Los actos simbólicos son como una forma de hablarle a nuestro inconsciente y salir de la jaula mental en donde muchas veces nuestros «programas» nos tienen viviendo.

Para comprender porqué funciona esto, hay que tener en cuenta una de las características del inconsciente: El inconsciente no juzga, es irracional y por lo tanto lo simbólico para el inconsciente es tan real como lo que para nosotros, conscientemente es real.

Por poner un ejemplo, para nuestro inconsciente es lo mismo que escribamos una carta a una persona hacia la que sentimos rabia, ira o frustración, que directamente proyectar la rabia hacia la persona. Igualmente tu mente suelta la carga, y el beneficio en este caso, es que nuestra rabia no vendrá de nuevo reflejada, ya que no la hemos proyectado en nadie «real».

En otro artículo hablaré más de lo simbólico, ya que tiene mucho mucho que ver con la forma en que desarrollamos síntomas en nuestro cuerpo, a través de conflictos mentales y emocionales, hoy me voy a centrar más en darles algunos actos simbólicos que os pueden servir para liberar el síndrome del fantasma o yacente, y también para los dobles.

Duelo simbólico: para cuando hay un síndrome de yacente o fantasma(sobretodo en abortos, o niños que han fallecido):

1.- Compramos una vela (como sabemos para quien es, nos dejamos sentir a la hora de elegirla).
2.- Escribimos en un papel: «Lo siento, yo no lo sabía, por favor perdóname, te amo, gracias»
3.- En la parte de atrás de ese mismo papel, podemos poner unas palabras dedicadas a ese ser. Lo más importante es la intención que le ponemos y que lo hagamos de corazón. Podemos personalizarlo tanto como queramos.
4.- Ponemos la vela en un plato y la encendemos.
5.- Leemos la nota que hemos escrito 3 veces: 1º en voz alta, 2º susurrando, 3º mentalmente.
6.- A continuación quemamos la nota y dejamos las cenizas en el plato hasta que se consuma la vela.
7.- Cuando la vela se ha consumido, cogemos los restos de la vela y las cenizas y los enterramos.

Por amor, no solo copiamos los valores de nuestros padres, sino también sus enfermedades. Alejandro Jodorowsky

Duelo simbólico para un doble, heredero universal o síndrome de fantasma cuando la persona ha fallecido siendo adulta:

Antes, es bueno darnos cuenta de cómo las vivencias de esta persona, tienen influencia en nuestra vida. Puede que estemos repitiendo patrones de conducta, formas de vivir, miedos, etc. Incluso puede que lo hagamos todo al revés de esta persona (estaríamos entonces reparando). Cuando nos hayamos dado cuenta al menos de algunas cosas que heredamos, empieza este proceso.

Es importante comprender, que esto lo hacemos desde el amor, cuando lo hacemos desde el miedo no sirve para nada más que para crear más miedo. También es importante darnos cuenta de que no somos los salvadores de nadie, esto no lo hacemos por ellos, no somos los «elegidos», ni los «héroes», no dejemos que nuestro ego nos cuente eso. Esto lo hacemos por nosotros mismos, y teniendo en cuenta siempre que ellos son los grandes y nosotros los pequeños, es decir, que nuestro sentimiento de agradecimiento a la vida que se nos ha dado, siempre tiene que ir por delante, más allá de cómo haya sido.

Autor: Saul Perez Sanchez.  

MEMORIA EMOCIONAL

Si tienes interés en descodificar tus heridas, enfermedades y problemáticas, puedes contactarme al 044 55 1609 2479 o talleres@memoriaemocional.com y hacemos tu abordaje personal para la resolución de un conflicto, síntoma o enfermedad.

Consulta presencial.

× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: