Los problemas sexuales que le impiden realizar el acto sexual a un hombre le recuerdan que desea hacerlo, pero él se bloquea inconscientemente.

EYACULACIÓN PRECOZ 

Conflictos sexuales: La eyaculación precoz es un trastorno en la fase del orgasmo durante la relación sexual.
La eyaculación precoz representa el miedo inconsciente que el hombre tiene a disfrutar de copular, miedo a ser sorprendido o descubierto por el depredador, teme que llegue “alguien” y lo cache, lo regañe, lo sorprenda, lo incomode, lo interrumpa.

Este conflicto responde casi en un 95% a un miedo tremendo de ser “atrapado por el padre” en el acto sexual (inconsciente). En su mayoría únicamente lo padecen hijos de padres castrantes, duros, dominantes.

Se trata de un hombre cuyo padre muere de miedo (consciente o inconscientemente) al sentir que el hijo puede desbancarlo, quitarle su lugar “de poder” en la familia. Por eso, el padre acecha al hijo y el hijo simplemente, jamás se siente con la paz y la tranquilidad de disfrutar plenamente de un acto sexual. No hay tiempo. Es un hombre “castrado” por su propio padre.

Resentir: “Cuando tengo relaciones sexuales estoy en peligro”. “Date prisa, ya vienen a sorprenderte”. “El sexo debe ser rápido o me atrapan”. “No tengo derecho a ser un hombre, a expresarme sexualmente”. “No tengo derecho a ser hombre, mi padre me castra”

¿Cómo libero esa emoción biológica?: Tomar conciencia de que mi padre, el depredado no llegará y fortalecer mi autoestima, ser capaz de disfrutar del sexo, aceptar que mi padre o mi depredador no está aquí, perdonar a mi padre por su carácter o sus miedos; madurar emocionalmente y retomar la responsabilidad de mi vida.

A nivel arcaico es muy simple. Pero cuando empezamos a hablar de los humanos, se complica, porque nosotros trabajamos mucho con lo simbólico; el león cuando no tiene qué comer tiene hambre. Pero nosotros podemos tener hambre después de haber comido: hambre de amor, alimento emocional.

IMPOTENCIA, DISFUNCIÓN ERÉCTIL 

Conflictos sexuales: La impotencia en el hombre es un trastorno bastante frecuente que se caracteriza por la imposibilidad de lograr una erección que permita la realización de la cópula, está relacionada con la presión, tensión y culpa sexuales. Convenciones sociales. Despecho contra una pareja anterior; miedo de la madre.

Todo hombre fue, es o será impotente en una época cualquiera de su vida; de hecho, la erección es un fenómeno frágil.

Cuando se presenta no debe ser considerada como una tragedia ni ser ridiculizada; por el contrario, es importante que este hombre averigüe en qué situación se sintió impotente, que descubra qué ocurrió antes de experimentarla. Perder la erección en varias ocasiones con la misma mujer puede tener su origen en el hecho de que ella se haya convertido en la madre de este hombre o que él no quiera manchar a la mujer amada, también puede ser una forma inconsciente de castigar a su pareja.

Si sufres de impotencia a causa de una mala experiencia sexual anterior, tu cuerpo te dice que no te conviene seguir creyendo que esa experiencia va a seguir repitiéndose. Sólo tú, al creer en ella, puedes materializarla.

Es bien sabido que nos sucede aquello en lo que creemos, si utilizas la impotencia sexual para castigar a tu pareja (consciente o inconscientemente), entiende que eres tú quien se castiga, porque al bloquearte físicamente bloqueas también tu energía creativa.

Esta actitud alimenta tu ego, pero no a tus relaciones, si como hombre soy incapaz de obtener o mantener una erección durante una relación amorosa, entonces padezco impotencia.

Fuente: Mireyalarruskain.com

MEMORIA EMOCIONAL

Si tienes interés en descodificar tus heridas, enfermedades y problemáticas, puedes contactarme al 044 55 1609 2479 o talleres@memoriaemocional.com y hacemos tu abordaje personal para la resolución de un conflicto, síntoma o enfermedad.

Consulta presencial.

A %d blogueros les gusta esto: