Crear un vínculo de bienestar en nuestra vida no solo es poner en práctica los puntos de interés personal también incluye el trato que desarrollamos hacia los demás, esto principalmente es una puerta para sanar nuestra alma.

Tener gratitud contigo mismo y con los demás crea un modelo de inspiración así como motivación constante que hace fluir nuestra vida con un ritmo tranquilo.

Cuando no se desarrolla gratitud en tú vida, se crean una serie de situaciones tóxicas y egoístas que pueden llevar a estar en un contexto negativo, porque las cosas malas dañan tu organismo, tu mente y por supuesto tú alma.

Practicar la gratitud en diferentes situaciones como llevar una libreta a todos lados para que anotes por qué estas agradecida o agradecido con las situaciones que te sucedieron a lo largo del día, eso lo puedes leer en la noche para analizar las cosas buenas que sucedieron de tal manera que cada día puedas ver el lado positivo a las cosas.

Además puedes aprovechar y decirle “Gracias” a las personas que te rodean por estar, por escucharte, por darte consejos, por lo que sea que aporten positivo a tu vida.

 

Referencias:

http://bit.ly/2IDBzGH

× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: