Los mareos frecuentes pueden ser síntomas de ciertas enfermedades, aunque desde la biodescodificación se relacionan con los miedos. Descubre cómo tratarlos.

Los mareos frecuentes no son algo bonito, muchas personas se marean en el coche, si suben a un barco, avión o cualquier cosa que se mueva e incluso, hay quien se siente mareado solo con moverse. Si eres de las personas que sufre mareos demasiado seguido, seguramente sabes todo lo que eso implica, y seguramente no te resulta agradable.

Más allá de sus causas físicas, los mareos tienen importante relación con las emociones, para la biodescodificación, estos se relacionan, principalmente, con distintos miedos. Sí, el miedo te produce esos mareos, no necesariamente las fobias; más bien se trata de esos miedos internos, esos que niegas permanentemente pero están ahí, y son tan fuertes que necesitan expresarse de algún modo. Encontrar y trabajar esos miedos, seguramente te ayude a mejorar tus mareos frecuentes y además claro, a tener una vida mucho más plena.

Mareos en coche: Las personas que se marean fácilmente cuando andan en coche también tienen un miedo que les cuesta enfrentar, se trata del miedo a estar atrapado. Si sueles sentir mareos cuando vas en coche, posiblemente ves al vehículo como una jaula, claro que no lo haces de forma consciente. Pero en tu interior, el miedo a que te atrapen, a perder tu libertad, grita y entonces, te mareas.

Debes trabajar mucho en la seguridad de que eres un ser libre, que se mueve con comodidad por el tiempo y el espacio. Repite una y otra vez:

«Soy libre. Me muevo cómodamente por el tiempo y el espacio. Sólo el amor me rodea”

Mareos al moverse: Los mareos al moverse son tal vez los más molestos de todos, puesto que afectan la vida cotidiana en todo momento. Si sueles sentirte mareado sólo por moverte, o estás atravesando un momento de tu vida en el que te mareas con facilidad, los miedos también están detrás de ello.

En este caso, tiene que ver con la sensación de no estar al mando de tu vida, con el miedo al descontrol, a que las cosas vayan a salir mal y no puedas hacer nada por cambiarlo. Es común que aparezcan estos mareos en momentos de mucho estrés, cuando se avecina algo importante que depende de ti.

Aunque también pueden ser producto de tu ansiedad habitual. Si eres de esas personas que quieren tener todo bajo control en todo momento, posiblemente te asalten este tipo de mareos cuando las cosas parezcan estar escapándose. En esos casos, lo que necesitas trabajar sobre todo es esta idea: de lo único que puedes estar al mando siempre, es de tus pensamientos.

Las cosas a tu alrededor pueden ir bien o pueden salir mal y no depende de ti. El mundo seguirá girando el día que no estés, pero tus pensamientos, esos sí son tu dominio personal. Entonces, trabaja sobre ellos, y verás que se pasan los mareos y también las sensaciones desagradables. Repite:

«Siempre estoy al mando de mis pensamientos. Estoy a salvo. Me amo y me apruebo.”

Fuente: BioGuia.com

MEMORIA EMOCIONAL

Si tienes interés en descodificar tus heridas, enfermedades y problemáticas, puedes contactarme al 044 55 1609 2479 o talleres@memoriaemocional.com y hacemos tu abordaje personal para la resolución de un conflicto, síntoma o enfermedad.

Consulta presencial y por ZOOM.

× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: