Biodescodificación-Abundancia

Biodescodificación-Abundancia

Cuando hablamos de prosperidad no nos referimos solo al dinero. La prosperidad es,  tiempo para disfrutar y gozar de lo que hacemos, la comodidad en nuestra vida, la salud, la belleza, las relaciones, y por supuesto al dinero. La prosperidad hace también referencia a un estado de ánimo.

Prosperidad no es solo tener dinero

El amor es poderoso y contiene todo aquello que podemos desear soñar y, sin duda mucho más. La prosperidad es, por ejemplo: tiempo para disfrutar y gozar de lo que hacemos, la comodidad en nuestra vida, la salud, la belleza, las relaciones, y por supuesto al dinero. La prosperidad hace también referencia a un estado de ánimo.

Trata de pensar por un momento en el lugar donde te encuentras en este momento: en tu ciudad, en tu país, en tu continente, en el planeta tierra, en nuestra galaxia la Vía Láctea, en nuestro Universo… ¡Somos tan pequeñitos! Trata de imaginarte por un momento la infinita abundancia que existe, en la cantidad de planetas, estrellas, asteroides… que existen, o en la cantidad de gotitas de agua que hay en el mar, el Universo es infinito y es una provisión inagotable.

Nuestra vida, es decir, la totalidad de las posibilidades (capacidades) a nuestra disposición, está más que dispuesta a materializar nuestros deseos de prosperidad y a ofrecérnosla. El carburante de la propia vida es la felicidad, y por ello, siempre está dispuesta a hacer lo necesario para que seamos sus generadores, sus creadores. Ella se convierte en lo que nosotros sentimos y experimentamos.

La dificultad se halla en que no siempre aceptamos esta realidad y por consecuencia su abundancia. En algún rinconcito creemos no merecerla; nos creemos indignos de aquello que en realidad hemos venido a vivenciar, igual que nos creemos indignos de la Esencia que lo ha Creado Todo.

Hemos crecido con una o varias de estas creencias. Las hemos interiorizado como nuestras: no hay suficiente para todos, los ricos son todos unos ladrones, hay que ahorrar por si luego no hubiese o se acabase, el dinero se acaba, se gasta, tener mucho es “pecado”, hay que trabajar muy duro para vivir…

Tomemos como ejemplo la última de estas creencias: hay que trabajar muy duro para vivir. Está grabada en el interior de casi todos nosotros. Hay personas que aunque atraen con mucha facilidad la abundancia a sus vidas se sienten culpables. No creen haber trabajado lo suficiente o haberse esforzado bastante. No se lo merecen.

De este modo aunque atraen fácilmente grandes cantidades de dinero se deshacen rápidamente de él: lo pierden, lo gastan inútilmente, les surgen imprevistos… otros, por el contrario, pasan muchas horas trabajando para darse la sensación de merecer su sueldo.

¿Cuántas horas al día les quedan para disfrutar de ellos mismos?

¡Aceptemos la abundancia y la prosperidad en nuestras vidas!

¡Atrevámonos a ser felices!

¡Me merezco todo lo bueno, me libero de las limitaciones y creencias impuestas por la sociedad y por mi pasado. Soy libre y disfruto de la totalidad de las posibilidades!

Aquí dejamos unos pasos que pueden ayudaros a aceptar esta abundancia de vida:

  • Alégrate de la prosperidad ajena, criticar la forma en que otros administran sus ingresos equivale a decirle al Universo: a mi no me gusta gastar ni tener mucho.
  • Elimina los límites a tus ingresos, no te limites a unos ingresos fijos. Nunca sabes de dónde puede provenir una fuente nueva de ingresos.
  • Identifica en ti las falsas creencias que causan tus carencias. La mayoría de nosotros hemos crecido con estas creencias.
  • Agradece lo que ya tienes, aunque no te guste del todo y desees algo mejor.
  • Aprende a recibir, agradece de corazón lo que los demás te ofrecen, los piropos…
  • Permítete aceptar la abundancia en tu Vida
  • Deja marchar lo viejo, dejando así espacio para acoger lo nuevo.
 
Fuente: http://bit.ly/2rUtjpY

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado tu suscripción.
¡Hoy se parte de nuestra comunidad!
Suscríbete a nuestro newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso

BIODESCODIFICACIÓN – PÁNCREAS

BIODESCODIFICACIÓN – PÁNCREAS

 

Para poder comprender en su totalidad, cualquier síntoma en nuestro páncreas, es necesario conocer su embriología, su origen, porque de esto dependerá nuestra capacidad para poder determinar el conflicto emocional que lo dañó, despreocuparnos por lo que se esté viviendo

El páncreas es un órgano retroperitoneal mixto, exocrino (segrega enzimas digestivas que pasan al intestino delgado) y endocrino (produce hormonas, como la insulina, el glucagón, polipéptido pancreático y la somatostatina), entre otros, que pasan a la sangre. Tiene forma cónica y mide entre 15 a 23 cm. La cabeza se localiza en la concavidad del duodeno o asa duodenal formada por las tres primeras porciones del duodeno y asciende oblicuamente hacia la izquierda.

El páncreas es un órgano encapsulado situado en el abdomen, entre el estómago y el intestino. Es una glándula anexa al tubo digestivo, ligada al duodeno. El páncreas posee dos canales excretores: el principal, llamado canal pancreático o canal de Wirsung y el otro, llamado canal accesorio o de Santorini.

El páncreas tiene dos funciones básicas:

  1. Segregar enzimas digestivas al intestino delgado (para asimilar los alimentos)
  2. Producir hormonas necesarias para la sangre

Funcionamiento y proceso biológico:

En Biodescodificación, todos aquellos órganos o tejidos procedentes del Ectodermo, en fase activa del conflicto emocional, presentarán pérdida de tejido, de sustancia. Y en fase de solución, presentarán proliferación de células. (Los mal llamados tumores).

A su vez, todos los órganos y tejidos procedentes del Endodermo, en fase activa del conflicto emocional, presentarán proliferación de tejido o sustancia. Y en fase de solución habrá necrosis, pérdida o desaparición de ese tejido o sustancia extra y se presentarán sangrados.

Parte Exocrina del Páncreas – Procede del Endodermo:

  • Segrega Enzimas Digestivas, Jugos pancreáticos que contienen Amilasa, Lipasa y Tripsina para poder licuar los alimentos que pasan al intestino.

Parte Endócrina del Páncreas – Procede del Ectodermo:

  • Produce Hormonas que regulan el metabolismo de azúcares en sangre, como la insulina y el glucagón.

Pues bien, en la fase activa de mi conflicto emocional, es decir, cuando he sufrido el impacto, cuando sólo pienso en ello, cuando no puedo ni quiero comer o dormir y cuando vivo mis días sólo dándole vueltas a lo sucedido, se presentará una multiplicación de células en el páncreas exócrino (carcinomas), porque es tanto lo que “tengo que digerir” (obviamente simbólico), que el cerebro envía la orden de “agrandar” el órgano, hacerlo más efectivo.

En muchas ocasiones, esta multiplicación de células es tan grande, que se bloquea el funcionamiento del esfínter de Oddi, ocasionando inmediatamente la difícil evacuación de los jugos pancreáticos, produciendo un gran dolor, dando lugar a una pancreatitis.

Si nos llegan a hacer exámenes médicos justo en este momento, aparecerá sin duda, la multiplicación celular, detalle que alarmará al médico que no sepa de las fases de las enfermedades y del funcionamiento de los tejidos embrionarios. ¡Así que cuidado!

Cuando ya hemos entrado en fase de solución, hay inflamación del tejido, del páncreas en sí mismo y puede haber formación de quistes y necrosis del tejido excedente (el que se había formado para hacer más grande el páncreas y digerir mejor, lo que puede significar sangrados sin importancia.

Y otro detalle importante, en un TAC cerebral, el foco de Hamer, queda marcado en la misma zona que domina al hígado, por lo tanto, hay mucha relación entre los conflictos emocionales, pudiendo también vivirse un miedo a la carencia.

¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?

En la Biología, todo el proceso digestivo se resume a tragar, digerir, asimilar y desechar.

Pero en el páncreas, únicamente recae la función de “digerir” y “asimilar”, puesto que biológicamente, produce enzimas para ello. Yo puedo tragar un bocado, digamos, un bocado de manzana, pasa a mi estómago para ser digerido, y de ahí, gracias a las enzimas pancreáticas mis intestinos se disponen a asimilar dicho bocado para tomar los nutrientes, desechar lo que no se usó y yo seguir con mi vida.

En Biodescodificación, la única emoción que puede afectar al páncreas es:

“Me han quitado algo, que ya era mío, y que yo estaba a punto de asimilar”.

Es por eso, que más del 90% de los casos de conflictos en el páncreas, están relacionados con problemas de herencias. Es una mezcla (dado que intervienen los intestinos), de:
“No puedo digerir que me hayan quitado esto que ya era mío”. Todo esto, además, vivido con una emoción de: no puedo creerlo, no me lo esperaba, nunca lo imaginé.

Y podemos estar hablando de una herencia, de unas vacaciones, de un regalo, de una meta, de un ascenso, de un aumento de sueldo, de un finiquito, de un pago extra, etc. De cualquier cosa material, suceso que yo de por hecho que voy a recibir y que por alguna circunstancia no suceda. Obviamente que dependerá de cómo yo lo viva, de qué tanta importancia yo le dé. Lo que, desde luego, estará relacionado con mis metas, mis expectativas y mi tolerancia a la frustración.

Otros conflictos emocionales que pueden afectar al páncreas, serán las historias parecidas a lo que sigue:

  • Todos me reclaman el haberme quedado con…
  • Me resisto a quedarme oculto, debo salir a defenderme de esa injuria, de ese deshonor.
  • Mi pareja abusa de mi hija (tomando a la hija como mía, mi bocado)
  • Si pierdo aquello, ya no tendré para vivir
  • Me sentí deshonrado cuando me corrieron (de la casa, del trabajo, etc)

Analizando la zona específica del páncreas que presente el daño, podemos además de lo anterior, determinar conflictos más específicos, todos ellos en relación a aquello que sentimos nuestro, que esperábamos recibir, que nos quitaron.

Islotes de Langherans + células alfa:

  • Me resisto a vivir esta situación tan asquerosa, tan repugnante.

Islotes de Langherans + células beta:

  • Siento asco y me produce miedo que me agredan así, me ofende estar dando éste espectáculo.

 Parénquima en general:

  • Tengo miedo a la carencia, a la indigencia, a no contar con “eso” para vivir.
  • No tiene nombre lo que me hicieron, me dejaron sin mi parte, sin nada.

Cola del páncreas:

  • Fallé, lo traicioné, fue indigno.
  • Me fallaron, me traicionaron, fue indigno.

Independientemente de los detalles, ante un conflicto en el páncreas, lo primero que deberemos preguntarnos es:

¿Qué cosa, sentí que era mía y me la quitaron?

  • Ya no me la dieron
  • Me la están peleando
  • Mi familiar la quiere para él
  • Nunca me la dieron y era mía
  • Me la prometieron y nunca me la dieron, etc.

Ya con éstas preguntas, yo seré perfectamente capaz de dar con el origen de mi problema en el páncreas, cambiar mi manera de verlo, entenderlo, asimilarlo y sanar.

Deberé buscar en el proyecto sentido, investigar si mi madre sufrió durante el embarazo, alguna vivencia de éste tipo, en donde ella esperara algo que ya sintiera entre sus manos y que a la mera hora se lo hayan quitado o no lo haya recibido.

 

FUENTE:
https://bit.ly/3crWnhd

 

MEMORIA EMOCIONAL

Si tienes interés en descodificar tus heridas, enfermedades y problemáticas, puedes contactarme al 044 55 1609 2479 o talleres@memoriaemocional.com y hacemos tu abordaje personal para la resolución de un conflicto, síntoma o enfermedad.

Consulta presencial y Zoom.

 

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado tu suscripción.
¡Hoy se parte de nuestra comunidad!
Suscríbete a nuestro newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso

BIODESCODIFICACION: LAS RODILLAS

BIODESCODIFICACION: LAS RODILLAS

Los dolores en las rodillas son aliados que nos pueden ayudar a reflexionar sobre nuestra relación con la jerarquía: la dominación y el sometimiento con lo que nos rodea; sobre nuestra excesiva rigidez; e incluso nos puede invitar a dar un repaso autobiográfico de nuestra salida del mundo adolescente.

La rodilla derecha es el padre y símbolo de autoridad, poderes no materiales. La rodilla izquierda es la madre y las fuentes de poder materiales.

La parte de atrás de las rodillas, representa a los abuelos que son nuestros padres verdaderos. De alguna manera, sea físicamente o no, todos tenemos o hemos tenido algún problema de rodilla ya que es uno de los lugares en el que se manifiesta a menudo el ego y nuestra conciencia de la relación espiritual con nuestros padres y con la fuente de la vida.

Las rodillas son la segunda articulación de las piernas. Cargan el peso del cuerpo cuando estamos de pie y se necesitan para caminar, para subir y bajar escalones, para sentarse, para descender, etc.

Las rodillas se relacionan con el orgullo, el sometimiento, la modestia y la humildad.

Representan nuestra capacidad de ceder, de soltar, en nuestra relación con los otros. No querer doblegar las rodillas indica una actitud orgullosa e inflexible. Caer de rodillas es una llamada a la humildad, a que abandonemos la arrogancia o el orgullo respecto a alguna situación que estemos viviendo.

Las lesiones de menisco, constituido por cartílago que hacen posible la articulación y rotación de la rodilla, se producen a causa del sobreesfuerzo. Puede que con una excesiva actividad exterior, huyamos desmesuradamente de solucionar algún conflicto interior. Tras la operación de menisco, los afectados deben restringir el movimiento. A este proceso, sería conveniente que le siguiera una toma de conciencia de cuales son nuestros límites y de que manera los estamos trascendiendo, al tiempo que nos deberíamos preguntar de qué asunto íntimo estamos “queriendo escapar”.

Los dolores en las rodillas son aliados que nos pueden ayudar a reflexionar sobre nuestra relación con la jerarquía: la dominación y el sometimiento con lo que nos rodea; sobre nuestra excesiva rigidez; e incluso nos puede invitar a dar un repaso autobiográfico de nuestra salida del mundo adolescente, por si algo que allí no se terminó de elaborar, sigue llamando nuestra atención a través de alarmas en la zona corporal que representa a esa edad, las rodillas. Si no dedicamos tiempo y energía a solucionar los problemas del “submundo” referidos a lo anterior, todo ese tiempo y energía se concentra en una hiperactividad fuera de nosotros, demasiado orgullosos e inflexibles para admitir que debemos transformarnos, y en esta huida desmesurada, se rompen los límites de nuestra capacidad física, dando problemas en los meniscos.

 

En lugar de vivir estos problemas de salud como algo negativo y sin sentido, sería mejor escucharlos como si de maestros se trataran. Seguro que traen un mensaje sanador para nosotros.

Las rodillas son la segunda articulación de las piernas.

Cargan el peso del cuerpo cuando estamos de pie y se necesitan para caminar, para subir y bajar escalones, para sentarse, para descender, etc.

Como el cuello, se relacionan con la flexibilidad, sólo que ellas hablan de inclinarse y de ser orgulloso, del yo y de la obstinación. Con frecuencia, cuando vanzamos, nos da miedo inclinarnos y nos ponemos tiesos. Y eso vuelve rígidas las articulaciones.

Queremos avanzar, pero no cambiar nuestra manera de ser.

Por eso las rodillas tardan tanto en curarse, porque está en juego nuestro yo.

Las rodillas tardan en curarse porque en ellas están en juego nuestro orgullo y nuestra auto-justificación.

La próxima vez que tenga algún problema con las rodillas, pregúntese de qué está justificándose, ante qué está negándose a inclinarse. Renuncie a su obstinación y aflójese. La vida es fluencia y movimiento, y para estar cómodos debemos ser flexibles y fluir con ella. Un sauce se dobla y se mece y ondula con el viento, y está siempre lleno de gracia y en armonía con la vida.

 

  • Falta de humildad
  • Rigidez mental
  • Resistencia en avanzar
  • Conflicto con la autoridad
  • Arrogancia, obstinación y resistencia que hace que avancemos con sufrimiento
  • Resistencia emocional al curso de los acontecimientos
  • Conflicto irritación mental que nos impide aceptar las cosas
  • Sometimiento a nuestro egoísmo
    1. Humildad
    2. Aceptación
    3. Entrega

    Las rodillas se relacionan con el orgullo, el sometimiento, la modestia y la humildad.

    Representan nuestra capacidad de ceder, de soltar, en nuestra relación con los otros. No querer doblegar las rodillas indica una actitud orgullosa e inflexible.

    Caer de rodillas es una llamada a la humildad, a que abandonemos la arrogancia o el orgullo respecto a alguna situación que estemos viviendo.

    BLOQUEO MENTAL:

    Este dolor te dice que dejes de creer que eres flexible. Recuerda que tu cuerpo siempre quiere advertirte de algo de lo que no eres consciente. No tienes por qué tener miedo de perder el control si aceptas las ideas nuevas de los demás y si permites enfocar tu porvenir o el de aquellos a quienes amas de otra manera. No tienes que seguir creyendo que doblegarte quiere decir arrodillarte ante los demás o ser una persona sumisa.

    Tu inflexibilidad puede provenir del miedo a ser como tus progenitores. Date cuenta de que eres un ser distinto a tus padres y que, aun cuando existan similitudes, tú puedes dirigir.

     

    FUENTE:
    https://bit.ly/33DVvlF

    No hemos podido validar su suscripción.
    Se ha realizado tu suscripción.
    ¡Hoy se parte de nuestra comunidad!
    Suscríbete a nuestro newsletter para recibir nuestras novedades.

    Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso

    Biodescodificación: Las historias familiares que influyen en el embarazo

    Biodescodificación: Las historias familiares que influyen en el embarazo

    La historia de nuestros ancestros puede influir en un embarazo. Fechas de nacimiento y fallecimiento, parecidos físicos, profesiones, herencias directas, antepasados claves. Todos estos datos toma esta terapia alternativa, cada vez más presente como recurso para “destrabar” temas puntuales y limitaciones personales

     

    Aunque como todo saber no avalado por la ciencia tiene sus detractores, la estadística casera de temas que se van repitiendo en una familia (con particularidades y detalles que van cambiando, por supuesto) es difícil de explicar desde la teoría, pero bastante contundente en lo real.

    Los miembros de una familia se influyen recíprocamente en su salud y en su conducta.

    Es decir, que todos estamos conectados y vivimos historias paralelas, pero especialmente lo estamos a nuestras familias y a nuestras parejas (familias elegidas).

    ¿Cómo vivieron nuestras madres, abuelas, bisabuelas sus embarazos y maternidades?

    Lo primero que debe hacer quien desea biodescodificar un tema en particular es recabar historias, cuentos, narrativas, fechas. Como un investigador privado, entrevistar, preguntar, revisar documentos, indagar en lo que fue tapado u oculto. ¿Qué puede aparecer, según lo que dice esta perspectiva de trabajo? Antepasadas que han fallecido al dar a luz, bebés que no sobrevivieron o prematuros, abortos, un padre que abandonó a su mujer embarazada y nunca más saben de él, embarazos producto de violaciones, riesgo de vida (por alguna complicación) para las mamás, embarazos no deseados, tristezas o duelos durante la gestación, etc.

    A todos se nos puede ocurrir que en alguna de nuestras ramas, materna o paterna, haya historias como éstas, pero, en algunos casos los traumas son más profundos y dejan secuelas en los descendientes. “Estos programas vienen de historias tan fuertes que, muchas veces, la persona se genera síntomas físicos en su sistema reproductor, que le impiden aun más el embarazo.

    Enfermedades como trombofilia, endometriosis, fibromas, pólipos, miomas y quistes uterinos, de ovarios, trompas tapadas, varicocele, baja calidad de espermas, son algunos de estos ejemplos. También hay personas que tienen este programa de infertilidad encubierto, y se manifiesta a través de que no consiguen pareja. Sus relaciones son casuales, con nadie llegan a formar una unión estable o una familia, o cuando se plantea la posibilidad de ser padres, algo ocurre, y el vínculo se rompe”.

    Cada historia familiar abrirá temas específicos y el terapeuta y consultante podrán revisar juntos esa historia para sacarla a la luz primera- paso importante  y luego reinterpretarla, para soltar las cargas que no son nuestras y seguir la vida, lo más creativa, original y auto-centrada en nuestra misión particular que podamos.

     

    FUENTE:
    https://bit.ly/3lnAgN2

     

    Biodescodificación: Las historias familiares que influyen en el embarazo

    PROYECTO SENTIDO – DESCODIFICACIÓN

    El niño trae la historia inconsciente del sistema familiar, su corazón esta unido a lo que siente su madre, por tanto todo lo que ocurra en la familia afecta al bebé. Desde el vientre materno se empieza a formar su percepción del mundo

    Cuando un niño está en el vientre de su madre, vive los estados emocionales de ella cien por cien. No existe una separación entre el yo de la madre y el yo del niño. La edad cronológica de la formación neurofisiológica del bebé es hasta los tres años aproximadamente hasta entonces el yo del niño es igual al yo de la mamá.

    -Nuestros niños no nos ponen nerviosos, ellos son el espejo en el cual debemos ver nuestro neviosismo. Nuestros niños son el reflejo de la familia.
    -Nuestros niños no se ponen enfermos, los ponemos enfermos, y muchas veces son reparadores de cargas transgeneracionales.

    No se trata de entrar en la culpabilidad, sino de saber y tener conciencia que podemos hacer muchos por nuestros hijos, si queremos que estén sanos, debemos cuidar nuestras emociones y sentimientos. Nuestros hijos son espejos de lo que rodea a la familia. Parece increíble, pero si reflexionamos y tomamos conciencia de que la realidad de todas las cosas es la unidad, comprenderemos que hay una unidad bebé-mamá.

    El bebé siente como propio lo que le sucede a mamá: sus alegrías, sus tristezas, sus preocupaciones, y lo mas importante aquello “no dicho”, lo “no expresado”. A esto le llamamos Proyecto Sentido (PS).
    Muchas enfermedades, se encuentran programadas en esta etapa de la vida.
    A nivel racional es difícil de comprender, pero a nivel inconsciente está claro, el Inconsciente Biológico es inocente, y repite las pautas y programas que se instauran en esta etapa tan crítica y fundamental.

    El PS es una oportunidad de sanar unos errores que, de no somatizarse en lo físico, no tendrían fin. Carl G. Jung nos diría que el hijo muestra la sombra de sus padres y de sus ancestros y que lo hace a través de los síntomas físicos.
    La sombra se refiere a las partes desconocidas de nuestra psique, pero también a las partes desconocidas del mundo espiritual. Cuando el bebé está enfermo está mostrando una parte de la sombra de la madre, luego a medida que va creciendo, va creando otras relaciones o vínculos con el papá, con el hermano, etc.

     

    Cuando se trabaja con el PS, ocurre algo mágico: cuando la madre toma conciencia de todo el problema, el niño presenta una mejoría prácticamente instantánea. Las cosas se resuelven solas, porque nuestro inconsciente lucha por salir y expresarse, y cuando lo hace, desconecta los programas. Nuestro inconsciente quiere emplear toda la energía para vivir, y no para expresar lo “no resuelto” y “lo no dicho”.

    El proyecto sentido es múltiple, y en sus facetas se encuentran muchos de los programas que luego revivimos cuando somos adultos, por una fuerza del inconsciente que está relacionada con la fidelidad familiar. Romper ese lazo o bloqueo se hace imprescindible para poder vivir nuestro proyecto de vida libremente y sin condicionamiento.

     

    FUENTE:
    https://bit.ly/3iOyItk
    Biodescodificación: Las historias familiares que influyen en el embarazo

    BIODESCODIFICACIÓN – GASTRITIS

    Aunque parezca mentira, al momento de ingerir alimentos, creemos que lo único que estamos comiendo es lo que está en nuestro plato y no es así. Estamos ingiriendo nuestras prisas, nuestro estrés, nuestra angustia, nuestras tristezas, nuestras alegrías, nuestras decepciones, nuestros planes para mañana y lo que hicimos hace 30 minutos

    ¿Qué es?:

    La Gastritis es la inflamación de la mucosa gástrica, que se muestra enrojecida, lo que demuestra que se ha presentado una irritación o hemorragias subepiteliales, Puede presentarse en sólo una parte del estómago o en toda la bolsa gástrica. Son varias sus causas que pueden dar origen a la gastritis, entre ellas, los malos hábitos alimenticios, el estrés, el abuso de medicamentos o desórdenes de autoinmunidad.

    La gastritis aguda puede ser provocada por la ingesta continua de anti inflamatorios, alergias alimentarias, abuso de alcohol, sustancias corrosivas o tratamientos de radioterapia.

    El síntoma más común de la gastritis, es el dolor y la sensación de ardor.

    También puede producirla la presencia de la bacteria Helicobacter Pilori, que favorece la aparición de úlceras gastroduodenales y los cánceres gástricos.

    La gastritis crónica puede manifestarse con dolor, aunque a menudo no da síntomas.

    ¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?:

    Vayamos pues al origen de cualquier problema gástrico, porque como ya sabemos en Biodescodificación, nada externo puede enfermarnos.

    Comencemos entonces por analizar la función del estómago, y ésta se resume a: “digerir”.
    No hay más, no existe más.

    Sabemos también, porque lo hemos repetido hasta el cansancio, que el subconsciente humano no sabe diferenciar entre lo real y lo imaginario, por lo tanto y en el caso de la gastritis, no debo revisar mi comida sino que debo analizar qué emoción no he sido capaz de digerir.

    Y claro que deberá ser una emoción que yo ingiero constantemente, porque ya me ha irritado el estómago, ya me ha provocado sangrados y si no reviso mi vida a tiempo, puede ocasionarme una úlcera gástrica y hasta un cáncer. Dependerá de mí y de los cambios que yo haga en mi vida.

    Es una creencia ampliamente utilizada, el creer que los alimentos que ingerimos son lo que provoca la gastritis. Comer grasa, picante, comer mal, etc. Y no es así.
    Lo que determinará mi capacidad para tolerar o no tolerar alimentos, serán SIEMPRE, mis emociones.

    Obviamente si yo estoy convencido de que el picante me hace mal al estómago, el picante hará mal a mi estómago, así que debo comenzar por revisar lo que “yo creo” de los alimentos.

    Una vez descartadas mis falsas creencias con respecto a cierto tipo de alimentos, de la lista de posibles causas de mi gastritis, es hora de buscar las emociones que tengo atrapadas y que me están haciendo daño.

    Otras creencias, que son tomadas como válidas para la presencia de gastritis:

    – No comer a “mis horas”.

    – Comer “de pie”.

    – Comer mal y desbalanceado.

    – Comer en la calle.

    Comer alimentos sucios.

    Y la solución a éstas creencias, es nuevamente, revisarlas. Porque seguramente lo que me molesta, no es que yo “coma a deshoras”, sino que yo no cuento con el tiempo suficiente para poder disfrutar de mis deliciosos alimentos en el tiempo suficiente.

    Si en un día normal de trabajo, yo contara con 3 horas completas para “mi hora de comida”, para poder ir a comer a un lugar pacífico, tranquilo, delicioso, limpio, en donde pudiera platicar con mis amigos de temas divertidos y amenos, yo no tendría gastritis.

    Porque la gastritis, no es el alimento que comes, sino todo lo que “ingieres”

    emocionalmente a la vez que ingieres alimentos:

    – Las prisas por salir corriendo a comer.

    – El encontrar algo que se adapte a tu presupuesto, que te guste y que te atiendan rápido.

    – Que no te caiga pesado para poder seguir trabajando toda la tarde.

    – La posición en la que comes, el lugar, los olores, la gente alrededor.

    – Los ruidos en la calle.

    – La plática con los compañeros, o la soledad si nadie te acompañó.

    Justo esto, es lo que “no digieres”.

    No digieres comer con prisas, no digieres ir a comer sólo, no digieres platicar de trabajo en la hora de comida, no digieres que sean lentos al atenderte, no digieres quedarte encerrado en los vestidores de la oficina a comer tu ensalada en ese molde de plástico, no digieres seguir atendiendo asuntos de trabajo mientras comes, no digieres comer “nervioso”, porque más tarde hay más trabajo todavía, etc.

    Y lo mismo, si no llevas un horario laboral y siempre estás en tu casa. Revisa con quién comes, de qué platican mientras comes, ¿comes estresado?, ¿comes con prisa?, ¿qué escuchas al comer?

    Muchas personas no están conscientes de todo aquello que rodea sus “comidas” (alimentos) y se conforman con revisar los alimentos para determinar lo que les hace daño.

    Revisa, desde hoy, TODO lo que comes a la hora de desayunar, comer o cenar:

    * COMPAÑÍA

    ¿Estoy acompañado?

    ¿Me siento a gusto con la compañía?

    ¿Estoy sólo y lo disfruto?

    ¿Estoy sólo y no me gusta comer sólo?

    * TEMA DE CONVERSACIÓN

    ¿Estoy platicando de un tema agradable?

    ¿Estoy discutiendo asuntos de trabajo?

    ¿Estoy platicando de temas tristes o angustiantes?

    ¿Estoy en silencio y me gustaría platicar con alguien?

    * TIEMPO

    ¿Me siento cómodo con el lapso de tiempo con el que cuento para comer?

    ¿Me preocupa el hecho de comer con prisa?

    ¿Me estresa el comer corriendo?

    ¿Me molesta no tener más minutos para comer en paz?

    *SONIDOS

    ¿Estoy consciente del ruido a mi alrededor a la hora de comer?

    ¿Escucho gritos, gente molesta, coches, la televisión, la radio?

    ¿Escucho bromas y comentarios agradables al comer?

    ¿Escucho niños peleando y gritando o llorando?

    *LUGAR

    ¿Estoy comiendo en un lugar tranquilo y agradable?

    ¿Estoy comiendo de pie, en un lugar sucio?

    ¿Estoy comiendo en mi auto mientras estoy atascado en el tráfico?

    ¿Estoy comiendo en un lugar oscuro, sin ventilación?

    Y es que aunque parezca mentira, al momento de ingerir alimentos, creemos que lo único que estamos comiendo es lo que está en nuestro plato y no es así. Estamos ingiriendo nuestras prisas, nuestro estrés, nuestra angustia, nuestras tristezas, nuestras alegrías, nuestras decepciones, nuestros planes para mañana y lo que hicimos hace 30 minutos.

    Por lo tanto, la clave básica, para terminar con la gastritis, es revisar TODO mi territorio, todo lo que me rodea al ingerir alimentos, todo lo que vivo día con día y que no “digiero”.

    Porque algo es seguro: Para que yo ya tenga gastritis, es que eso que he estado comiendo, ya tiene por lo menos 2 semanas de estar ocurriendo y “no lo digiero”.

     

     

     

    Fuente: 
    https://url2.cl/w1U5f

     

     

     

    BIODESCODIFICACIÓN – ÁCIDO URICO

    BIODESCODIFICACIÓN – ÁCIDO URICO

     

    Realmente las emociones inconscientes que pueden detonar un elevado nivel de ácido úrico, pueden ser, variadas, pero tienen todas ellas un denominador común, y éste es el sentirse todo el tiempo, como si necesitáramos si bien variadas, con un denominador común, y éste es el hecho de sentirse todo el tiempo: desvalorizado

    ¿Qué es?

    El ácido úrico es un compuesto orgánico de carbono, nitrógeno, oxígeno e hidrógeno.
    Es un producto de desecho del metabolismo de nitrógeno en el cuerpo humano (el producto de desecho principal es la urea), y se encuentra en la orina en pequeñas cantidades.
    En algunos animales, como aves, reptiles y muchos artrópodos, es el principal producto de desecho, y se expulsa con las heces; los animales que excretan mayoritariamente ácido úrico se denominan uricotélicos. El alto contenido de nitrógeno del ácido úrico es la razón por la que el guano es tan valioso como fertilizante en la agricultura.
    En la sangre humana, la concentración de ácido úrico en hombres es de 3,6 – 6,8 mg/dl para las mujeres de 2,5-6,8mg/dL, aunque se pueden encontrar niveles más bajos en los vegetarianos.
    La gota en el ser humano está asociada con niveles anormales de ácido úrico en el sistema.
    La saturación de ácido úrico en la sangre humana puede dar lugar a un tipo de cálculos renales (nefrolitiasis) cuando el ácido cristaliza en el riñón. Un porcentaje considerable de enfermos de gota llegan a tener cálculos renales de tipo úrico.
    El aumento de los niveles de ácido úrico en la sangre no solo puede estar relacionado con la gota, sino que puede ser simplemente una hiperuricemia, que presenta algunos de los síntomas anteriores o puede ser asintomática. Sin embargo, cuanto mayor es el aumento de ácido úrico en sangre mayores son las posibilidades de padecer afecciones renales, artríticas, etc.
    El ácido úrico se mantiene en la sangre en forma de sal soluble, y es sólo, si su cantidad aumenta, que se produce saturación y se vuelve insoluble pudiendo precipitarse, especialmente a nivel articular. Eso puede producir crisis de gota.

    ¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?

    Tener un nivel alto de ácido úrico, se conoce comúnmente como Hiperuricemia y podríamos definirlo en Biodescodificación como “El dominante dominado”.
    Realmente las emociones inconscientes que pueden detonar un elevado nivel de ácido úrico, pueden ser, variadas, pero tienen todas ellas un denominador común, y éste es el sentirse todo el tiempo, como si necesitáramos si bien variadas, con un denominador común, y éste es el hecho de sentirse todo el tiempo: desvalorizado.

    Sintomas

    Para que yo presente síntomas de Hiperuricemia, necesariamente tuve que haber vivido o estar viviendo, una historia parecida a las que siguen:
    • Siento que no pertenezco aquí, no me siento en casa, no me hallo.
    • Este lugar no es apto para mí, no es lo quisiera para mí, no me siento reconocido, no pertenezco.
    •  Siento que no valgo nada.
    •  Siento que me desmorono, siento que mi vida se desmorona.
    •  Siento que mi negocio se desmorona
    •  Siento que mi relación se desmorona
    •  Me hicieron a un lado, me ignoran, nunca perteneceré o volveré a pertenecer
    •  Mis padres, mi hermano, mis amigos, me echaron.
    • Por más que lo intento, no logro recuperar lo que gasté, no logro ahorrar
    • Me falta liquidez, nunca tengo lo suficiente
    • Me negaron el préstamo
    • Tal vez me liquiden en el trabajo

    Si mi ácido úrico aparece como gota en mi dedo gordo:

    Historias anteriores pero en relación con mi madre.

    Si mi ácido úrico aparece como gota en mi pie:

    Historias anteriores pero en relación con actividades deportivas, estudiantiles, profesionales o laborales.

    Si mi ácido úrico aparece en el riñón:

    Historias anteriores pero sólo en el sentir económico.

    ¿Cómo libero esa emoción biológica?

    Hay muchas personas trabajadoras, responsables, que podríamos pensar que tienen su vida resuelta y de la manera correcta, pero deberemos recordar que nuestros síntomas son única y exclusivamente responsabilidad de nuestro “inconsciente” biológico.
    Por lo tanto, es realmente necesario, hacer una introspección profunda y analizar si realmente estamos viviendo lo que nos gusta vivir, si realmente estamos felices con lo que hacemos y obtenemos, si realmente nuestra relación con los demás está en equilibrio y es saludable, porque sólo así, podremos determinar si ese incremento en nuestro ácido úrico es consecuencia de nuestro carácter, miedos y circunstancias, o es nuestro árbol el responsable.

    Conclusión

    Si luego de un análisis profundo llegamos a la conclusión de que no somos nosotros los causantes de nuestros síntomas, deberemos analizar nuestro Transgeneracional y buscar todas éstas historias en nuestros dobles, para luego, pasar a nuestro Proyecto Sentido y tratar de ubicar en qué momento nuestros padres nos programaron para ser vulnerables a todas éstas circunstancias.
    Una vez determinados los responsables de nuestra Hiperuricemia lo mejor es redactar una carta de duelo, en donde en verdad expresemos nuestro dolor, nuestra frustración por estar enfermos, nuestros miedos, nuestra realidad, para con dicha carta, liberar todas esas emociones inconscientes ocultas, que nuestra mente trae arrastrando filogenéticamente.
    FUENTE: https:/bit.ly/2OsEd3J
    No hemos podido validar su suscripción.
    Se ha realizado tu suscripción.
    ¡Hoy se parte de nuestra comunidad!
    Suscríbete a nuestro newsletter para recibir nuestras novedades.

    Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso

    Biodescodificación: Las historias familiares que influyen en el embarazo

    IRA-REACCIÓN EMOCIONAL

    La ira puede ser una reacción normal ante ciertas circunstancias, pero cuando se intensifica y se hace permanente o muy frecuente apunta a problemas más graves

     

    Los problemas de ira pueden producir enfermedades a nivel físico y mental, por eso si sufres episodios de ira constantemente, y te lo señalan otras personas o sientes que siempre estás molesto, busca ayuda profesional para superar los problemas de ira.

    Síntomas de problema de ira 

    Para reconocer cuándo la ira es más que un enfado, necesitas tener en cuenta una serie de síntomas que señalan que tienes problemas de ira que podrían traerte graves consecuencias, como dificultades para relacionarte con otros, e incluso problemas de salud física.

    • Uno de los síntomas es que se incrementa la temperatura del cuerpo, entonces comienzas a experimentar una calentura que se siente en la parte de arriba del pecho.
    • La temperatura también aumenta en tu rostro. Este es un síntoma que también se asocia a la ansiedad, de manera que debes tener en cuenta otros síntomas.
    • También se acelera el corazón, y se sube la tensión arterial, lo que indica que el ataque de ira es intenso.
    • Los músculos del cuerpo se tensan, el grado de tensión y la zona del cuerpo que sufre esta anomalía pueden variar, puede ocurrir en las piernas, mandíbula, manos y zona alta del cuello.
    • Cuando la tensión muscular se extiende por mucho tiempo, sufres temblores. De igual forma, cuando sufres problemas de ira la respiración se agita y puedes hiperventilar.
    • El ritmo de la respiración también se acelera, debido al exceso de oxígeno en los pulmones, provocando sensación de ahogo y mareo.

    Otro síntoma característico de los problemas de ira es un malestar gastrointestinal, debido a que el sistema digestivo se paraliza por no ser prioritario en ese momento.

    Cuando los problemas de ira son graves, se manifiestan otros síntomas físicos como:

    • Diarrea
    • Náuseas
    • Estreñimiento
    • Vómitos
    • Gases

     

    Notarás que tu voz se altera y tus ojos se dilatan.

     

    Lo que causa el enojo en el organismo

    La ira o la agresividad en una persona repercute directamente en el funcionamiento de su corazón, por eso también se considera que el estrés está fuertemente ligado a enfermedades cardiovasculares.

    Estos son algunos de los efectos del enojo en nuestro organismo:

    • Aumenta la presión sanguínea, lo que con el tiempo puede provocar un deterioro en las arterias
    • Se eleva el pulso cardiaco y se genera taquicardia
    • Aumenta la producción de sustancias químicas como la adrenalina, lo que altera el equilibrio natural del cuerpo
    • Se desequilibra el sistema inmunológico
    • Se provocan contracturas, dolores musculares y jaquecas
    • Se acelera la respiración, provocando que el corazón bombee con más intensidad
    • Aumenta el riesgo de padecer algunas enfermedades como gastritis, colitis y dermatitis

     

    Cómo controlar la ira y cuidar la salud física y mental

    El enojo es una reacción normal y defensiva del ser humano, que muchas veces no permite ver con claridad la realidad del problema, impidiendo que se pueda solucionar con facilidad. Sin embargo, hay ciertas técnicas que pueden ayudar a controlar de mejor forma las emociones y a enfrentar los momentos difíciles con más calma.

    • Tómate un tiempo para responder:

    Siempre piensa antes de hablar y no actúes en forma instintiva. Si es necesario, retírate del lugar del problema, tómate un tiempo, respira profundo, recupera la tranquilidad y vuelve a enfrentar la situación.

    • Recurre a técnicas de relajación:

    Respirar consciente y profundamente permite que relajes los músculos y te sientas más calmado. También es útil repetir frases positivas que ayuden a cambiar la actitud frente al problema.

    • Haz ejercicio:

    Los momentos de mucho enojo pueden ser beneficiosos si recurrimos al deporte. Algunas personas cuando están enojadas salen a practicar ejercicios para sentirse mejor. La liberación de endorfinas y la distracción de la actividad permite visualizar todo con mayor claridad y desde otra perspectiva.

    • Usa el humor para aliviar la tensión:

    Recurrir al sentido del humor no es sinónimo de mirar con superficialidad los problemas, sino que es un método eficaz para aceptar con naturalidad lo que ocurre.

    • Aprende a identificar lo que te enoja:

    Parte del autoconocimiento es tener claridad sobre las situaciones que provocan enojo o mucha ira. Si tienes claridad sobre esto, sabrás cómo reaccionar de mejor forma al enfrentar una situación similar a futuro.

     

    • Habla con un amigo comprensivo:

    Compartir y expresar las propias frustraciones puede ayudar a desactivar la ira. Sin embargo, es importante tener claro que nadie puede cambiar las emociones de otro. Ese es un trabajo íntimo y personal.

    • Aprende a perdonar:

    Reconocer y aceptar que no todos piensan y actúan igual es una forma efectiva de evitar ataques de enojo. La empatía y la voluntad de entender por qué una persona actuó de un modo u otro permite eliminar el enojo y ceder el perdón.

     

     

    «Las cosas pequeñas afectan a las mentes pequeñas»

    BENJAMIN DISRAELI

     

     

    FUENTES:
    https://bit.ly/3fidh2A
    https://bit.ly/31VfZqM
    × ¿Cómo puedo ayudarte?