A veces, al analizar la propia historia de la persona, desde su infancia, no encontraremos casi nada. En ese caso, el Proyecto/Sentido y el Transgeneracional se transforman en una verdadera mina de la cual unas cuantas piedras preciosas pueden ser extraídas.

El covid-19 duplica el riesgo de complicaciones en el embarazo

Mensajes del Transgeneracional

La consulta de Psicosomática Clínica me encanta por varias razones, sobre todo por el hecho de conocer un alma, en donde todos los sentidos de la palabra, y al mismo tiempo una historia  de vida única y especial. A veces, al analizar la propia historia de la persona, desde su infancia, no encontraremos casi nada. En ese caso, el Proyecto/Sentido y el Transgeneracional se transforman en una verdadera mina de la cual unas cuantas piedras preciosas pueden ser extraídas. Solo es necesario saberlo y escuchar atentamente. He aquí dos historias colgadas de las ramas del árbol genealógico de la señora Lágrimas y la señora Incendio.

Señora Lágrimas

Estoy llena de agua. Todas las estéticas y todos los médicos que he visto me lo han dicho. Tengo por todas partes y es al parecer la razón principal de mi sobrepeso. Yo, puedo aceptarlo, pero los tratamientos diuréticos no han dado ningún resultado, incluso lis litros de infusiones de la misma calaña que bebo regularmente no me han hecho nada. Un tratamiento naturopático dio algunos resultados, pero nada más.

Después de haberlo intentado todo, me instale confortablemente en mi sillón y le pedí que me hablara de su abuela materna, con quien estaba transgeneracionalmente relacionada. ¿Cuál es su mayor drama? Sí, ¡siempre reparamos dramas!

Tuvo un solo drama en su vida: se quedó viuda a los veintiocho años, tenía cuatro hijos pequeños entre los cuales estaba mi madre, que apenas tenía dos años en ese momento. Siempre decía que no había tiempo para llorar debido al trabajo en la granja y a los hijos que tenía que educar a pesar de todo.

Al escuchar ella no tuvo tiempo para llorar, una de mis neuronas me advirtió: toda esta agua, ¿no será acaso todas esas famosas lágrimas aún encerradas? Le hice esta observación. Visiblemente, la afectó bastante, aunque no entendía nada, ya que esto pertenecía al registro de las emociones y no al de la reflexión. Una emoción no se controla, se vive, en este caso en directo. Durante la consulta siguiente, saboree sus palabras.

No sé qué habrá realmente sucedido cuando me hablo de las lágrimas de mi abuela que tenía guardadas en mí. En todo caso, cuando volví a mi casa, orine más de cinco litros en una hora. Por así decirlo no me aleje del WC.

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado tu suscripción.
¡Hoy se parte de nuestra comunidad!
Suscríbete a nuestro newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso

A %d blogueros les gusta esto: