Los sentimientos son parte fundamental en la convivencia del ser humano, el amor es uno de lo más grandes, que mueve a todo el  mundo, aunque no siempre puede parecer tan maravilloso y mágico.

Cuando el amor no es correspondido suelen llegar los problemas, sensaciones dolorosas, difíciles de interpretar así como expresar, el no sentirse querido por la otra persona, suele hacer que lleguen bloqueos a la mente y se vivan sensaciones complicadas.

 Debemos analizar, lo que queremos, deseamos y nos hace bien, para descartar lo que nos destruye, tomar las cosas con claridad y reconocer que el mundo esta lleno de posibilidades y que si el o ella no son los indicados ya vendrá quien si nos de lo que deseamos.

Nuestro cuerpo percibe todo lo que pensamos y analizamos, crea sensaciones positivas o negativas de acuerdo los pensamientamos que se tengan, en este caso el desamor crea exageración sobre diversos caso que trae consecuencia trastornos de ansiedad donde el cuerpo se bloquea. Por otro lado los celos terminan siendo la detonación sobre la intranquilidad humana, falta de confianza y provoca baja autoestima en cada ser. De igual manera el querer manipular al otro desgasta, cuando lloras, te enojas y dices algo que tendrá efecto negativo para la otra persona desgasta, genera un circulo vicioso hasta el ambiente de tu vida. Además se puede llegar a presentar obsesión la cual altera el sistema nervioso y provoca alteraciones mentales.

Por ello es importante reconocer quienes somos y hasta donde deseamos llegar para el bienestar propio, cuando tienes pareja y los actos así como sentimientos son recíprocos genera buenas emociones, pero cuando detectas que no te quieren y el amor no es mutuo es momento de partir y cultivar ese amor propio que todos tenemos para crear un vinculo de bienestar y equilibrio emocional.

Referencias:

http://bit.ly/2VxL3Xr

× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: