  • Estrés: efectos en el cortisol o colesterol total y reactividad autonómica.
  • Sistema inmune.
  • Puede aumentar la probabilidad de dolor crónico, abuso de sustancias, daño cerebral traumático o cáncer.

En salud mental

  • Ansiedad.
  • Depresión.
  • Neurotísmo.
  • Estrés percibido.
  • Baja autoestima.

El perdón es un derecho (no una obligación)

Si la persona perdona, debe ser únicamente porque así lo ha decidido. Forzar a perdonar (cuando aún no se está preparado, cuando no es viable o cuando no se dan las circunstancias) puede generar problemas en la salud, como sentimientos de culpa por no perdonar, sentimientos ambivalentes hacia uno mismo o incluso precipitar situaciones de desprotección ante futuras agresiones (por ejemplo, en casos de violencia de género).