¿Qué son los traumas infantiles?

En primer lugar, es bueno recordar que un trauma es una lesión duradera producida por un agente mecánico, generalmente externo. Ya en el tema de las emociones, es un choque emocional que produce un daño duradero en el inconsciente.Pero también se define trauma como una emoción o impresión negativa, fuerte y duradera. Eso es lo que puede estarle ocurriendo a tu hijo.En nuestro centro, tratamos el trauma relacionado con las emociones. El bienestar futuro de tu hijo depende de que podamos encontrar y facilitarle las herramientas más adecuadas para superar su trauma.

Síntomas de traumas infantiles

  • Enfado, irritabilidad y cambios de humor que se ven en tu hijo cada día.
  • Ves a tu hijo triste y sin esperanza.
  • Cuando le observas, le notas confuso y tiene dificultades para concentrarse.
  • Muestra ansiedad y nerviosismo.
  • Se le nota con miedo y así lo expresa. 
  • Los síntomas más físicos se hacen notar cuando el menor tiene insomnio, pesadillas o dificultades para dormir.

Causas de un trauma infantil

Un acontecimiento que vive el niño o el adolescente se puede convertir en trauma más duradero y en un problema psicológico o emocional debido a estas razones o causas:

  • Le ha llegado por sorpresa y representa un shock.
  • No estaba preparado para vivirlo, bien porque no era el momento, bien por estar viviendo otro tipo de problemas concretos.
  • Se ha sentido débil al no poder afrontarlo.
  • Ha ocurrido en repetidas ocasiones y durante muchas semanas o muchos meses.
  • Alguien le amenazó y se vio completamente desprotegido.