EL CUERPO TIENE MEMORIA

Nuestro cuerpo es sabio y muy consciente de los recuerdos que ha ido almacenando con el tiempo. Estos recuerdos empiezan a impregnarse desde que estamos en el vientre de nuestra madre, pero la vida cotidiana y la  gran cantidad de experiencias que vamos acumulando, junto con la necesidad de hacer inconscientes algunas de estas vivencias por el dolor o el desconcierto que podrían causarnos, hacen  que los olvidemos, sobre todo aquellos que son de etapas muy básicas de nuestro desarrollo.Como dijimos al principio, el cuerpo es sabio y sabe a la perfección lo que le conviene tener en la parte superficial para que sea información de primera mano y también sabe qué datos son convenientes de almacenar en la parte más profunda, de difícil acceso, pues recordar así, de repente y sin acompañamiento, podría ser contraproducente.

Esos recuerdos tan íntimos, tan personales y entrañables son lo que llamamos la “memoria corporal” y nos referimos a esa parte en donde más información acerca de nuestra vida y experiencias hay y a la que sería muy bueno acudir de vez en cuando para conocernos y entendernos mejor.


¿Has pensado alguna vez por qué sientes miedo ante determinados estímulos? ¿Te has preguntado por qué tu corazón se acelera para bien o para mal cuando escuchas determinada música?¿Has reconocido que tu cuerpo se estremece cuando pruebas algunos sabores o tocas alguna textura en especial? ¿Te han llegado imágenes que no comprendes cuando de repente estás en terapia o trabajando en algún taller de crecimiento personal y sientes un total asombro y ganas de entender lo que está sucediendo pero no lo puedes hacer y entonces esa sensación se convierte en el tema principal de tu próxima sesión para poder comprender lo que te está pasando?

Si es así, entonces, has entendido lo que es la memoria corporal.

Ahora, esos recuerdos que de repente llegan, así, aparentemente de la nada, tienen un objetivo, muy simple: Han llegado a ti porque necesitas hacer conciencia de ellos, necesitas mirar algo que no has mirado o que posiblemente estaban bloqueados en tu ser por alguna situación complicada en el pasado, pero ahora, que has crecido y tienes más recursos para enfrentar diversas emociones, se presentan para hacer consciente lo inconsciente, que es el objetivo primordial del Psicoanálisis y dicho con otras palabras, de todos los enfoques psicoterapéuticos.

Estos recuerdos llegan  a nosotros a través de las diversas sensaciones que somos capaces de percibir por medio de nuestros cinco sentidos.

Los olores nos conducen a memorias de tiempos pasados, relacionados con lugares, personas o cosas amadas.Los sabores tienen una función parecida, así como lo que tocamos con nuestras manos y somos capaces de percibir a través de nuestra piel. Las imágenes que llegan a nuestros ojos, los colores, las formas, los rostros, las sonrisas… Los sonidos, de igual manera, son capaces de transportarnos  a lugares lejanos o cercanos en el tiempo y la distancia… Estas sensaciones nos llevan de la mano a SENTIR EMOCIONES que de otra forma no llegarían a nosotros y la mayoría de las veces, al sentir, tomamos cierta actitud o nos comportamos de tal manera que a veces nos sorprendemos y sorprendemos a los demás, pero es que sin saber, sin querer, hemos evocado nuestra memoria corporal.

Anímate a conocerte más, atrévete a  encontrar respuestas a través de sensaciones que te parecen muy nuevas, pero que a la vez, sabes con  cierta seguridad que son bien conocidas por ti, pero que han estado guardadas por mucho tiempo.

Fuente: CADHU

× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: